*

X

El año empieza con una superluna: luna llena en Cáncer 1 de enero, 2018

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/30/2017

Año Nuevo y superluna: una fiesta de luces en el cielo para comenzar el 2018

Este año nuevo la pirotecnia que suele llenar los cielos estará acompañada de una espectacular luna casi llena la noche del 31 de diciembre y con un plenilunio enorme, entrando en la categoría de superluna la noche del primero de enero. Las celebraciones de esta gran fiesta secular serán sin duda embellecidas por una divina e inmensa dama. La luna llena ocurrirá exactamente a las 20:24 hora de la Ciudad de México el primero de enero, y ya en la madrugada del dos de enero si se sigue el tiempo universal.

La superluna del 1 de enero, comúnmente llamada "luna del lobo", será sólo una de dos lunas en enero, siendo la segunda denominada luna azul, algo que hace referencia a lo raro del evento. Enero también traerá un eclipse total de luna, obviamente también el día de la luna llena el 31 de enero.

Para que una luna sea considerada "superluna" (un término un tanto controversial, algo así como marketing astronómico) la luna debe de estar en su órbita a menos de 362 mil kilómetros de distancia, esto es a un 90% de su máxima cercanía.

La primera luna llena del mes ocurrirá en la constelación de Cáncer y en términos astrológicos estará especialmente afligida por la congestión de planetas en Capricornio, signo con el que hace oposición Cáncer. Estos planetas son: Saturno (que acaba de ingresar al signo donde tiene domicilio), Venus, Plutón y el Sol (que en la astrología es considerado un planeta). Sin embargo, la luna tiene en Cáncer su domicilio -es el signo donde más potencia y dignidad tiene- por lo cual la férrea oposición podrá ser paliada en cierta forma.

Te podría interesar:

Ve a uno de los últimos forjadores de espadas tradicionales japonesas realizando su precioso oficio (VIDEO)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 12/30/2017

Actualmente existen tan sólo 30 forjadores de espadas en este país que siguen no sólo los rituales tradicionales, sino que también lo han convertido en su manera de vivir en un mundo cada vez más occidentalizado

Más allá del vicio tarantinesco de utilizar katanas y otras espadas tradicionales japonesas para asesinar por venganza, el milenario ritual de forjar esta artesanía se remonta a una época anterior al siglo X. Entre las chokuto, tsurugi/ken, tachi, kodachi, odachi, uchigatana, katate-uchi, katana y las wakizashi, todas estas espadas tratan de reverenciar una tradición de la perfección y la masterización del coraje desde la seny.

Desgraciadamente con la globalización en distintas regiones del planeta y los jóvenes mudándose hacia las ciudades para conseguir trabajos que puedan mantener a sus familias en los pueblos, la tradición de hacer manualmente una espada tradicional en Japón ha ido desapareciendo. De hecho, actualmente existen tan sólo 30 forjadores de espadas en este país que siguen no sólo los rituales tradicionales, sin que también lo han convertido en su manera de vivir en un mundo cada vez más occidentalizado. Entre ellos se encuentra Watanabe, en Hokkaido, quien tuvo que vivir con el rechazo de su familia frente a su elección de profesión.

En palabras de Watanabe, a lo largo de un cortometraje de Etsy’s Handmade Portraits,

Cuando era joven estaba haciendo espadas sólo porque lo amaba, pero conforme fui envejeciendo empecé a pensar que necesitaba pasar el alma y la estética de los japoneses a través de las espadas.

[…] Si bien no hay instrucciones para hacer una Koto, una espada del periodo Heia y Kamakura –entre 794 y 1333–, y es imposible recrear la espada, es lo que me atrae por completo y he intentado recrearla durante 40 años. Finalmente he tenido éxito en hacer unos ejemplares similares a la Koto en los últimos cinco años. Pero quiero que mi discípulo me sobrepase como un forjador de espadas.

No se trata tan sólo de darle vida a una espada típica de Japón, sino de mantener vivos tanto la tradición como el folclor de toda una cultura que ha sobrevivido a lo largo de los milenios. Por ello, que existan personajes como Watanabe, permite transmitir la historia y la belleza de Japón.