*

X

Personas antes y después de volverse adictas a drogas duras (FOTOS)

Salud

Por: pijamasurf - 10/17/2017

Estas fotos te harán pensar dos veces antes de consumir cocaína, heroína, metanfetaminas o analgésicos opioides

Sustancias como la heroína, las metanfetaminas, la cocaína o la oxicodona (un potente analgésico opioide) tienen efectos muy dañinos en la salud, que además se muestran de manera patente en la transformación y desfiguración de los rostros de las personas que las consumen con mucha frecuencia. Por si le quedaba algún glamur a estas drogas, estas fotos lo refutan.

Las imágenes fueron compiladas por la organización Rehabs reuniendo los llamados "mugshots" o fotos que se toman cuando una persona es detenida, en este caso, mayormente en el estado de Florida, un estado que tiene leyes agresivas contra las drogas y que tiene una gran cantidad de adictos a sustancias como las mencionadas, y también a numerosos fármacos de receta, nuevas drogas de diseño y las llamadas sales de baño. El hecho de que, en Estados Unidos, millones de individuos que son fundamentalmente adictos sean tratados como criminales y sean arrestados, no ayuda demasiado a combatir el problema. Políticas como la de Portugal, donde se ha descriminalizado el uso de todo tipo de drogas, han mostrado mucho mejores resultados a este respecto. Dicho eso, es indudable que evitar el consumo de estas sustancias es algo positivo en general y estas fotos, aunque un tanto sensacionalistas, van en ese sentido. 

Hay que mencionar que algunas de las drogas más dañinas, como la oxicodona (mejor conocida como OxyContin), responsable de numerosas muertes todos los años, son recetadas por los médicos como analgésicos en casos de dolores extremos.

Te podría interesar:

Aplazar la alarma es lo peor que puedes hacer por tu descanso (y por tu corazón)

Salud

Por: pijamasurf - 10/17/2017

Descansar es vital para tu salud mental y corporal

¿Cuántos de nosotros vivimos esta escena? Suena la alarma de un reloj o de nuestro smartphone y, aunque nos despierta (inevitablemente), en vez de proceder a levantarnos y comenzar nuestro día, extendemos el brazo más cercano a la fuente de ese ruido infernal y entre las sombras de la somnolencia y de la habitación, guiados por puro instinto, presionamos con fuerza y acaso también con cierto enojo el botón de “Snooze”, que nos dará otros 5, 10, 15 minutos de sueño y, queremos creer, descanso, por tantos períodos como nos tome caer en cuenta de que, ahora sí, es momento de salir de la cama.

Sin embargo, este, aunque común, es uno de los peores hábitos que podemos tener, en relación con la calidad de nuestro sueño, nuestro descanso e incluso nuestra salud cardíaca.

De acuerdo con Matthew Walker, profesor adscrito al Centro de la Ciencia del Sueño Humano de la Universidad de California, activar el popular botón de “Snooze” para aplazar la alarma inflige una especie de “asalto” al sistema cardíaco en un momento en que se encontraba en reposo, lo cual, además, se hace en varias ocasiones dentro de un período muy breve.

Fisiológicamente, esta “sorpresa” que se hace al sistema cardiovascular se traduce además en privación de sueño, un estado del cual se ha documentado ampliamente su relación con trastornos y enfermedades mentales como la ansiedad, la depresión y el Alzheimer.

 

GIF: John McLaughlin

 

También en Pijama Surf: 7 maneras de relajarte en la noche (que no involucran alcohol)