*

X
El famoso monje Thich Nhat Hanh nos habla sobre lo que define al amor verdadero, de acuerdo con las enseñanzas budistas

El amor, al igual que cualquier otra fuerza en la vida, admite diversas posibilidades y manifestaciones. Pero si lo que queremos es distinguir al amor en su estado más puro, algo así como el clímax integral de lo que conlleva el amor, entonces quizá tendríamos que tratar de definir o determinar los ingredientes propios de este estado o sentimiento. En palabras de Thich Nhat Hanh, el famoso monje budista originario de Vietnam, estaríamos refiriéndonos a "amor verdadero", ese que puede distinguirse de entre cualquiera de las posibles acepciones del término. 

En una de sus pláticas, que al final de esta nota puedes ver en video, Thich Nhat Hanh advierte que el verdadero amor es aquel capaz de hacer que sufras menos y que aquellos que te rodean también experimenten menos sufrimiento. Ademas, nos dice que el verdadero amor requiere de generar alegría; si esto no ocurre, difícilmente podríamos estar hablando de amor. También apela a la compasión, y refiere cómo esta, entre más la procuramos, más se desarrolla –y por lo tanto, más fácil será crecerla y seguirla practicando–. 

El amor verdadero es capaz de generar alegría para ti y para la otra persona. 

Es importante enfatizar que el amor al cual se esta refiriendo Thich Nhat Hanh no incluye solamente a la tradicional noción de amor entre pareja, sino al amor como un sentimiento pleno que se practica no sólo con el resto de las personas sino también con todo aquello con lo que nos relacionamos, empezando con la vida misma y, en especial, contigo mismo. Pero esto tampoco quiere decir que las parejas que buscan protocolos para mejorar su vida juntos no deban prestar atención a estos preceptos.

Los cuatro ingredientes esenciales del amor verdadero son:

1. Amor / Bondad

2. Alegría

3. Compasión

4. Inclusividad

Te podría interesar:

En marcha campaña para legalizar los "hongos mágicos" en California en el 2018

AlterCultura

Por: pijamasurf - 11/20/2017

Una iniciativa de ley se encuentra en la etapa de recolectar firmas para poder ser votada en el 2018

La campaña lanzada por Kevin Saunders (quien busca convertirse en alcalde de Marina, California) a favor de la legalización de los "hongos mágicos" en California ha empezado a generar una importante cobertura mediática. 

Actualmente la campaña busca lograr 365 mil 880 firmas para que pueda ser votada en las elecciones del 2018, donde los ciudadanos de California podrían votar a favor de la descriminalización de los hongos mágicos y su ingrediente activo, la psilocibina. Según el proyecto de ley, la policía no podrá penalizar a alguien por posesión, venta, traslado o cultivo si tienen más de 21 años de edad. Para conseguir esta cantidad de votos, el proyecto está buscando donaciones que permitan contratar a un despacho legal especializado para lograr el cometido, ya que de otra manera es muy difícil conseguir estas firmas, que tienen que ser validadas. Se argumenta que la legalización de los hongos mágicos ahorraría al estado muchos gastos en detenciones por crímenes relacionados, y podría generar algunos millones en ingresos en impuestos por la producción.

Aunque recientemente ha habido una avalancha de reportes favorables sobre los hongos mágicos en los medios estadounidenses debido a su enorme potencial medicinal tratando cosas como la depresión, la ansiedad o las adicciones, esta iniciativa, si es que llega a ser votada, difícilmente será aprobada en este período electoral. No queremos ser aguafiestas, pero esto es evidente. Sin embargo, hay que recordar que California también fue pionera en la discusión de la la legalización de la marihuana y hubo votaciones en las cuales la marihuana no fue legalizada, pero esto ayudó a que después se tomara más en serio el debate. 

Actualmente, las encuestas sugieren que sólo el 20% de Estados Unidos está a favor de la legalización de los hongos, aunque en California este porcentaje parece ser superior. Por otra parte, quizás en el caso de los hongos mágicos lo mejor sería que se legalizaran como uso medicinal y no completamente, según opina el profesor Charles Grob, quien en recientemente fue el primer científico en recibir fondos para realizar un estudio médico con psilocibina. En el caso de los hongos mágicos, la supervisión calificada puede ser muy importante.

Otro factor en contra es que el gran propulsor de esta campaña, Kevin Saunders, quien señala que los hongos le permitieron dejar su adicción a la heroína, es un candidato independiente que tiene algunas cosas que hacen que no sea tomado muy en serio, aunque su intención pueda ser sincera. En una entrevista, Saunders, quien confesó haber fumado de un bong antes de la misma, habló de que los hongos podrían ser un portal de comunicación con una sociedad más avanzada de extraterrestres que estarían interviniendo en nuestra evolución. Esto evidentemente fue retomado por algunos medios que se han burlado de Saunders y, por añadidura, de la campaña.

Más discreta pero más seria es la campaña en Oregón para legalizar la psilocibina en el 2020. El enfoque está puesto en "servicios de psilocibina", con los que una persona que previamente ha recibido aprobación médica podría acceder a una sesión en la que se le administraría psilocibina. Esto parece ser más sensato y probable; aunque no se logre en el 2020 es muy posible que, en las siguientes décadas, este sea el modelo dominante de la medicina psicodélica.