*

X

¿Por qué los incompetentes se creen "sabelotodos" (o sobre el efecto Dunning-Kruger)?

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/03/2018

De acuerdo con Dunning y Kruger, este fallo en la percepción puede deberse a que las herramientas necesarias para ser competente en una actividad son las mismas que permiten evaluar correctamente el propio desempeño

¿Por qué hay gente incompetente que se cree experta en todo y superior a los demás? Esas personas que pueden llegar a ser incómodas a la hora de opinar acerca de cómo realizar cualquier actividad, llevar un estilo de vida en específico o cualquier toma de decisión. Esas personas suelen padecer del efecto Dunning-Kruger.

La observación de este fenómeno empezó cuando en 1995, McArthur Wheeler, un asaltabancos robusto de 1,70m de altura y 130kg, decidió ejercer su oficio a plena luz del día y sin ninguna máscara que pudiese ocultar su identidad. Como era de esperarse, fue arrestado 1 hora después, y en el interrogatorio Wheeler confesó que confiaba en que aplicar jugo de limón sobre su rostro lo volvería invisible ante las cámaras de seguridad. La idea vino después de que dos de sus amigos le sugirieran esta alternativa, él lo probó y se tomó una fotografía en donde no apareció dentro del recuadro. En su lógica, el efecto en su rostro era similar al de “la tinta invisible” hecha con jugo de limón.

David Dunning y Justin Kruger, psicólogos sociales, leyeron esta noticia e intrigados por la incompetencia o incredulidad de Wheeler, decidieron investigar al respecto. Guiaron su estudio preguntándose si sería posible que la incompetencia de uno pudiese cegar al grado de ser capaz de ignorar a la incompetencia misma. El experimento se llevó a cabo a lo largo de cuatro estudios distintos con estudiantes de psicología de la Universidad Cornell, enfocándose en las áreas de humor –habilidad para reconocer lo gracioso–, gramática y razonamiento lógico. Se le preguntó a cada participante cómo estimaba su competencia en cada uno de esos campos, y se les sometió a un test para comprobar su competencia real. Los resultados se compararon, y se encontró una correlación interesante: en cuanto más incompetente era la persona, menos notaba su incompetencia; y mientras más competente era, menos valoraba su competencia.

Bajo el nombre de Unskilled and Unaware of it: How Difficulties in Recognizing One’s Own Incompetence Lead to Inflated Self-Assessments (1991), los autores publicaron sus conclusiones básicas. Los individuos incompetentes son:

  1. Incapaces de reconocer su propia incompetencia.
  2. Incapaces de reconocer las genuinas habilidades del resto.
  3. Incapaces de reconocer hasta qué extremo son incompetentes en el tema.
  4. Si se les entrena para mejorar sus habilidades, pueden reconocer y aceptar su falta de habilidades previa.

De acuerdo con Dunning y Kruger, este fallo en la percepción puede deberse a que las herramientas necesarias para ser competente en una actividad son las mismas que permiten evaluar correctamente el propio desempeño. Otro factor que puede estar influyendo en la presencia del efecto Dunning-Kruger, provocando que un individuo se califique como mejor que los demás, son las áreas; es decir, las personas suelen considerarse más hábiles en temas de la salud, conocimiento y prácticas sobre liderazgo, ética, razonamiento lógico, matemáticas, gramática, conocimiento financiero, inteligencia emocional y ajedrez.

Debido a que todos tenemos áreas de incompetencia, los expertos explican que todo ser humano corre el riesgo de sufrir los efectos de este síndrome. Sin embargo, no se trata de una cuestión del ego cegándonos ante nuestras debilidades, pues los individuos realmente pueden admitir sus déficits una vez que los han identificado y mejorar después de tener el entrenamiento adecuado. Se trata del fenómeno de que el ser humano tiene una autopercepción imprecisa: cuando las personas son incompetentes, no pueden ver sus propios errores; cuando son  excepcionalmente competentes, no perciben cuán inusuales son sus habilidades.

Para evitar ser víctima de este efecto perceptual Dunning y Kruger recomendaron, primero, pedir retroalimentación de otros –que sean realmente competentes en esa actividad en particular–, y segundo, seguir aprendiendo, para así tener identificados los propios déficits y mejorarlos, si es eso lo que se desea.

 

Te podría interesar:

Muere Miguel Sánchez Navarro Redo, explorador del "México desconocido"

Sociedad

Por: pijamasurf - 03/03/2018

Sánchez Navarro Redo fue un importante editor, explorador y promotor en general de la cultura y la natura mexicanas

El pasado 4 de febrero del 2018 en Los Cabos, Baja California Sur, murió el editor, explorador, líder del movimiento ambientalista mexicano y padre de familia Miguel Sánchez Navarro Redo. El filántropo y explorador mexicano realizó importantes labores para la preservación de la naturaleza y la difusión cultural en México a través de la organización civil Pronatura y la editorial México Desconocido, entre otras organizaciones y empresas. 

Sánchez Navarro Redo se desempeñó como presidente y editor de México Desconocido, revista que fuera fundada por el multipremiado periodista y explorador Harry Möller en 1977. Por su labor con esta publicación y la editorial del mismo nombre recibió en el año 2003 el premio Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial. La labor de México Desconocido fue única, ya que en su momento llego a ser mucho más que una revista de turismo o de viajes: se convirtió en una publicación de historia, arte, ecología, biología, antropología y en general de divulgación de lo mejor que tenía México. La revista fue, bajo su dirección, una continuación de una profunda tradición de exploradores mexicanos y extranjeros que históricamente han ayudado a preservar la belleza y la diversidad de la cultura y los recursos naturales del país a través del conocimiento y el respeto de las tradiciones y el medio ambiente. Científicos, académicos, fotógrafos y periodistas trabajaron, en ocasiones en conjunto con instituciones gubernamentales y educativas, para dar a conocer ese "México desconocido", creando un importante archivo fotográfico e historiográfico y produciendo diferentes recursos para informar, educar y preservar lugares, tradiciones y especies de flora y fauna. La editorial además editó cientos de libros especializados, produjo una serie de televisión con el nombre La aventura de México Desconocido y varias piezas documentales. 

Miguel Sánchez Navarro Redo también fue reconocido por su labor por la restauración y la preservación del patrimonio natural de México, desempeñándose como presidente del consejo directivo de Pronatura México, una organización que actualmente lleva a cabo una importante labor conservacionista y en favor de la sustentabilidad ambiental.

Dos de su principales amores fueron sin duda los libros y el mar, encabezando él mismo exploraciones en los mares y océanos de las costas mexicanas (aunque también en las profundidades de la selva). Existe una clara coincidencia entre los libros y los mares, que son justamente aquellos elementos por excelencia que tiene el ser humano para aventurarse y conocer lo desconocido. La familia y amigos de Sánchez Navarro Redo lo recuerdan con cariño en su postrera aventura a lo desconocido. En palabras de su amigo y colega Hans Hermann:

Don Miguel Sánchez Navarro Redo explorador, conservacionista, filantrópo, patrón de las artes, esposo, padre y amigo -- el día de ayer falleció uno de las más grandes figuras de México y del movimiento ambientalista y de conservación, quien unió a todas las Pronaturas de México  para constituirse en una sola familia, a lo que él orgullosamente llamaba "El Sistema Pronatura".

Hace 35 años empezaron mis aventuras con Miguel, el proyecto y sueño era Pronatura, viajábamos saltando de ciudad a ciudad y de país a país como verdaderos vendedores de ilusiones, promoviendo la riqueza y maravillas naturales de México y el gran futuro de este país y su gente. Miguel estaba enamorado de la península de Baja California y del mar de Cortés, fue ahí donde vivimos muchas de nuestras aventuras -- desde el hundimiento de barcos para formar arrecifes artificiales, hasta nuestro último viaje a Cabo Pulmo y a la isla Espíritu Santo para promover la protección efectiva de la isla. Cada viaje juntos era como abrir un libro lleno de sorpresas, de cada encuentro aprendía con sus enseñanzas y con su ejemplo.

Miguel ha influido en toda una generación de líderes de conservación, deja un gran legado en su extraordinaria familia, en México, en Pronatura, y en todos los que tuvimos la oportunidad de ser sus amigos y trabajar con él. Ayer falleció mi Jefe, mi gran amigo y mi hermano -- siento un profundo vacío, que habrá que llenar día a día trabajando con la misma generosidad y pasión que nos dejó como ejemplo.

Descanse en Paz mi querido Miguel Sánchez Navarro Redo.