*

X

La foto del aura de David Bowie antes y después de consumir cocaína, tomadas con cámara Kirlian

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/25/2017

Bowie experimentó con la fotografía Kirlian en los años 70; el músico pensaba que consumir drogas afecta negativamente el aura

Hubo un tiempo en que la fotografía Kirlian fue toda una sensación entre celebridades y proponentes de la ciencia alternativa. Se creía, y algunas personas aún creen, que esta técnica fotográfica puede registrar el aura humana. Una de las personas interesadas en esta tecnología fue David Bowie, quien en 1975 recibió una cámara fotográfica Kirlian por parte de Thelma Moss, del Departamento de Parapsicología de UCLA. Según narra el sitio The Daily Grail, esa era la época en la que Bowie estaba grabando su álbum Station to Station y estaba en una etapa de gran interés por el ocultismo, la magia, la cábala y, por supuesto, las drogas.   

La cámara Kirlian fue desarrollada por investigadores rusos y checos y funciona produciendo imágenes al colocar objetos en una película fotográfica sobre una placa de metal con carga. Cuando se aplica rápidamente un alto voltaje al objeto, ello crea una exposición en la película a través de lo que se conoce como descarga coronal eléctrica. Algunos, sin embargo, creen que esto es lo mismo a una lectura del aura o los campos biomagnéticos. Además de Bowie, otro músico prominente que se interesó en esto, George Harrison, siempre pionero, utilizó una imagen de Kirlian en el arte de su álbum Living in the Material World.

Bowie usó esta técnica para intentar investigar lo que le ocurría cuando tomaba drogas. La imagen a continuación muestra uno de sus dedos, un crucifijo que le dio su padre y lo que podría ser el aura del dedo modificada por el consumo de la cocaína.

Aquí Bowie explica cómo obtuvo la máquina y habla sobre su experimentación con ésta y cómo las drogas afectan el aura. Bowie señala que "si tomas drogas o haces algo estúpido como eso", ello afecta tu aura. Dice que el aura, después de tomar drogas, se ve "como si alguien te hubiera arrancado el pelo" (aquí, el pelo significa energía).

Te podría interesar:

Estas fotos capturan lo más salvaje, psicodélico y sexy del movimiento hippie

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/25/2017

La contracultura de los 60 creó el prototipo de diversión orgiástica, drogas, sexo, rebeldía, conciencia de protesta y demás. Fue un momento único, quizás el más divertido, pero lamentablemente no logró ningún cambio verdaderamente radical. Lo que queda es solamente la nostalgia de una buena fiesta

Lo que hoy conocemos como el movimiento hippie fue un movimiento contracultural de protesta y libre expresión ligado a la explosión de las drogas psicodélicas a mediados y finales de la década de los 60. La mente maestra detrás de la contracultura, si es que se puede señalar a una persona, es Timothy Leary, doctor en psicología de Harvard, quien empezó a experimentar con hongos y LSD en esta universidad. El LSD y el rock, en conjunto con ideas de libertad, igualdad y paz, generó una serie de eventos emblemáticos como la reunión del Human Be-In en los Polo Grounds de San Francisco el 14 de enero de 1965, de la cual se detonó luego el llamado "summer of love". En la cresta del sunshine acid, los vestidos de flores y las flores en el cabello y en las manos, la rebeldía ante la autoridad y el sueño americano, y la exaltación de la naturaleza, se produjo una especie de retro pagano que se conectaba con corrientes orgiásticas dionisíacas.

Fue el boom de la juventud; pero, pese a una supuesta conciencia política, dicho movimiento no dejó verdaderos cambios, no produjo la revolución que soñaba. Se quedó, de alguna manera, en el viaje, y no logró traducir sus experiencias visionarias en cambios positivos tangibles. Se vivió sobre todo un hedonismo seudoespiritual y una anticipación de una utopía que nunca llegó, porque no logró convertirse en una fuerza política o crear un sistema verdaderamente alternativo. Evidentemente. la clase política de Estados Unidos no permitió esto. Claro que dejó algunas cosas que siguen influyendo a la sociedad hoy en día, como la marca de la psicodelia y los hippies en la conformación del Internet o la consolidación de la espiritualidad oriental que domina la espiritualidad moderna en Estados Unidos.

De cualquier manera quedan fabulosas y excitantes imágenes, sueños de éxtasis y libertad y la nostalgia de un idilio de amor psicodélico. La mayoría de estas imágenes son del Be-In de San Francisco y de Woodstock.