*

X

'Future Library': 100 manuscritos de 100 autores serán publicados en 100 años con papel de un futuro bosque

Libros

Por: pijamasurf - 11/10/2017

El proyecto de arte ecológico y optimismo literario de Katie Paterson es una reflexión sobre el silencio y la literatura

Un bosque en Noruega está siendo plantado para en 100 años convertirse en 100 libros de 100 importantes autores que entregarán un manuscrito cada año, para dar vida a una biblioteca del futuro. Los libros serán encapsulados en una cámara hasta el 2114. Future Library es el proyecto de la artista Katie Paterson, quien envía un mensaje de optimismo al futuro: en 100 años, espera, habrá lectores y habrá un bosque y papel para imprimir libros como lo hacemos ahora. 

La primera autora en entregar un libro al silencio fue Margaret Atwood, en el 2014; el segundo fue David Mitchell y la tercera, el islandés Sjón. Atwood dijo que es como un cuento de hadas, como el de la Bella Durmiente, que se quedó dormida 100 años en un bosque.   

En el 2114, los textos despertarán a la luz pública. Evidentemente, Paterson no estará encargada de hacer la publicación -a menos de que ella misma, como estos libros, sea congelada en el tiempo o algo así. La fundación del Future Library cumplirá con ese cometido -esperando que no ocurra un cataclismo- y se construirá una biblioteca para albergar el proyecto. 

El proyecto genera gran curiosidad justamente por el silencio, por el hecho de que las obras serán para la posteridad; los autores no tendrán ninguna retroalimentación del público. Por otro lado, es una forma de garantizar esa misma posteridad que algunos autores buscan tanto.

Paterson imagina ya que los anillos de los árboles se convierten en silentes capítulos, en voces encapsuladas que despertarán en 100 años.

 

Aquí puedes ver todos los detalles del proyecto, e incluso videos del rito de enterrar los manuscritos

 

Finalmente descifran el 'Manuscrito Voynich', uno de los libro más misteriosos de la historia

Libros

Por: pijamasurf - 11/10/2017

Se ha logrado descifrar un manuscrito escrito en el siglo XV, con misteriosos signos zodiacales y mujeres desnudas, que emergió entre coleccionistas de libros raros hace 100 años

El Manuscrito Voynich ha confundido a los criptógrafos por décadas, desde que fue vendido en 1912 por Wilfrid Voynich, quien había dicho que el libro había sido compuesto por Roger Bacon, filósofo, teólogo y protocientífico que había ocultado algunas de sus obras en código para eludir a la Iglesia. Se sabía que se trata de un texto de principios del siglo XV y que mostraba plantas y signos zodiacales, pero los caracteres de su texto no habían sido descifrados. 

Nicholas Gibbs, un experto en manuscritos médicos medievales, ha logrado descifrarlo y explica que en realidad es algo bastante sencillo. Gibbs descubrió que el texto estaba compuesto de ligaduras o abreviaturas en latín con las que se sintetizaban remedios que habían sido tomados de tratados médicos estándar, fundamentalmente hierbas y procedimientos de baños ginecológicos. El texto incorpora una colección de remedios herbales, cartas zodiacales, instrucciones para baños, aromaterapia y un diagrama de la influencia de las Pléyades, entre otras cosas.

Gibbs cree que podría haberse escrito para las mujeres de la alta sociedad, incluso tal vez para una mujer en específico, como no era infrecuente en esa época. Cada carácter en el manuscrito representa una palabra abreviada y no una letra, lo cual le permitió ligarlas con las entradas correspondientes de cada planta, de las cuales el manuscrito provee una serie de ingredientes para una receta. Quizás el gran problema que habían tenido los criptógrafos sólo se debe a que al manuscrito le falta el índice. El nombre de las plantas y las enfermedades no era necesario, ya que estaban probablemente en el índice con su número de página.

 

Aquí puedes leer una detallada descripción de su investigación