*

X

Preciosas (¿o terroríficas?) ilustraciones del infierno en el arte japonés (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 02/12/2018

Bellos pero tortuosos infiernos budistas

Se dice que lo mejor de la Divina comedia de Dante es el infierno, y es que a veces el infierno tiene sustancia y es más interesante, aunque esto pueda ser nuestra perdición. Estas imágenes están en ese mismo tenor; aunque sangrientas y terroríficas, tienen una gran belleza y es difícil de dejar de verlas.

Las imágenes aquí muestran las narakas, algo así como los purgatorios budistas, que aparecen en el libro Hell in Japanese Art -de los investigadores Kajitani Ryoji y Nishida Naoki-, un libro recientemente editado que se ve precioso. En el budismo existen detalladas descripciones de los diferentes infiernos en los que puede recaer una persona. Son infiernos que, aunque tortuosos, no son eternos (de allí que a veces se prefiera llamarlos purgatorios) y son directamente proporcionales a los actos que se han realizado antes. Una vez que se extingue ese karma, la conciencia transmigra a otro reino de existencia.

 

 

 

Te podría interesar:

65 horas de Miles Davis, el músico que cambió la historia del jazz (PLAYLIST)

Arte

Por: pijamasurf - 02/12/2018

Una playlist para seguir la evolución del talento de Davis

Miles Davis dijo alguna vez de sí mismo que, a lo largo de su trayectoria, había cambiado la música unas cinco o seis veces. 

La idea puede sonar exagerada, pero en el fondo no es del todo imprecisa. De todos los grandes músicos que han tramado la historia del jazz, Davis es quizá uno de los pocos que pueden encontrarse siempre entre las primeras filas de todas las variantes que ha tenido el género a lo largo de su historia, siendo él mismo, en no pocas ocasiones, quien se encargó de abrir nuevas sendas, nuevas formas de experimentar y nuevas expresiones para el género.

Del bebop en el que se formó –en la legendaria banda de Charlie Parker– al cool jazz, el hard bop y las exploraciones vanguardistas de los años 70, Davis escribió con su creatividad algunos de los capítulos más singulares en el desarrollo del jazz, arriesgándose hacia zonas que otros, por temor o por otras razones, no quisieron conocer.

En la playlist que ahora compartimos se compila toda la discografía de Miles Davis (con excepción de los álbumes que grabó cuando aún formaba parte del grupo de Charlie Parker). Se trata de 65 horas de genialidad pura, progresiva, admirable, que además, por seguir el orden cronológico de los álbumes, nos ofrece la circunstancia siempre especial de poder seguir la evolución de un talento, sus transformaciones sucesivas y sus giros inesperados.

“No temas a los errores: no existen”, dijo alguna vez Davis, y esas pocas palabras explican la razón de su genio.

 

También en Pijama Surf: La playlist de jazz de Haruki Murakami