*

X

¿Te atreves a saber cuántos años de vida saludable te quedan según tus hábitos presentes?

Salud

Por: pijamasurf - 11/19/2017

Con una precisión pasmosa, esta calculadora, desarrollada por actuarios de la Universidad de Connecticut, revela los años de vida que le restan a una persona según sus hábitos y en qué condiciones probables de salud se encontrará

Al menos en teoría todos sabemos que nuestros hábitos presentes decidirán, en buena medida, nuestro bienestar futuro, ¿pero qué tan coherentes somos en la práctica con dicha aseveración?

Lo usual, tristemente, es que seamos negligentes con nuestra propia salud, sea siguiendo una dieta rica en calorías y alimentos refinados, llevando una vida de poca o nula actividad física, fumando, o incluso, sosteniendo relaciones personales que nos mantienen en un estado de malestar.

Es cierto que algunos hábitos son más sencillos de cambiar que otros, pero en cualquier caso podríamos reflexionar por qué si sabemos que algo nos daña o nos perjudica, seguimos manteniéndolo en nuestra vida.

Hacemos esta breve introducción para presentar un recurso diseñado y dado a conocer recientemente por el Goldenson Center for Actuarial Research de la Universidad de Connecticut, Estados Unidos. Se trata de una calculadora que a partir de ciertos datos relativos al estilo de vida de una persona, arroja la probabilidad de buena salud y de salud precaria que le resta si persiste en esa forma de vivir.

Esto no quiere decir que se trata de un ejercicio punitivo, sino sólo realista. Es decir, como decíamos al principio, es más o menos obvio que un individuo que no fuma, realiza alguna actividad física varias veces por semana y lleva una dieta balanceada, tiene más probabilidades de vivir más años en buena salud que alguien con los hábitos opuestos.

En ese sentido, los resultados se presentan con una precisión que tiene, al mismo tiempo, algo de profética y hasta ominosa, pues si de por sí no es común ni sencillo imaginarse enfermo, quizá menos aún es fácil imaginarse que a esta condición esté sumada la vejez o lo prolongado que puede ser ese período de enfermedad. O, en el caso contrario, que quizá la vida pueda extenderse hasta los 90 y tantos años, en un estado de salud bastante aceptable para dicha edad.

Se trata, en suma, de un recurso que al mismo tiempo nos puede hacer imaginar y reflexionar, en ambos casos con una pregunta de fondo: ¿qué estamos haciendo con nuestra vida?

Puedes encontrar la calculadora en este enlace. Para la conversión de tu altura al sistema inglés puedes usar esta herramienta. Para la conversión del peso puedes usar Google (basta con escribir, por ejemplo, "63 kg to pounds").

 

También en Pijama Surf: La vida nos parecerá breve si no hacemos lo que realmente deseamos (sobre un fragmento de Séneca)

 

Imágenes: Aloha Higa (Shirokuma Cafe)

Te podría interesar:

Calculan que el 60% de los hombres de Occidente serán infértiles para 2060

Salud

Por: pijamaSurf - 11/19/2017

Aunque parezca una profecía distante, al parecer la infertilidad podría convertirse pronto en una amenaza fáctica

Por si no fuesen suficientes los potenciales escenarios distópicos que nos esperan, incluidas epidemias, falta de recursos naturales vitales o apocalípticas oligarquías, de acuerdo con un estudio reciente, es probable que pronto la infertilidad sea una condición mayoritaria entre los hombres.

El pronóstico anterior resulta de un cálculo que considera el conteo de esperma producido por un hombre promedio, en Occidente (Europa, Norteamérica y Australia), durante las últimas 4 décadas; la cantidad, por cierto, se ha reducido a la mitad. Lo anterior, curiosamente, no ocurre en África, Asia ni Sudamérica. 

De mantenerse esta tendencia, según advierte el profesor de medicina reproductiva de la Universidad de Dundee, Chris Barrat, para el año 2060 la mitad de los hombres occidentales no será capaz de producir la suficiente cantidad de espermatozoides para alcanzar la fertilidad –aunque otros estudiosos cuestionan tal conclusión, aludiendo a que la cantidad de espermas producidos no es necesariamente proporcional al nivel de fertilidad.

En todo caso, Barrat insiste: "Si la información del conteo de espera es extrapolada a su conclusión lógica, entonces los hombres tendrán poca o nula capacidad reproductiva a partir de 2060".

El punto importante aquí, independientemente de si seremos o no fértiles (lo que, al parecer, sigue siendo una especulación en ambos sentidos), quizá sea entender qué es lo que ha causado esta disminución sistemática en la producción de espermas entre los hombres. Y la respuesta apunta sobre todo a facetas como la alimentación (asociada a la falta de ciertos nutrientes esenciales y al cada vez más común sobrepeso), así como al contacto con partículas contaminantes, no sólo atmosféricas sino también presentes en muchos de los artículos de uso cotidiano (por ejemplo, la ropa de material sintético, productos de limpieza y aseo, etcétera).

Definitivamente, algo no está bien en nuestros hábitos...