*

X

Personas que gustan del ‘gin and tonic’ son proclives a la psicopatía (ESTUDIO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 12/30/2017

¿Qué dicen los gustos de tu paladar de tu salud mental?

¿Cuando se trata de elegir un trago tu preferencia se inclina por el gin and tonic? Según un estudio publicado recientemente, este gusto un tanto sofisticado podría asociarse con conductas propias de la psicopatía.

La investigación corrió a cargo de Christina Sagiogloua y Tobias Greitemeyer, investigadores adscritos al Instituto de Psicología de la Universidad de Innsbruck, en Austria, quienes por medio de un cuestionario analizaron las preferencias de sabores de 900 personas en relación con sus tendencias de comportamiento y su estabilidad emocional.

De acuerdo con los resultados obtenidos, las personas que disfrutan de sabores amargos suelen presentar también un perfil psicológico de hostilidad frente a los otros, tendencia a juzgar moralmente y conductas asociadas con la psicopatía como la manipulación de los otros, el narcisismo exagerado y el llamado “maquiavelismo”. 

En el estudio, dichos sabores amargos se asociaron no sólo con la combinación de ginebra y agua tónica, sino también con el café (cuando se bebe solo) y el chocolate amargo.

La investigación (que puede consultarse en este enlace) nos recuerda otras afines, como aquella que relacionó el gusto por la cerveza con la búsqueda de sexo casual, o la de la relación de licores como el tequila o el whisky con emociones como la euforia o la melancolía.

Te podría interesar:

La espectacular lluvia de estrellas de las Gemínidas, 13 y 14 de diciembre, 2017

Ciencia

Por: PijamaSurf - 12/30/2017

Una de las más abundantes lluvia de estrellas del año, la Gemínidas podrán vislumbrarse el 13 y 14 de diciembre

Para Carl G. Jung, unas de las figuras inminentes del psicoanálisis, las cuatro estaciones del año representan el ciclo de vida de los humanos: la primavera, la infancia; el verano, la adolescencia y adultez; el otoño, la adultez mayor; y el invierno, la senectud. Sin embargo, también pueden relacionarse con el ciclo de vida –inicio, clímax, decadencia y final– de cada relación de pareja, proyecto laboral o algún momento característico. Es decir, son la representación simbólica de la vida que goza a veces de sequías, inundaciones, abundancias o pequeños regalos de la naturaleza.

Ahora en esta última etapa del ciclo del año, el invierno, hay ocasiones en que la naturaleza brinda destellos de ilusión. Un ejemplo de ello no es sólo el solsticio, también las lluvias de estrellas que tendrán lugar en este último mes del año. Para el 13 y 14 de diciembre, caerán más de 100 estrellas por hora. Se trata de una lluvia de las estrellas Gemínidas, la cual goza de cierta popularidad en la astronomía ya que puede observarse desde cualquier punto en la oscuridad total. Y en caso de que el clima esté en buenas condiciones, se posarán más de 100 meteoritos por hora ante nuestros ojos. Las Gemínidas, provenientes en locación aparente de la constelación de Geminis, son algunas de los meteoros más populares para aficionados.

Las Gemínidas son en realidad el resultado del colapso de la Tierra con los restos cósmicos del asteroide Phaethon -un cometa que deja a su paso un camino de polvo y partículas en dirección al Sol-, el cual puede visualizarse como un estallido de luz. Y para el 22, la lluvia de estrellas de Úrsida tendrá lugar momentos antes del amanecer y del solsticio de invierno. Al igual que las Gemínidas, está lluvia de estrellas podrán verse en un lugar con poca contaminación lumínica; sin embargo sólo se verán diez meteoritos por hora pues para esa fecha, la Luna se encontrará iluminando los cielos en todo su esplendor. Lo ideal es encontrar un cielo oscuro para notar las estrellas fugaces.  Después de todo, ¿qué mejor manera de cerrar este ciclo que con un regalo de la naturaleza que cumple los deseos y nos hace estar en plena consciencia de la vida?