*

X

La conciencia humana se rige por un principio que explica el universo entero, científicos confirman

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/05/2018

Los físicos se han cuestionado la siguiente posibilidad: desde que el Big Bang ocurrió, el universo se encuentra en un estado de baja entropía y conforme continúa expandiéndose gradualmente, se convierte en un sistema de entropía alto

Cuando se habla en términos del bienestar emocional, retomar el concepto de unicidad con el universo permite establecer un vínculo de apoyo con el cosmos y una oleada de alivio ante la incertidumbre. Sin embargo, pese a las pequeñas pruebas de perfeccionismo natural, la ciencia nunca había podido comprobar la unicidad entre el humano y el universo… Hasta ahora.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Physical Review E y realizado por un equipo de investigadores de Francia y Canadá, nuestro cerebro produce el estado de conciencia como un efecto secundario de una entropía en crecimiento, "un proceso que se ha ido produciendo a lo largo del universo desde el Big Bang". Es decir que nuestro cerebro ocupa una propiedad termodinámica para crear la conciencia, mediante el nivel de desorden o actividad en el sistema que progresa del orden al desorden.

Los científicos explican en el artículo que la segunda ley de la termodinámica puede permanecer constante o incrementarse dentro de un sistema cerrado; no obstante, un sistema no puede moverse desde una entropía alta hacia una baja sin la interferencia del exterior. Por ejemplo, un cubo de hielo derritiéndose: el cubo se encuentra en un estado de entropía baja, pero conforme se  derrite, el desorden crece y la entorna crece. Una vez habiendo aclarado las dudas sobre este principio de la termodinámica, el artículo continúa con una interesante hipótesis: ¿y si el universo mismo se encontrara en un estado constante de entropía creciente?

Los físicos se han cuestionado esta posibilidad: desde que el Big Bang ocurrió, el universo se encuentra en un estado de baja entropía y conforme continúa expandiéndose gradualmente, se convierte en un sistema de entropía alto. Y según las investigaciones el cerebro del ser humano puede realizar el mismo fenómeno, dando como resultado y efecto secundario la conciencia.

Para llegar a esta conclusión, los encargados de la investigación analizaron la estructura y actividad del cerebro cuando se encuentra consciente e inconsciente. Es decir, diseñaron una serie de modelos que enfatizaban las redes neuronales en los cerebros de nueve participantes –de los cuales, siete se encuentran diagnosticados con epilepsias–. Con este diseño, observaron la conducta de las neuronas: ¿oscilaban al pasar de una fase a otra?, ¿existía la diferencia entre pacientes despiertos, dormidos o con epilepsia? De ser así, entonces eso significaría que las células del cerebro se encuentras todas interconectadas.

Los resultados fueron sorprendentes: los cerebros de los participantes marcaron un mayor nivel de entropía durante la vigilia –o conciencia–. En palabras del artículo, “Encontramos sorprendentemente un resultado simple: los estados de vigilia normales se caracterizan por una increíble cantidad múltiples de configuraciones de interacciones entre las conexiones cerebrales, lo cual representa un alto valor en la actividad entrópica”. Esto signigica que el estado de conciencia comparte el mismo principio que el universo, el de un sistema que al trabajar maximiza el intercambio de información dando como resultado un incremento entrópico.

En verdad, como concluyen los científicos, es un tema apasionante; sin embargo, aún hay mucho por investigar al respecto. Se trata de un área a explorar, en donde existe un potencial vínculo entre la conciencia humana y la entropía como dos fenómenos conclusivos y realmente trascendentales.

 

Te podría interesar:

Una estrella falsa en el cielo: disco ball se convertirá en el objeto más brillante del firmamento

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/05/2018

Una disco ball orbitará la Tierra reflejando la luz como si fuera un nuevo astro, algo que se ha ganado el enojo de los astrónomos que estudian astros reales

La semana pasada la compañía de exploración espacial de Nueva Zelanda, Rocket Lab, lanzó un cohete al espacio, en el cual iba la "Humanity Star", una disco ball gigante hecha de fibra de carbono con 65 paneles reflejantes.

Según la compañía, esta esfera reflejará la luz del Sol y podrá ser visible desde cualquier punto del orbe; incluso sería, durante 9 meses, antes de que regrese a la atmósfera, el objeto más brillante del cielo nocturno. El fundador, Peter Beck, dice que la idea tiene que ver con un recordatorio de la fragilidad de la existencia (aunque no explica bien por qué) y con proveer una experiencia compartida para todos en el planeta: ver una estrella nueva -una estrella falsa-.

El lanzamiento, sin embargo, no fue visto con el mismo entusiasmo por varios astrónomos, que se muestran consternados y ven en esto una peligrosa invasión. Para los astrónomos la contaminación lumínica es un problema muy serio, y aunque este pequeño objeto no significa algo tan grave, es un heraldo de lo que podría pasar en el futuro, cuando el espacio se comercialice y se llene empresas que pueden obstruir su trabajo. Los astrónomos ven esto como un grafiti espacial que contamina el espacio celeste en el cual estudian los misterios del universo.

"Muchos de nosotros no pensaríamos que es lindo si yo colocara un estrobo gigante sobre un oso polar, o inscribiera mi logo personal en la cima del Everest", dijo el astrobiólogo Caleb Scharf.

¿Estrellas falsas en el cielo para acompañar el mundo de las fake news?¿Quizás para realizar cirugías astrológicas y cambiar de signo?