*

X

¿Qué es lo numinoso y por qué el ser humano lo necesita en su vida?

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/28/2017

Sobre el término "numinoso" y la importancia de tener experiencias numinosas en un mundo que ha perdido significado

Ante el progresivo desencantamiento de un mundo mecanicista y materialista, el antídoto que puede proveer significado es lo numinoso. El término numinoso fue acuñado por el influyente teólogo e historiador de las religiones, Rudolf Otto. La palabra proviene del latín "numen" que significa "poder o potencia divina" (y no tiene que ver estrictamente con el noumenon kantiano). Otto desarrolló su noción de lo numinoso en su libro "La Idea de lo Sagrado", donde escribió que lo sagrado además de un componente de perfección moral tiene un aspecto numinoso. Esto es "una experiencia no-sensorial y no-racional o sentimiento cuyo objeto primario e inmediato está más allá del sí mismo", y el cual se presenta como un Gran Otro, una alteridad radical, en una condición en la que el ser humano se ve "completamente desconcertado". Es Otto el que introduce en gran medida la noción de que lo sagrado está acompañado por algo que no sólo es misterioso sino suele ser, por momentos, terrible o tremendo (el mysteium tremendum) y a la vez fascinante, lo cual se puede relacionar con la idea jungiana de integrar la sombra o de atravesar una especie de inframundo para alcanzar lo divino. O también con la visión de lo divino (teofanía) que es tan radicalmente otra que desconcierta y hasta perturba, como es el caso por ejemplo de la visión que tiene Arjuna de la forma universal de Krishna, que devora universos en su cuerpo y la cual recordó Oppenheimer al lanzar la bomba atómica. Otto escribe:

La sensación puede llegar repentinamente como una suave marea que permea la mente con un ánimo tranquilo o de profunda adoración. Puede pasar hacia una actitud más estable y duradera del alma, continuando como un estremecimiento vibrante y resonante, hasta que finalmente se desvanece y el alma retoma su modo de experiencia cotidiana no-religiosa o profana... Tiene sus antecedentes y manifestaciones tempranas crudas y bárbaras, y luego puede de nuevo desarrollarse en algo bellísimo y puro y glorioso. Puede convertirse en la humildad silenciosa, temblorosa y muda de la criatura en presencia de -¿qué o quién? En la presencia de aquello que es un misterio inexpresable que está en lo alto más allá de las criaturas. 

Otto explica que lo numinoso existe en todas las religiones y es una emoción que tiene valor epistemológico, más allá de lo racional. Es la emoción religiosa que tiene una cualidad de conmoción o estremecimiento y transformación. Aldous Huxley en "Las Puertas de la Percepción" habla del mysterium tremendum (lo numinoso):

La literatura de las religiones abunda en referencias a los dolores y terrores que abruman a aquellos que, de manera súbita, se encuentran cara a cara con una manifestación del mysterium tremendum. En lenguaje teológico, este miedo se debe a la incompatibilidad entre el egoísmo del hombre y la divinidad pura, entre la separación auto-agravada del hombre y la infinitud de Dios.

Aquí yace la clave de la experiencia numinosa: el enfrentamiento con lo divino supone una especie de shock o trauma para el ego que se aferra a su realidad. El ego sólo puede existir como un ente separado, encumbrado en su propia identidad separada del mundo de objetos, pero lo divino o lo misterioso numinoso nos enfrenta con un plano de conexión significativa (de sincronicidad y unidad cósmica) y por lo tanto presenta una amenaza de muerte. Esto es en cierta forma lo que se experimenta como terrible y tremendo: la poesía negra maldita de las imágenes de la muerte del ego, que es también algo así como la boda del alma con lo divino.

Lo numinoso por supuesto tiene una connotación religiosa. En la sociedad secular que vivimos, lo religioso es visto con desdén porque se asume que tiene que ver con el poder institucional, con el dogma y con el control mental, pero la experiencia religiosa es en sí misma solamente una conexión con algo que está más allá de nuestro ego o sí mismo, con algo más grande, con un orden y una energía que nos rebasa y a la vez nos atraviesa. Esto puede ocurrir en el amor, en el arte, en la contemplación de la naturaleza y demás. Pero para que sea realmente numinoso debe de llevarnos al asombro y a la trascendencia de viejas estructuras o modos de pensamiento, debe de mostrarnos una radical otredad, una forma en la que nos parece que podemos morir y a la vez encontramos gran belleza y sentido en ella. Y es de esto de lo que adolece nuestro mundo, porque por más precisión descriptiva que puede alcanzar la ciencia, lo que realmente anima y mueve al ser humano son las experiencias que se tienen en la conciencia y la experiencia numinosa, la experiencia mística, la experiencia que anula la separación que son la experiencia suprema de la conciencia.

El día que que varios OVNIs suspendieron un partido de futbol en Italia

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/28/2017

Entre los avistamientos de ovnis más polémicos se encuentra el que tuvo lugar en un partido de fútbol en la región de la Toscana, el 27 de octubre de 1954

Entre los avistamientos de ovnis más polémicos se encuentra el que tuvo lugar en un partido de fútbol en la región de la Toscana, el 27 de octubre de 1954. Ahí, en un partido entre los clubes Florentina y Pistoiese, comenzaron a aparecer objetos voladores en el cielo provocando la paralización del partido. 

De acuerdo con La Nazionale, el periódico local de la fecha, los 10 000 asistentes al partido dejaron de prestarle atención al juego en el estadio Artemi Franchi al mover sus miradas hacia el cielo. Apenas empezaba el segundo tiempo cuando cayó el silencio en el evento, seguido de gritos exaltados y múltiples dedos señalando aquello que causaba furor. Todos ignoraron el balón y seguían con la mirada a "algo que lucía como un huevo que se movía lentamente, lentamente, lentamente." Para Ardico Magnini, leyenda del club futbolero, "todos estaban viendo hacia arriba y había algo brillante en el cielo, plateado brillante. Estábamos impresionados, nunca habíamos visto algo así en el cielo. Nos quedamos impactados." Por otro lado, para el fanático del Fiorentina, Gigi Boni, aquellos objetos "se movían muy rápido y luego se detuvieron. Todo duró un par de minutos. Podría describirlos como unos tabacos cubanos. Creo que eran extraterrestres. Eso es lo que yo creo, no hay otra explicación que pueda hacerme." Después de la aparición de los objetos voladores, los testigos describieron que hubo un rayo de luz blanca en el cielo que provenía de una localidad al norte de Florencia. Incluso, desde las oficinas del periódico La Nazione, al centro de la ciudad, se vislumbraban unas "bolas brillantes moviéndose rápido hacia el domo de la Catedral" -cerca de las oficinas-. 

Al día siguiente, periódicos y especialistas indagaron en un diagnóstico de histeria colectiva. Sin embargo, ¿cómo se pueden interpretar los numerosos reportes de avistamientos de ovnis en diferentes pueblos de la Toscana durante los siguientes días?

Por un lado, Roberto Pinotti, presidente del Centro Nacional de Ovnis y experto en objetos voladores no identificados relacionados con extraterrestres, concluyó que podía tratarse de un fenómeno de tecnología inteligente que no podemos vincular a algo que sepamos que está en la Tierra: "el material que cayó del cielo era una sustancia pegajosa, plateada y brillosa -al cual se le llamó 'cabello de ángel'-, que se desintegró en un corto periodo de tiempo". Incluso apuntó en sus memorias que, cuando tenía 10 años, fue testigo de un fenómeno en donde "los techos de las casas en Florencia estaban cubiertos de esta sustancia blanca por una hora, y como la nieve, se evaporó." Sin embargo, "nadie sabe qué relación tiene esta sustancia con los ovnis."

Algunos reporteros y amateurs decidieron recolectar trozos de madera cubiertos con la sustancia blanca para envolverlas en un palillo de fósforo y llevarlas al Instituto de Análisis Químico de la Universidad de Florencia. Sin embargo, el análisis espectográfico llevado a cabo mostró que la sustancia contenía borón, silicona, calcio y magnesio. Es decir, no era un material radiactivo ni peligroso, aunque no se lograron llegar a conclusiones definitivas pues el material se destruyó en el proceso. 

Por otro lado, la Fuerza Aérea de EE.UU. declaró que la visita de un ovni era "una idea absolutamente tonta. La ciencia rechaza esa idea. Todo fenómeno de los ovnis es un mito, magia, superstición envuelta en la idea de que los extraterrestres vienen para salvarnos o para destruirnos." Para el vocero y astrónomo de la FA, McGaha:

"El espectáculo completo, el 'cabello dé ángel' y todo, no fue otra cosa que arañas migrando. Cuando vi ese caso originalmente pensé que quizá fuera una bola de fuego, un meteorito muy brillante entrando en la atmósfera. Pueden tener la forma de un tabaco rompiéndose en pedazos. Pero parece que se trató de algo causado por arañas jóvenes haciendo telarañas, telarañas muy finas. 

Las arañas usan estas redes como conductores, las conectan y al verlas en el cielo como globos es porque así se trasladan de un lugar a otro. Vuelan con el viento y estas bolas de telaraña han sido vistas a miles de metros del suelo, por lo que cuando el Sol las alumbra, brillan, ves toda clase de efectos visuales. 

Cuando esto se rompe y cae al suelo, parece magia, claro. Estoy seguro que eso fue lo que ocurrió ese día."

A lo largo del gremio científico esta teoría fue altamente aceptada y valorada -en especial cuando septiembre y octubre son los meses cuando las arañas del hemisferio norte emigran-. No obstante, esta teoría no convenció a todos, ya que a los espectadores, ahora octagenarios, consideran que se trata de "una vieja historia estúpida." Por ejemplo, para Pinotti, la teoría de las arañas es refutable ya que "el análisis químico de las muestras de 'cabello dé ángel' no contiene los elementos de la seda de araña, que es proteína, un compuesto orgánico que contiene nitrógeno, calcio, hidrógeno y oxígeno."

Ahora, después de alrededor de seis décadas, el misterio continúa: nadie logra discernir si se trató de una verdadera visita de extraterrestres, la autosugestión imaginativa de historias populares de la época o la teoría conspiratoria de un gobierno para seguir manteniendo oculta la compañía de otros seres vivos en el universo.