*

X

Este chileno tiene 121 años, y es el hombre más viejo del mundo (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/28/2017

Conoce a Don Celino, el hombre más viejo del mundo

Don Celino tiene 121 años de edad y, al parecer, es el hombre más viejo del mundo.

Nunca se casó, nunca tuvo hijos, pero su salud no sufrió por esta aparente soledad. Tal vez se deba a que hace 22 años Marta Ramírez, entonces de 63 años, accedió a darle asilo a Celino Villanueva Jaramillo, quien tenía 99. En ese momento Martha no pensó que iba a ser algo a largo plazo. Hoy Don Celino tiene 121 años y se ha convertido en un huésped de largo aliento, que hace unos años incluso fue visitado por el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Celino Jaramillo había perdido su certificado de nacimiento en el mismo incendio que lo dejó sin hogar hace 20 años. Pero fue hallada una tarjeta de identidad de 1896 que confirma su edad: nació un 25 de julio de 1896, lo cual lo convierte, según el diario The Guardian, en el hombre más viejo del mundo actualmente. 

Ha trabajado como campesino durante la mayor parte de su vida; a los 80 años fue reemplazado en su trabajo, obtuvo una leve pensión y se dedicó posteriormente a cultivar sus propios vegetales y venderlos en el poblado de Mehuín. Notablemente, hace unos 5 años, cuando Piñera lo visitó, se tomó una foto con él, le dio unas muletas, un horno y otros utensilios, pero no le ofreció acceso a cuidado geriátrico.

Actualmente Celino sufre de cataratas, está sordo en un 85%, no tiene dientes y pocos entienden lo que dice -pero la familia que lo cuida sí logra comprenderlo-. 

Sobre sus hábitos o dieta -y un posible secreto de la longevidad- nada se ha dicho. La familia que lo cuida dice simplemente que "come de todo", aunque, a veces, esto le hace recordar que no tiene dientes. 

Te podría interesar:

Tren adelanta su salida 20 segundos; compañía se disculpa con sus usuarios… Sólo en Japón

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/28/2017

En Japón, la puntualidad se toma en serio.

La cultura japonesa tiene fama de ser especialmente celosa de sus formas sociales, en especial aquellas que atañen a la esfera de lo público y, dentro de ésta, al respeto de las normas de convivencia con los otros. La puntualidad, por ejemplo.

Este fenómeno encontró una expresión que roza con lo increíble hace unos días, cuando una compañía ferroviaria del país nipón se disculpó con sus usuarios, luego de que uno de los trenes adelantara su salida programada en 20 segundos.

Los hechos ocurrieron en la estación Minami Nagareyama, situada en la prefectura de Chiba y que se considera parte del “Área del Gran Tokio”, la zona urbana con mayor población en el mundo formada en torno a la capital del país. 

El tren en cuestión pertenecía a la línea Tsukuba Express y estaba programado para salir a las 09:44:40, pero por alguna razón no aclarada partió a las 09:44:20. Sí: tan sólo 20 segundos de diferencia.

Sin embargo, dicho “cambio” fue suficiente para que la compañía se disculpara públicamente con sus usuarios, asegurando en un comunicado que. “lamentaban profundamente las molestias ocasionadas” por dicho adelanto imprevisto.

En cualquier otro país el “incidente” hubiera pasado desapercibido, pero no en Japón, donde sin duda se vive de otra manera la puntualidad y la idea de cumplir con un servicio.

 

También en Pijama Surf: Este sencillo truco remediará tu impuntualidad para siempre