*

X

Cambios en la rotación de la Tierra incrementarán sismos de alta magnitud en el 2018, según científicos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 11/20/2017

Investigadores encuentran ciclos en los que la actividad sísmica aumenta en relación a la disminución en la velocidad de rotación de la Tierra

Varios científicos han advertido que en el próximo año se podría presentar un importante aumento en el número de terremotos devastadores en el mundo, fundamentalmente debido a variaciones en la velocidad de rotación de la Tierra. 

Los investigadores Roger Bilham, de la Universidad de Colorado y Rebecca Bendick, de la Universidad de Montana, han encontrado una relación entre la rotación de la Tierra y la actividad sísmica. Aunque las fluctuaciones en la velocidad de la rotación son pequeñas, con tan sólo cambiar la duración del día por un milisegundo se pueden presentar descargas de vastas cantidades de energía telúrica, que aparentemente afectan el flujo de metales líquidos en la litósfera. Antes se ha observado que los cambios en la velocidad de rotación tienen efectos en el campo magnético del planeta. 

Los investigadores estudiaron terremotos de magnitud 7 o más desde 1900 y encontraron cinco períodos de incremento extraordinario en los que se produjeron de 25 a 30 terremotos de alta magnitud al año, mientras que el resto del tiempo el promedio fue de alrededor de 15. Luego estudiaron los cambios en la velocidad de la rotación terrestre y descubrieron una correlación entre  la disminución de la velocidad y fuertes sismos. La rotación de la Tierra presenta leves cambios que pueden ser medidos con relojes atómicos. La Tierra lleva a cabo períodos de más o menos 5 años en los que alenta su velocidad, los cuales ocurren en lo que parecen ser ciclos de 32 años. Estos lapsos de 5 años suelen ser seguidos por años desastrosos en términos de terremotos. La Tierra empezó uno de estos períodos hace más de 4 años, según los investigadores.

"El año que entra deberíamos de ver un significativo incremento en el número de severos terremotos. La hemos tenido fácil este año. Hasta el momento sólo ha habido seis terremotos severos. Podríamos fácilmente tener 20 empezando el 2018", dijo Bilham. Los investigadores señalan que el incremento de la actividad sísmica podría durar unos 5 años.

No se sabe bien en dónde sucederán estos terremotos, pero las zonas cercanas al ecuador han sido en el pasado las más sensibles a los cambios en la duración del día.

Actualmente no existen métodos precisos para predecir terremotos, así que de confirmarse esta investigación, al menos tendríamos algo así como un período de 5 años de preparación global. 

 

Con información de The Guardian

Reaparece el cuervo alalā en Hawái después de 1 década de su extinción

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 11/20/2017

Amenazado por la pérdida de hábitat (relacionada con el incremento de campos de café y frutas) y las infecciones causadas por la introducción de depredadores como gatos, ratas y mangostas, el alalā desapareció de los bosques hawaianos desde el 2002

El mundo no sólo se enfrenta a las crisis sociopolíticas que impactan en las numerosas sociedades de la actualidad, sino también a la crisis medioambiental que ha reducido la biodiversidad y la calidad de los ecosistemas en numerosas regiones. Guerras, enfrentamientos armados, incendios, sequías y extinción de especies, son las noticias que más inundan los medios de comunicación a lo largo de nuestros días.

Sin embargo, poco a poco han ido ganando sitio las crónicas de renacimiento y empoderamiento tanto social como ecológico. Historias como la salvación de la vaquita marina en México, del oso panda en Asia y una especie de cuervo en Hawái, renuevan la esperanza de que hay mucho por hacer y por mejorar.

Retomamos el ejemplo del cuervo alalā, una especie endémica de Hawái que regresó de la extinción en la vida salvaje. Amenazado por la pérdida de hábitat (relacionada con el incremento de campos de café y frutas) y las infecciones causadas por la introducción de depredadores como gatos, ratas y mangostas, el alalā desapareció de los bosques hawaianos desde el 2002. Afortunadamente, un equipo de conservacionistas logró hacer que el vuelo de esta especie volviera a revolotear en el mundo salvaje de la Reserva Natural Pu’u Maka’ala.

Seis de estas aves fueron liberadas en la reserva natural; entre ellas, dos hembras y cuatro machos. La idea es observar su proceso de adaptación a este nuevo ambiente salvaje, para entonces liberar a otras dos hembras y otros tres machos. Se trata de un proceso largo, pues la experiencia ha señalado la vulnerabilidad de los alalās a las tormentas de invierno y al halcón hawaiano.   

Se trata del último paso de una campaña que pretende ayudar al alalā a reclamar su hábitat ancestral, contemplando numerosos factores que influyen en la supervivencia de este animal, como cambiar la temporada y el lugar de la liberación (para evitar las tormentas), hacer el proceso en pequeños grupos sociales de machos y hembras, y mejorar el programa de entrenamiento antidepredador para enseñar a las aves rescatadas a sobrevivir ante los depredadores.

Por esta razón, el equipo encargado del proyecto considera que aunque se superó el conflicto inicial de la extinción, aún queda mucho trabajo que hacer. Se trata de una misión que requiere abundante tiempo y perseverancia, fomentando los recursos para asegurar la supervivencia de cualquier especie en peligro de extinción. Por ahora, los centros Keauhou y Maui Bird Conservation, administrados por San Diego Zoo Global, mantienen a salvo a 115 ejemplares de esta especie que irán liberando poco a poco hasta garantizar su supervivencia en un período a corto, mediano y largo plazo.

La reaparición de los alalā permitiría la regulación de todo el bosque, pues su función en la cadena alimenticia no es sólo moderar los niveles de frutas nativas sino también dispersar las semillas de las plantas endémicas de la región. Esto permite facilitar la recuperación de todo un ecosistema que se encuentra en constante riesgo ante la presencia invasiva de un capitalismo exacerbado, un egoísmo que envenena sin miedo a las pérdidas de la naturaleza.

Este es el momento en que las aves fueron liberadas y conocieron, por primera vez, la belleza de un hogar propio: