*

X

Estas imágenes de Roma bajo la nieve nos recuerdan por qué es ‘la ciudad eterna’

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/27/2018

Una nevada inusual en Roma la convierte, bajo otra perspectiva, en una ciudad eterna

El invierno en Europa está llegando a su fin, pero pareciera que quiere hacer una salida verdaderamente memorable, pues gracias a una corriente boreal procedente de Siberia, una buena parte del continente e incluso las islas británicas enfrentan los días y las noches más gélidos de la estación.

Piazza del Popolo (Remo Casilli/Reuters)

Entre otros efectos, esta ola de frío hizo que nevara en Roma, algo que no sucedía al menos desde hace 6 años y, antes de esto, desde hace 33 años. Las nevadas no son comunes en la capital italiana, por causa de su situación geográfica; de ahí que, cuando ocurren, sean un evento que se recibe con asombro y curiosidad.

 

 

Vista de Roma desde la colina Gianicolo (EPA/Ettore Ferrari)

 

Scalinata di Trinità dei Monti (Reuters/Alessandro Bianchi)

 

Fori Imperiali (EPA/Angelo Carconi)

Y no es sólo que la situación sea inusitada, es también que la nieve da otro sentido a ese sobrenombre que se le ha dado a Roma debido a toda la historia que se acumula entre sus calles, sus edificios y sus monumentos. 

El Coliseo visto con un lente "ojo de pez" (REUTERS/Alberto Lingria)

 

Circus Maximus (Reuters/Yara Nardi)

 

Fontana di Trevi (Reuters/Remo Casilli)

Bajo este manto, la llamada “ciudad eterna” se presenta a nuestros ojos como una gota de tiempo cristalizada, como esos mundos en miniatura que se construyen al interior de esferas de cristal, en donde nada cambia nunca y sin embargo, poblados por nuestra imaginación, son el escenario de las fantasías más improbables. 

 

El Coliseo (Angelo Carconi/EPA)

 

Castel Sant'Angelo (Alessandro Di Meo/EPA)

 

La estatua de San Pedro, en la plaza homónima de El Vaticano (REUTERS/Max Rossi)

 

Plaza de San Pedro, El Vaticano (REUTERS/Max Rossi)

 

La estatua ecuestre de Marco Aurelio en la Piazza del Campidoglio (REUTERS/Remo Casilli)

 

Imagen de portada: Alessandro Serrano (Rex/Shutterstock)

También en Pijama Surf: El hermoso e imposible diseño de los copos de nieve (FOTOS)

Te podría interesar:

Muere Miguel Sánchez Navarro Redo, explorador del "México desconocido"

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/27/2018

Sánchez Navarro Redo fue un importante editor, explorador y promotor en general de la cultura y la natura mexicanas

El pasado 4 de febrero del 2018 en Los Cabos, Baja California Sur, murió el editor, explorador, líder del movimiento ambientalista mexicano y padre de familia Miguel Sánchez Navarro Redo. El filántropo y explorador mexicano realizó importantes labores para la preservación de la naturaleza y la difusión cultural en México a través de la organización civil Pronatura y la editorial México Desconocido, entre otras organizaciones y empresas. 

Sánchez Navarro Redo se desempeñó como presidente y editor de México Desconocido, revista que fuera fundada por el multipremiado periodista y explorador Harry Möller en 1977. Por su labor con esta publicación y la editorial del mismo nombre recibió en el año 2003 el premio Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial. La labor de México Desconocido fue única, ya que en su momento llego a ser mucho más que una revista de turismo o de viajes: se convirtió en una publicación de historia, arte, ecología, biología, antropología y en general de divulgación de lo mejor que tenía México. La revista fue, bajo su dirección, una continuación de una profunda tradición de exploradores mexicanos y extranjeros que históricamente han ayudado a preservar la belleza y la diversidad de la cultura y los recursos naturales del país a través del conocimiento y el respeto de las tradiciones y el medio ambiente. Científicos, académicos, fotógrafos y periodistas trabajaron, en ocasiones en conjunto con instituciones gubernamentales y educativas, para dar a conocer ese "México desconocido", creando un importante archivo fotográfico e historiográfico y produciendo diferentes recursos para informar, educar y preservar lugares, tradiciones y especies de flora y fauna. La editorial además editó cientos de libros especializados, produjo una serie de televisión con el nombre La aventura de México Desconocido y varias piezas documentales. 

Miguel Sánchez Navarro Redo también fue reconocido por su labor por la restauración y la preservación del patrimonio natural de México, desempeñándose como presidente del consejo directivo de Pronatura México, una organización que actualmente lleva a cabo una importante labor conservacionista y en favor de la sustentabilidad ambiental.

Dos de su principales amores fueron sin duda los libros y el mar, encabezando él mismo exploraciones en los mares y océanos de las costas mexicanas (aunque también en las profundidades de la selva). Existe una clara coincidencia entre los libros y los mares, que son justamente aquellos elementos por excelencia que tiene el ser humano para aventurarse y conocer lo desconocido. La familia y amigos de Sánchez Navarro Redo lo recuerdan con cariño en su postrera aventura a lo desconocido. En palabras de su amigo y colega Hans Hermann:

Don Miguel Sánchez Navarro Redo explorador, conservacionista, filantrópo, patrón de las artes, esposo, padre y amigo -- el día de ayer falleció uno de las más grandes figuras de México y del movimiento ambientalista y de conservación, quien unió a todas las Pronaturas de México  para constituirse en una sola familia, a lo que él orgullosamente llamaba "El Sistema Pronatura".

Hace 35 años empezaron mis aventuras con Miguel, el proyecto y sueño era Pronatura, viajábamos saltando de ciudad a ciudad y de país a país como verdaderos vendedores de ilusiones, promoviendo la riqueza y maravillas naturales de México y el gran futuro de este país y su gente. Miguel estaba enamorado de la península de Baja California y del mar de Cortés, fue ahí donde vivimos muchas de nuestras aventuras -- desde el hundimiento de barcos para formar arrecifes artificiales, hasta nuestro último viaje a Cabo Pulmo y a la isla Espíritu Santo para promover la protección efectiva de la isla. Cada viaje juntos era como abrir un libro lleno de sorpresas, de cada encuentro aprendía con sus enseñanzas y con su ejemplo.

Miguel ha influido en toda una generación de líderes de conservación, deja un gran legado en su extraordinaria familia, en México, en Pronatura, y en todos los que tuvimos la oportunidad de ser sus amigos y trabajar con él. Ayer falleció mi Jefe, mi gran amigo y mi hermano -- siento un profundo vacío, que habrá que llenar día a día trabajando con la misma generosidad y pasión que nos dejó como ejemplo.

Descanse en Paz mi querido Miguel Sánchez Navarro Redo.