*

X

En Finlandia una multa por exceso de velocidad te puede costar más de 100 mil dólares

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/07/2018

En Finlandia hay que tener cuidado con apretar demasiado el acelerador

En los últimos años en Finlandia ha habido algunos casos en los que algunas personas han tenido que pagar decenas de miles de euros por infringir el límite de velocidad. La revista The Atlantic reporta que hace un par de años una persona tuvo que pagar 103 dólares por andar en una motocicleta a 65km/h en una zona de 45km/h. El famoso jugador de hockey de la NHL, Teemu Selänne, tuvo que pagar casi 40 mil dólares en otra ocasión.

Un hombre de 61 años que tuvo que pagar 54.024 euros notó que con sólo la multa se podía comprar un Mercedes nuevo. Y se quejó: "La manera en que se hacen las cosas aquí no tiene sentido... ¿para qué y para quién existe esta sociedad? Es difícil decir". Finlandia, como otros países escandinavos, tiene una fuerte tendencia igualitaria y las multas están calculadas conforme a los ingresos de los individuos. 

Las multas son calculadas con base en la mitad del ingreso diario neto de un infractor, con alguna consideración por el número de hijos que tiene y sus gastos de vida básicos. Luego esa cifra es multiplicada por el número de días de ingreso que el infractor debe perder, según la gravedad de la infracción.

Sería bueno llevar a Jeff Bezos a Finlandia, darle un auto y emborracharlo, y con sólo pasarse 1km podría renovar toda una ciudad.

Te podría interesar:
Un hecho lamentable sacude a Cuba y su estructura política

Diversos medios tanto internacionales como locales y oficiales han confirmado la muerte de Fidel Ángel Castro Díaz-Balart, hijo único de Fidel Castro y Mirta Díaz-Balart, nacido en 1949. Según anunció el diario Granma, Castro Díaz-Balart murió por mano propia, eligiendo el suicidio luego de vivir varios meses bajo tratamiento por depresión.

El hijo del dirigente cubano era ingeniero nuclear, formado y graduado en Rusia en los años de la Unión Soviética. Su doctorado lo obtuvo en 1974 por la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, en donde se graduó con honores.

Según destaca El País, Castro Díaz-Balart fue el primer cubano en obtener dicho título académico. Asimismo, a su regreso a Cuba encabezó un ambicioso proyecto para construir la primera planta nuclear de la isla, en Juraguá (al oeste de la bahía de Cienfuegos), el cual se frustró debido a la caída de la Unión Soviética. Algunos años después del descalabro, Castro Díaz-Balart dejó la administración pública y jamás volvió a ser funcionario del gobierno cubano.

Hace unos meses “Fidelito”, como también se le conocía, por el parecido con su padre, fue hospitalizado por causa de una depresión, tratamiento que recientemente seguía ya en su vida corriente. El desenlacen, sin embargo, fue fatal.

El hecho lamentable no puede disociarse del contexto político en el que ocurre, en una época sumamente peculiar para el gobierno de origen socialista de Cuba, que desde hace algunos años enfrenta el dilema sobre la sucesión en el poder del dirigente Fidel Castro, sustituido en el 2008 como presidente de la isla por su hermano, Raúl. En cierta forma, este deceso vuelve a poner la pregunta en el aire sobre la sucesión del poder político en Cuba, cómo ocurrirá y cuál será el futuro de la isla: ¿continuar sobre la opción socialista o virar hacia el liberalismo?