*

X

Un crudo zoom al crimen y corrupción de América Latina

Arte

Por: pijamasurf - 01/08/2018

La serie 'El marginal' pone el reflector en un problema medular del sistema de justicia: la corrupción

Para nadie es un secreto que el crimen organizado muchas veces esta coludido con las estructuras gubernamentales y de justicia. Pero no por eso dejarás de soprenderte cuando realmente te sumerjas en este pantano.

Una joven es secuestrada por un grupo de criminales que opera desde una prisión; obviamente, la célula criminal está ligada a las autoridades. Es entonces cuando un detective se infiltra en la cárcel, para tratar de descubrir dónde está Luna, y así nos revela un poco de ese espeluznante escenario: una voráz ambición, combinada con una decadencia ética total. 

El marginal recuerda a los mejores thrillers policíacos, a la vez que denuncia un fenómeno nefasto, la degradación de la justicia. La historia, además, da vida a ese espejo de una realidad que se padece en las cárceles de América Latina y que, de hecho, refleja un fenómeno más amplio: la radical corrupción del sistema penitenciario en muchos países latinos y, en general, la corrupción institucionalizada que presumen sus autoridades. El problema es cuando miras en zoom esta abstracción, entonces entramos a lo verdaderamente espeluznante.

Su lanzamiento oficial en México es el 30 de enero del 2018, por Universal Channel, y todo apunta a que se trata de un espejo en el que a todos, como sociedad, nos vendría bien mirarnos.

 

Te podría interesar:

La hilarante aparición de Salvador Dalí en un programa de concursos de TV en 1957 (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/08/2018

La genialidad, versatilidad y el ego gigantesco de Dalí en un cómico y surrealista episodio de la TV

En este divertido video vemos la participación del genio surrealista Salvador Dalí en un popular programa de concursos de la TV estadounidense. Dalí había cobrado cierta fama internacional y él mismo decía ser una obra de arte viviente, buscando no sólo la gloria artística, sino la fama y el dinero. 

En este programa de concursos llamado "What's my line" los participantes -un grupo de celebridades- debían de adivinar  la línea de trabajo o profesión de un personaje famoso que se encontraba en el estudio. Para hacerlo debían de hacer preguntas de sí o no, si la persona hace esto o esto otro. El tema aquí es que Dalí se asumía a sí mismo como todo, no había nada que no hiciera, por lo cual esto dificulta cómicamente la empresa de los participantes en el juego y acaba haciendo del concurso una escena surrealista.

Una de las concursantes señala, perpleja antes las respuestas de Dalí, ¿Acaso hay algo realmente inusual con nuestro invitado? Después de risas y frustración quizás sólo queda preguntar "¿Usted es Dios?" A lo que Dali habría contestado seguramente "sí"

Finalmente las celebridades del programa logran adivinar que es Dalí preguntando por la prominencia de una parte de su cuerpo: su bigote.