*

X

Festival Comunité 2018 anuncia su line-up: James Holden & The Animal Spirits, Murcof, Nicola Cruz y muchos más

Arte

Por: pijamasurf - 10/24/2017

El festival que se caracteriza por su refinación musical, su compromiso con el ambiente y su ritualización del espacio como un vehículo para experimentar

El festival Comunité celebrará su tercera edición en Tulum, México, el 5 y 6 de enero del 2018, ya apuntalado como uno de los más esperados del año por lo conocedores de la música electrónica y por aquellos que buscan disfrutar de una experiencia de conexión y comunión con la naturaleza y la conciencia. Creación de productores mexicanos, Comunité en sus ediciones previas ha apostado por la calidad musical y la armonía con el medio ambiente, haciendo una curaduría minuciosa que mezcla artistas consolidados (pero no headliners que solamente revientan taquillas) y propuestas novedosas que revelan nuevas formas de concebir la música electrónica.

Recientemente el festival anunció su primera oleada de artistas, en la cual se incluye la presentación James​ ​Holden​ & The Animal​ ​Spirits​, quienes debutarán su nuevo proyecto en México. Holden, una eminencia dentro de la música electrónica contemporánea, estrena su primer disco desde el 2017, y en esta ocasión combina su propio tecnochamanismo en los controles con el acompañamiento de una nueva banda en vivo. Una promesa de sonidos místicos y psicodélicos en las puertas del inframundo maya.

Mención especial para el tijuanense Murcof (Fernando Corona), probablemente el artista de la escena experimental mexicana más refinado y reconocido internacionalmente, habiendo trabajado con algunos de los artistas más reconocidos de la música contemporánea. Murcof crea estructuras sonoras que oscilan entre el jazz, el ambient, el techno, el glitch, e incluso la música clásica. Sobra decir que su versatilidad y variedad de recursos es enorme, pero siempre se caracteriza por una sensibilidad contemplativa. Escucharlo en la selva de Tulum será una experiencia única.

Comunité tendrá este año una especial presencia cubana, liderada por la cantante de neo-soul cubano Dayme​ ​Arocena​, Mystic​ ​Bill​ de Trax Records y Alpha​ ​606​, una paleta diversa de sonidos y energía de esta isla, que se caracteriza, entre otras cosas, por llevar la música en la sangre. La presencia e intercambio cultural con Cuba de esta edición es parte de la intención de enfocarse en "las corrientes alternativas y la reinvención de las formas tradicionales de música".

Siguiendo con el caudal electro-latino, una de las nuevas estrellas de la electrónica mundial, el franco ecuatoriano Nicola Cruz estará presentándose con su fiebre neo-andina, una combinación de sonidos tradicionales con tersos beats electrónicos y ambientes cristalinos. Recientemente Cruz hizo un rework de los famosos cantos de María Sabina.

El lineup se completa con diversos artistas como Kaitlyn​ ​Aurelia​ ​Smith​ (Live) en un acto presentado por Aki Aora, Romare (Live), Auntie​ ​Flo​, Kuniyuki​ (Live), Kalabrese​, Clap!​ ​Clap!,​ ​Eris​ ​Drew,​ ​Olin​ ​y​ ​Funk​ ​E y el infaltable Lawrence. Residentes nacionales​ ​AAAA,​ ​Soul​ ​of​ ​Hex,​ ​Jonn​ ​y Uchi​ ​se unen al programa con sangre nueva como Itzone​ y Alexis​ ​Yasky​, culminando en una mezcla de shows espirituales que combinan la experimentación aural con distintos géneros en la pista de baile. Más artistas serán anunciados en las próximas semanas.

La locación del festival regresará a la Riviera Maya, llevándose a cabo en la jungla paradisiaca de un rancho en Tulum, con tres cenotes y tres escenarios: el Escenario Lunar, en medio de una cueva bajo tierra acuífera, el Escenario Solar en un área al aire libre y un tercer escenario dentro de una cueva.

Como ya es tradición Comunité mantiene su compromiso ecológico, uniéndose con la iniciativa local Restore Coral, con la cual ayudará a replantar los corales del Caribe, centrales para preservar la salud del océano y del ecosistema planetario. Asimismo donará un porcentaje de las ventas de los boletos para reconstruir viviendas por los afectados de los sismos en México. 

LINE​ ​UP​ ​-​ ​Comunité​ ​2018​ ​​(más​ ​por​ ​anunciar):


James Holden & The Animal Spirits (Live Band)
Dayme Arocena (Live Band)
Kaitlyn Aurelia Smith (Live) - “Special live performance curated by Aki Aora"
Murcof (Live)
Romare (Live)
Lawrence
Steve O'Sullivan
Rhadoo
Nicola Cruz (Live)
Auntie Flo
Kuniyuki (Live)
Alpha 606 (Live)
Kalabrese
Mystic Bill
Lazare Hoche
Josep
Eris Drew
Clap Clap!
Vlada
Aleksa Alaska
Funk E
rRoxymore
ViiV
Uchi
Soul of Hex
AAAA
Solar
Jonn
Itzone
Alexis Yasky
Soos
Julio Victoria

Sitio oficial: Comunité

Facebook Comunité

Reseña Comunité 2016

Reseña Comunité 2017

Te podría interesar:

La güera pata de palo: Reflexión de la cinta ‘Amor carnal’/‘The Bad Batch’ (Ana Lily Amirpour, 2017)

Arte

Por: Psicanzuelo - 10/24/2017

Una fábula de las tribulaciones de ser malentendido por su entorno, hasta que uno es forzado a entenderse a sí mismo

Ana Lily Amirpour tuvo un éxito inusitado con su cinta de vampiros iraní Una chica vuelve a casa sola de noche (2014), con una estética pendular entre videoclip dirigido por Roger Ballen para Die Antwoord y versión vampírica de Almereyda en Nadja (producida por David Lynch, 1994), que de por sí contiene referencias a películas sesenteras de vampiros de la Hammer, Jean Rollin, y hasta mexicanas de luchadores. Destacaba por sus juegos de cambio de tono y feminismo, además de su constante tensión creciente de bajo presupuesto. Pues, como suele suceder, le ofrecen pronto una película en Hollywood, con toda la presión que suele traer esta acción, Amirpour no decepciona con su siguiente esfuerzo-largometraje: Amor carnal. De entrada nuevamente un fuerte personaje femenino joven, Arlene, esculpido con fuerza por la actriz Suki Waterhouse, en una cinta donde uno puede sentir el desierto con todas sus texturas bajo el Sol y bajo la Luna, con una fotografía bella pero realista al mismo tiempo. La otra buena decisión que realiza Amirpour es trabajar con Annapurna Pictures, medianamente independiente pero con presencia internacional y calidad constante, con 6 millones de dólares, lo que es de risa para filmar en EEUU para un estudio, pero suficiente para que Amirpour pueda lograr una poética fabula de las que pocas hay hoy, en conjunto con la rama de producción audiovisual de la revista VICE, mucho que ver con el productor independiente de caché Eddy Moretti. Curiosamente se consigue que Keanu Reeves actúe no sé con cuánto dinero, además de contar con la presencia de otro actor de mucho éxito actualmente después de su papel en Game of Thrones: Jason Momoa; hasta Jim Carrey, Giovanni Ribisi y Diego Luna están en el elenco, irreconocibles como el mismo Reeves.

Arlene es introducida a un terreno en el desierto de ¿California o Texas? enrejado, toda la escoria corre en sus praderas, recordando mucho la segunda entrega de Mad Max (George Miller, 1981), pero sobre todo haciendo alusión a la premisa del falso documental Punishment Park (Peter Watkins, 1971). Una película que narraba cómo los jóvenes revolucionarios de varios movimientos pacifistas de los 60 eran perseguidos cruelmente por varios policías en el desierto, como parte de una sociedad en el futuro y su sistema judicial radical. En Amor carnal, es una sociedad de parias, freaks, homeless, todo lo que la sociedad no quiere. Amurallados en el desierto como Trump quiere, la directora deja su comentario social evidente, que la acerca a la ciencia ficción social, como inmigrante de oriente medio.

No pasa mucho tiempo para que Arlene sea capturada por una pareja lésbica “white trash” que se merienda su pierna; ella logra escapar matando a las dos. De ahí en adelante Arlene debe sobrevivir bajo los inclementes rayos del Sol, las noches frías y varias tribus nómadas. La ayuda un ermitaño, interpretado por un irreconocible Jim Carrey, es fundamental para que ella sobreviva y encuentre su prótesis y su nueva personalidad. Pronto aparece la tribu que se ha vuelto la clase social alta del desierto, comandada por un mesías del confort, interpretado por otro irreconocible Keanu Reeves que usa múltiples mujeres bellas como guardaespaldas, que traen una frase impresa en sus playeras de uniforme que dice: “El sueño está dentro de mí”. El mesías organiza fiestas electrónicas nocturnas, parecidas al festival Burning Man, donde se habla del sueño, de soñar el sueño siendo el poder de la tribu; claramente, los controla mentalmente como gurú, como si fuera su sueño; las drogas sintéticas son el soma de ese mundo feliz.

Por otro lado, su antítesis, algo cavernícola y salvaje resulta ser El Hombre de Miami (Jason Momoa) que lleva una especie de gimnasio al aire libre tipo barrio bajo, donde la arena y el sudor le brindan una apariencia específica a la escena por donde se filtran varios momentos de los años 80. El hombre de Miami, con una estampa que recuerda a Conan el destructor (John Milius, 1982), parece entender a Arlene más de lo que ella logra entenderse a sí misma. Miel (Jayda Fink) es una pequeña niña graciosa que tiene un conejo como fiel mascota y que resulta, más bien, ser una prolongación de la inocencia de Arlene. Finalmente El Hombre de Miami le ayuda a tomar esa inocencia aunque curtida, siendo él mismo un caníbal regenerado.

Amirpour no duda ni siquiera un segundo en cada corte, hilvanando la cámara sobre un suave dolly que brinda a los ambientes esa magia que se respira en el desierto, como proyección del individuo, con otras cámaras lentas expresivas de gestos, y cortes directos muy abiertos que nos enfrían por medio de aplicar geometría en la composición de los objetos, lugares y movimientos lejanos.

 

Twitter del autor: @psicanzuelo