*

X

Mujeres francesas escriben en contra del movimiento #MeToo y el puritanismo sexual

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/11/2018

Mujeres francesas hablan de un "feminismo estalinista" que condena y ostraciza y una nueva moral victoriana en la que la seducción o el coqueteo son vistos como crímenes

Un grupo de q00 artistas e intelectuales francesas, entre las que se encuentran la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann y la ilustradora Stéphanie Blake, han denunciado lo que consideran que es un nuevo puritanismo sexual ligado al feminismo de la etiqueta #MeToo. Escribiendo en el diario Le Monde, las firmantes señalan que "La violación es un crimen. Pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista".

Las mujeres franceses ven el surgimiento de una nueva moral victoriana y notan en el feminismo de este movimiento rasgos similares al extremismo religioso o al totalitarismo, una suerte de estalinismo feminista, en el que los sexos son enfrentados en una especie de guerra de sexos en la que las mujeres son vistas como "pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas". Añaden:

Desde el caso Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder. Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices.

Se ha creado:

una campaña de delaciones y acusaciones públicas hacia individuos a los que no se deja la posibilidad de responder o de defenderse. Esta justicia expeditiva ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su oficio, obligados a dimitir […] por haber tocado una rodilla, intentado dar un beso, hablado de cosas intimas en una cena profesional o enviado mensajes con connotaciones sexuales a una mujer que no sentía una atracción recíproca.

El filósofo Ruwen Ogien defendió la libertad de ofender como algo indispensable para la creación artística. De la misma manera, nosotras defendemos una libertad de importunar, indispensable para la libertad sexual... Como mujeres, no nos reconocemos en este feminismo que, más allá de la denuncia de los abusos de poder, toma el rostro del odio a los hombres y a la sexualidad.

Te podría interesar:

13 preguntas que te llevarán a la inminente ruptura amorosa

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/11/2018

"Nuestro hogar se está incendiando. ¿Qué sería la única cosa que agarrarías antes de escapar de las llamas?"

Hace más de 20 años, el psicólogo Arthur Aron logró que dos extraños se enamoraran en su laboratorio mediante 36 preguntas que promovían la intimidad entre dos personas: se trataba de un hombre y una mujer heterosexuales que entraron por puertas separadas en un laboratorio, se sentaron cara a cara y empezaron a realizar la serie de preguntas personales, después se vieron a los ojos en silencio durante cuatro minutos. El experimento resultó en que seis meses después, los dos participantes se casaron e invitaron a todo el equipo del laboratorio a la ceremonia.

En los últimos años este experimento se viralizó, y así se desarrolló otro con el objetivo de llevar a la ruptura de una relación. Es decir que con una serie de preguntas, cuidadosamente analizadas y estructuradas, puede llegar a desaparecer el amor de entre dos personas… ¿O no?

Sigue las siguientes instrucciones antes de continuar con las preguntas:

Mientras que uno lee cada pregunta en voz alta, el otro se queda en silencio escuchando. Sólo escuchando.
Es importante responder a cada pregunta en orden.
Las preguntas están divididas en tres etapas, cada una de las cuales puede durar cinco minutos.
No puede acelerarse el proceso ni responder con una evasión o a la defensiva.
En caso de no terminar cada parte, será la responsabilidad de quien se encuentra respondiendo.
Después de terminar todas las preguntas, pasen cuatro minutos viéndose en silencio.

¿Listos?

 

Primera parte

1. ¿Cuál de mis hermanos (as) consideras más atractivo (a)?

2. Si tuvieras que morir mañana, ¿quién y cómo te gustaría que te matara?

3. Nombra 4 mil cosas que no tenemos en común.

4. ¿Cómo se ve el interior de un gimnasio? (No se puede buscar en internet)

 

Segunda parte

5. ¿En dónde está el control de la televisión?

6. Si tuvieras la oportunidad de traer paz en Medio Oriente, ¿serías capaz de hacer el mismo proceso contigo mismo?

7. No está debajo del sillón… Tú lo tenías la última vez. ¿En dónde está?

8. No quiero envejecer contigo.

 

Tercera parte

9. Nuestra casa se está incendiando… ¿qué sería la única cosa que tomarías antes de escapar de las llamas?

10. ¿Consideras que una barra para la cortina de baño se comprará y se instalará sola?

11. Si pudieras regresar en el tiempo, ¿te gustaría quedarte ahí?

12. Si fuéramos los últimos miembros del planeta, ¿quién crees que querría terminar la relación y por qué?

13. ¿Deberíamos de tener sexo ahora?

 

También en Pijama Surf: ¿Cómo saber cuándo vale la pena salvar una relación o cuándo es realmente tóxica? Profesor lo explica