*

X

Inteligencia artificial crea su propia versión de Coachella, haciendo una sátira involuntaria de los nombres de las bandas

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 01/24/2018

Neural Network estudia nombres de bandas y genera su propia versión para un Coachella alternativo

Este año en Coachella se presentarán bandas como Psychic Gloria, Sagging Lack, Fistopia (la Utopía del Puño) Ben Sex, Horse Choir (Coro de Caballo, uno de los teloneros), Lake Wave, Bengalman, Man Mist, Paper Cop (Policía de Papel), Billions of Mario, Automute o Gunk, entre otras. 

Botnik Studios, una comunidad de desarrolladores de machine learning que colabora con artistas y escritores ha generado este Coachella espurio. El cartel fue creado luego de que una neural network fuera alimentada con miles de nombres de bandas de música e hiciera un estudio lingüístico de las mismas. Tomando esta información, la neural network luego produjo nombres de bandas. Así que este cartel refleja las tendencias y los giros lingüísticos que se utilizan para llamar a la bandas, a veces nombres que no significan nada, que buscan simplemente parecer cool o que siguen una intuición más fonética que otra cosa. De cualquier manera, los nombres de las bandas son su propio sistema o loop de retroalimentación; en realidad, no se puede entender el nombre de una banda sin los nombres previos de todas las bandas. Lo que tenemos aquí, al final, es una especie de Coachella de un universo paralelo.

La realidad que se ofrece en nuestras pantallas puede ser sumamente distinta a lo real

En el imperio de hiperestimulación en el que vivimos, los recursos para cautivar la atención de las personas pueden alcanzar extremos un tanto ridículos, como ocurrió con esta fotografía de un perfil de Twitter dirigido a la promoción o la inspiración turísticas.

Como vemos, la imagen pretende ser un aliciente para visitar Francia. En primer plano muestra a una pareja descendiendo por una escalera rústica de maderos, en medio de la maleza y descalzos. A mitad de la fotografía se observa la emblemática torre Eiffel, la capital francesa más o menos encendida, como si apenas iniciara la noche, y al fondo una montaña imposible rodeada de nubes, que al menos imaginariamente podríamos creer más propia de ciudades verdaderamente rodeadas de elevaciones de este tipo, como Tokio, México o Santiago de Chile.

La imagen, obviamente manipulada, fue objeto de burla por parte de algunas personas que siguiendo su insólita narrativa visual sumaron otros aspectos increíbles de la vida parisina.

 

También en Pijama Surf: ¿Qué significa estar viviendo en la era de la posverdad?