*

X

¿Geniales o terribles? Estas son las 50 películas que provocan mayor división de opiniones

Arte

Por: pijamasurf - 11/25/2017

¿Quieres comenzar una discusión sin fin? Di que una de estas películas de Lars von Trier, Christopher Nolan o González Iñárritu son verdaderas obras de arte… o todo lo contrario

Una opinión elemental y más o menos generalizada asegura que, en cuestión de arte, nada puede ser juzgado “bueno” o “malo”, exitoso o decepcionante, genial o terrible porque, según se repite, tanto la percepción de la obra de arte como la obra en sí pertenecen al dominio de la subjetividad.

La objetividad no existe en el arte, dicen quienes piensan así, y aunque en esto quizá no se equivocan, a partir de dicha premisa consideran, erróneamente, que la ausencia de objetividad en el arte impide emitir un juicio crítico sobre una obra.

En este sentido, el portal Gizmodo realizó recientemente un ejercicio interesante para conocer las películas que, en los últimos años, han resultado más polémicas para los espectadores. Polémicas en un sentido muy puntual: mientras que a algunos les parecen admirables y verdaderas obras maestras, otros las califican con las peores notas. Esto es, son películas de las que parece que nadie puede ponerse de acuerdo respecto de su importancia, calidad o valor dentro de la historia del cine.

Para llegar a estos resultados, el equipo de Gizmodo utilizó la información de Metacritic, un sitio de Internet de tipo “agregador” (aggregator) que está programado para recolectar críticas de películas que se publican en diversos medios, “normalizarlas” (estadísticamente hablando) y situar a todas en una misma escala, para así valorar todos los filmes según los mismos parámetros.

El método usado por Gizmodo se detalla en este enlace, pero de momento basta con mencionar que se tomaron en cuenta 9 mil 516 películas que a su vez generaron más de 190 mil críticas de 842 personas especializadas en esta labor, datos a los que su vez se aplicó una desviación estándar (SD) para conocer la dispersión estadística de dichas valoraciones, con lo cual se obtuvo esto: las 50 películas que más han dividido a los críticos en los últimos años.

Vale la pena mencionar que, casi como un corolario inevitable, de ese mismo análisis se derivó otra clasificación: las 50 películas que nadie tiene ningún problema en reconocer como “buenos” filmes.

Más allá del falso debate sobre la dicotomía subjetividad/objetividad en el arte, resulta claro que es posible decir que un libro, una película, una pintura o cualquier otra expresión artística es pésima o sobresaliente y considerarlo así más allá de la percepción personal. 

Como puede entenderse desde la teoría de sistemas de Niklas Luhmann, el arte desarrolló en su seno y a lo largo de su historia los recursos necesarios para evaluar, clasificar y jerarquizar sus propias producciones. De ahí la existencia de figuras como los críticos de arte, por ejemplo, los curadores, los historiadores del arte, las revistas especializadas, festivales, ferias, exposiciones retrospectivas y, en general, todos los elementos que contribuyen para que una obra tome su lugar dentro del sistema. 

El disentimiento y el debate son parte también de ese sistema y, de hecho, dos de los mecanismo fundamentales para mantenerlo en marcha y activo.

Te podría interesar:

El encanto de la luz y el rito colectivo en el Festival Visual Art Week México

Arte

Por: pijamasurf - 11/25/2017

Somos una especie atraída a la luz, el brillo y la unión anímica que representa. Su presencia en la capital del país, ahora más que nunca será innegable

La relación entre la luz y los humanos es muy antigua. Algunos la observan en el dibujo rupestre o el descubrimiento del fuego. Lo cierto es que, su efecto litúrgico, hoy más que nunca nos apasiona. El Festival de luces Visual Art Week en la Ciudad de México es un ejemplo. Su uso de luminiscencias y colores se caracteriza por la reapropiación de lugares citadinos con la meta de crear armonía y diálogo.

Otros de los objetivos de la exposición es exaltar la creatividad de los visitantes. Debido a que la mayoría de las obras son interactivas, muchas de las visitas pueden relacionarse con la pieza en sí. Arte, tecnología y espacio público son los axiomas de Visual Art Week, por lo cual, la interdisciplinaridad y la vanguardia son otros de los elementos que encontraremos en cada una de las instalaciones. La búsqueda de un público para una nueva generación de artistas, que no duda en combinar la ciencia y la estética, es uno de los mayores atractivos del evento, pero no el único. El uso de la ciudad constituye otra de sus fortalezas.

La elección de  las áreas metropolitanas no es arbitraria. Cada zona es elegida acorde al artista, la afluencia de gente y el efecto que se busca crear. Se trata de hacer de la ciudad el escenario ideal para el intercambio y la convivencia. Inclusive, de revitalizar nuestras calles con una nueva óptica. Dentro del marco del festival, también habrá talleres, pláticas, intervenciones urbanas y performances audiovisuales.

Transformar la realidad en un foco incandescente se remonta al año 2015, con una segunda exposición en el 2016, y la respuesta del público ha sido muy positiva. Al fin y al cabo, se trata de volver la ciudad lo que en un principio fue: un lugar habitable y abrumador por su belleza. Las fechas de exposición serán desde el 29 de noviembre del 2017 al 3 de diciembre del mismo año.

Va el lineup de este año:

THE POOL por Jen Lewin (Jen Lewin Studio) (EEUU)

Inspirado por la visión celestial del océano  y los pequeños charcos de agua cuando bajaba la marea, Jen Lewin propone esta instalación para salvaguardar uno de sus recuerdos de infancia más queridos. Pasear a través de estas luces, que podrían parecer la Luna en el agua, pero también son interactivas, lo que permite una experiencia personal y surreal. Podrá encontrarse frente al palacio de Bellas Artes.

 

Shining Triangle de PEAK TIME LAB (MX)

Sabedores de que el triángulo es una de las piezas más importantes de la geometría, el colectivo PEAK TIME lo utilizó en sus instalaciones para representar la armonía, la proporción y montajes visualmente atractivos. Estas dos cualidades lo ligan perfectamente al presente, pasado y el equilibrio natural. Algunas pruebas de esto se observan en el uso del triángulo en otras culturas, como en el budismo o la religión católica.

 

Caminante (HIK+)

Este montaje es una oda tanto a la literatura como a la tecnología. Visualizado como un poema interactivo, la obra narra la tenacidad del mexicano y como ésta lo impulsa a buscar respuestas. La pieza fue creada gracias al Motion Capture Cinema 4D, Coding, Notch, Maya, Houdini y After Effects.

 

POP PAC INTERACTIVE (MX)

Esta es una instalación lumínica y ambiental que, formada por esferas luminosas, crea un techo de burbujas que transforman el espacio en el que se encuentra. El acompañamiento sonoro de la pieza está producido por No Light y recrea la sensación de pequeñas explosiones. Se encontrará al lado del Museo del Templo Mayor.

 

Horizontal Interference por Katarzyna Malejka y Joachim Slugocki (Kasjo Studio) (Pol)

Esta estructura está formada por los colores de una tela que conectan con árboles. La arquitectura que provoca este efecto es una iluminación sencilla pero ingeniosa, ya que se vale de elementos naturales. Por lo mismo, es muchas veces denominada orgánica y su efecto es considerado poético. Se ubicará en el Parque Lincoln Emilio Castelar.

 

FLORA PHILIPP ARTUS (ALE)

Como lo dice su nombre, esta creación alude a la naturaleza y las líneas abstractas que realiza al crecer sus plantas. El espectador tiene la oportunidad de interactuar con la obra y su animación a partir de un touchpad y así diseñar los patrones que emergen. Su animación es generada gracias a ondas sinusoidades que viajan a través de una cadena de líneas. La instalación estará en el Monumento a la Revolución.