*

X

Sacerdotes japoneses observaron rastros del cambio climático desde hace 6 siglos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/31/2017

Todo comenzó al monitorear la evolución del clima como parte de la leyenda acerca del dios Takeminakata que cruzaba el lago para visitar a la diosa Yasakatome

En los Alpes japoneses hace más de 600 años, los sacerdotes Shinto del Lago Suwa predijeron algo terrible que sucedería en el planeta: el calentamiento global. De acuerdo con el ecologista acuático de la Universidad de Wisconsin, John Magnuson, los antiguos sacerdotes recaudaron evidencia científica de este síndrome planetario desde 1443; y les bastó tanto con observar como registrar “cómo se congelaba el lago año con año durante muchos siglos, mucho antes de que el cambio climático se convirtiera en un tema de discusión.”

Todo comenzó al monitorear la evolución del clima como parte de la leyenda acerca del dios Takeminakata que cruzaba el lago para visitar a la diosa Yasakatome. Los registros mostraron que entre 1443 y 1683, el congelamiento del cuerpo acuático fue cambiando de manera casi imperceptible: se fue retardando 0.19 días por década. Y no fue sino hasta después de la Revolución Industrial que tanto el invierno como el congelamiento llegaron 4.6 días más tarde por década; es decir, unas 24 veces más rápido que durante la época preindustrial. Entre las principales causas que que se relacionaron con este fenómeno fueron factores locales como el incremento de la población humana, el cambio del uso de suelo, la administración acuática de Suwa y Torne, los patrones generales de las estaciones del año, etcétera…

Para los sacerdotes, estas evidencias sólo corroboraron la intervención humana sobre el planeta, provocando siglos después una serie de consecuencias graves a nivel ambiental, ecológico, social y económico. El ejemplo más evidente es el Lago Suwa, el cual sólo se congela la mitad de los inviernos –en vez del 99 por ciento de las ocasiones que solía suceder– debido a la influencia de las emisiones del dióxido de carbono, la alteración en la temperatura y el cada vez más evidente cambio climático. Y esto, a su vez, genera una serie de alteraciones negativas en el medio ambiente y la vida de los locales como por ejemplo la erosión del suelo, la pérdida potencial de actividades de invierno y de comercio local –como el transporte, turismo, pesca, skii, entre otras–.

Sin embargo, estos monitoreos fueron realmente recolectados por fines económicos y religiosos, pues pretendían ser testigos del renacimiento de la leyenda en que el Takeminakata caminaba por el lago para ver a Yasakatome: en teoría, los pasos del dios sobre el hielo dejaban muestras sinusoidales conocidas como omiwatari. Para los sacerdotes, este evento tan esperado se trataba de un proceso de purificación anual, usado como una señal para la agricultura, la temperatura y el porvenir de la región…

Te podría interesar:
En los Alpes italianos se alzan estas laderas piramidales de arcilla donde descansan piedras enormes

En los Alpes italianos se encuentran unas extrañas estructuras de arcilla moraína de la Edad de Hielo que se elevan como pirámides naturales sobre las que descansan grandes tierras. Estas estructuras son especialmente hermosas, como señala el fotógrafo Kilian Schoenberger, bajo condiciones de niebla. Se convierten en lúgubres y tétricos tótems de otra era, vigías de las alturas.

Los pilares de Tirol del Sur son labrados por la erosión y en las temporadas secas son sólidos, pero después de la estación de lluvias se vuelven fangosos y  adelgazan hasta el punto de que las laderas colapsan.

Las fotos presentadas son obra de Schoenberger, y realmente resaltan la belleza de este lugar al encontrar una iluminación más tenue y crepuscular.