*

X

Este es el indicador que más se relaciona con tener un cerebro sano

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/19/2018

Esta puede ser una forma de saber si tienes un cerebro sano

La capacidad de nuestro cerebro de procesar información, tomar decisiones, recordar cosas y demás, es uno de los aspectos fundamentales que permiten a una persona funcionar de manera eficiente en el mundo. Es por ello que, con la edad, uno de los grandes temores de las personas es la pérdida de su poder mental, el cual se asocia comúnmente con el envejecimiento. 

Sin embargo, mucha gente alcanza a tener 70, 80 años y más, aún en plena facultad de sus capacidades. En un estudio reciente, publicado en Frontiers in Aging Neuroscience, se escaneó el cerebro de individuos de entre 59 y 84 años y se descubrió que aquellos que reportaron sentir una edad subjetiva menor a la edad física mostraron tener más materia gris en ciertas áreas críticas del cerebro. Asimismo, se desempeñaron mejor en pruebas de memoria y reportaron menos síntomas de depresión. 

Existen dos posibilidades que no pueden descartarse. La primera, la más obvia, es que las personas intuitivamente pueden sentir cómo envejece su cerebro. Quienes contestaron que tenían menos años (subjetivos), tenían una noción acertada de la edad de su cerebro. Por otro lado, también es posible que el hecho de sentirse jóvenes crea una actitud positiva que contribuye a la salud del cerebro. Por ejemplo, quien se siente joven suele intentar cosas nuevas y se mantiene aprendiendo y ejercitando su cerebro, lo cual obviamente favorece la salud física del mismo. Es probable que haya una mezcla de ambos aspectos y que, además, una actitud positiva pueda influir en la salud general del cerebro.

De cualquier manera, lo interesante y útil del estudio tiene que ver más con el hecho de que si alguien se siente más viejo de lo que es, esto es una importante señal, como dice uno de los autores de la investigación, para que evalúe su estilo de vida y busque realizar actividades que contribuyan a la salud cerebral, como hacer ejercicio físico, aprender un idioma, meditar, etcétera.

Te podría interesar:

Por primera vez en la historia científico logra transferir memoria de un caracol a otro

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/19/2018

Esto podría tener aplicaciones para tratar trauma o enfermedades neurodegenerativas inyectando memorias a través del RNA

Pocas cosas son más dignas del imaginario de la ciencia ficción especulativa que la transferencia de memorias. Hemos visto numerosas novelas y películas que juegan con esta idea, la cual al fina de cuentas, supone un cambio de identidad, ya que somos fundamentalmente nuestra memoria, incluso algunas filosofías como la budistas sugieren que el yo no tiene existencia intrínseca, surge a partir de una colección de memorias. 

Salvando la brecha entre la ficción y la ciencia, el neurobiólogo David Glanzam parece haber logrado transferir memorias entre caracoles, vía inyecciones de RNA. Lo trascendente de esto es que parece modificar notablemente el entendimiento que tiene la ciencia sobre como se guarda la memoria. Comúnmente se cree que la memoria se almacena en las sinapsis, en las conexiones entre las neuronas, pero Glanzman sostiene que el RNA -el mensajero celular- es la clave en el almacenamiento de la memoria. Glanzman administró shocks eléctricos a un tipo de caracol marino llamado Aplysia californica. Los caracoles reaccionaron a estos estímulos con reflejos de defensa por unos 50 segundos. En cambio caracoles que no recibieron shocks, reaccionaron a un contacto leve con una respuesta de defensa de apenas un segundo. Luego Glanzman tomó RNA del sistema nervioso de los caracoles shockeados y lo inyectó a otros caracoles. Cuando se les tocaba levemente estos caracoles exhibían la misma reacción dramática -en este caso de 40 segundos- que habían exhibido los caracoles que recibieron los shocks. Además Glanzman inyectó el RNA eléctricamente excitado a las neuronas sensoriales de los Aplysia en un plato de Petri, lo cual aumentó la excitabilidad de las neuronas.

Glanzamn cree que en un futuro esta técnica podría usarse para disminuir los efectos del trauma o de enfermedades como el Alzheimer. Ciertamente, de confirmarse, y teniendo en cuenta que la memoria humana debe de ser mucho más compleja, esto abre un campo de fascinantes posibilidades. Otros científicos no están del todo convencidos y creen que lo que se transfiere no es la memoria per se sino una especie de reverberación de una respuesta conductual básica. Más que transferir la memoria, según el profesor Tomas Ryan, se hace una activación del comportamiento base que es el retraerse ante un estímulo, vía la inyección.