*

X
El famoso monje Thich Nhat Hanh nos habla sobre lo que define al amor verdadero, de acuerdo con las enseñanzas budistas

El amor, al igual que cualquier otra fuerza en la vida, admite diversas posibilidades y manifestaciones. Pero si lo que queremos es distinguir al amor en su estado más puro, algo así como el clímax integral de lo que conlleva el amor, entonces quizá tendríamos que tratar de definir o determinar los ingredientes propios de este estado o sentimiento. En palabras de Thich Nhat Hanh, el famoso monje budista originario de Vietnam, estaríamos refiriéndonos a "amor verdadero", ese que puede distinguirse de entre cualquiera de las posibles acepciones del término. 

En una de sus pláticas, que al final de esta nota puedes ver en video, Thich Nhat Hanh advierte que el verdadero amor es aquel capaz de hacer que sufras menos y que aquellos que te rodean también experimenten menos sufrimiento. Ademas, nos dice que el verdadero amor requiere de generar alegría; si esto no ocurre, difícilmente podríamos estar hablando de amor. También apela a la compasión, y refiere cómo esta, entre más la procuramos, más se desarrolla –y por lo tanto, más fácil será crecerla y seguirla practicando–. 

El amor verdadero es capaz de generar alegría para ti y para la otra persona. 

Es importante enfatizar que el amor al cual se esta refiriendo Thich Nhat Hanh no incluye solamente a la tradicional noción de amor entre pareja, sino al amor como un sentimiento pleno que se practica no sólo con el resto de las personas sino también con todo aquello con lo que nos relacionamos, empezando con la vida misma y, en especial, contigo mismo. Pero esto tampoco quiere decir que las parejas que buscan protocolos para mejorar su vida juntos no deban prestar atención a estos preceptos.

Los cuatro ingredientes esenciales del amor verdadero son:

1. Amor / Bondad

2. Alegría

3. Compasión

4. Inclusividad

Te podría interesar:

Viajar en el tiempo es técnicamente posible (y te decimos por qué)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 11/20/2017

Astrofísico explica por que es posible (y además podríamos estar cerca de) viajar en el tiempo

Hay fantasías que han acompañado milenariamente al ser humano. Viajar en el tiempo es una de ellas. La posibilidad de poder retroceder en el tiempo, ya sea para alterar nuestro presente o simplemente para vivir épocas remotas o situaciones históricas, es absolutamente seductora. Sin embargo, y aunque hay quienes aseguran que ya se ha logrado, al menos probadamente no hemos sido capaces de cabalgar sobre del tiempo y alterar experiencialmente su linealidad. 

Pero la limitación científica para lograrlo, hasta ahora, no significa que no sea posible. De hecho, viajar en el tiempo, al menos según Ethan Siegel, astrofísico del Lewis and Clark College, no rompe ninguna de las leyes de la física teórica.

De acuerdo con este estudioso, viajar en el tiempo depende de que una fluctuación cuántica de energía positiva y una negativa se conecten, y entonces podríamos crear un "agujero de gusano" o túnel del tiempo. Para lograr esta conexión primero tendríamos que encontrar la energía negativa, la cual si bien no se ha descubierto aún, todo indica que existe y está ahí, intercalada con el resto de ingredientes de nuestra realidad física (nos referimos a la subatómica).

Si esta masa/energía/materia negativa existe, entonces crear tanto un agujero negro supermasivo como su contraparte negativa, y luego conectarlos, habilitaría un agujero de gusano atravesable. Todo esto es genial para viajar instantáneamente a través del espacio. 

En cuanto a viajar en el tiempo, aquí es donde entraría la relatividad. Cuando viajas a una velocidad cercana a la de la luz experimentas un fenómeno conocido como dilatación temporal, o descabellar tu movimiento en el tiempo. Por ejemplo, lográndolo, podrías hacer un viaje de un par de años y, a tu regreso, constatar que aquí en la Tierra transcurrieron en realidad 70 años. Con un agujero de gusano, podrías jugar con esta relación o incluso invertirla: atravesarlo, transitar durante 40 años y regresar a la Tierra habiendo transcurrido sólo 1.       

En pocas palabras, según Siegel, ya tenemos casi todos los ingredientes disponibles para crear ese vehículo transtemporal que muchos hemos deseado. La pregunta es: ¿cuándo terminaremos de reunir los insumos y, sobre todo, estaremos dispuestos a dar el gran paso?

 

Más info (ENG) aquí