*

X
El implante influye en la reacción del nervio vagal como regulador de los síntomas de la depresión mayor y en una mayor tolerancia a lo largo del tiempo

¿Basta un implante electrónico para liberar al ser humano de la depresión? Tras décadas de investigación en alternativas psicoterapéuticas, farmacológicas y fisiológicas, un nuevo tipo de tratamiento surge como una esperanza de reducir los síntomas de la depresión mayor. Se trata de un proyecto enfocado en la estimulación del nervio vagal –VNS, por su traducción en inglés– mediante una pequeña batería energética que se inserta debajo de la piel del cuello y emite pulsiones eléctricas en este nervio en específico.

El implante funciona teniendo en consideración que el nervio vago monitorea las funciones más vitales del cuerpo humano, tales como la respiración, el ritmo cardíaco, el sistema muscular, las señales retroalimentativas entre el cerebro y el cuerpo. En palabras del psiquiatra Hamish Mcallister Williams, de la Universidad de Newcastle, a diferencia de otras opciones de tratamiento (como fármacos, terapias psicoanalíticas o electroconvulsivas), este implante posee un verdadero efecto que influye en la reacción del nervio vagal como regulador de los síntomas de la depresión mayor y en una mayor tolerancia a lo largo del tiempo. El único efecto secundario que el psiquiatra Scott Aaronson encontró durante una investigación de 5 años de duración, es una ronquera similar al sonido de una rana que se encuentra atrapada en la garganta.

Aaronson retoma la idea de que el VNS estimula los nervios que se dirigen hacia el sistema límbico, aquella región cerebral que controla las emociones, el estado de ánimo y la conducta, liberando más neurotransmisores entre los nervios. De modo que este método se recomienda para las personas con depresión grave, aquella con prescripción de terapias electroconvulsivas, como último recurso ante la resistencia a otros tratamientos. Ello porque este es un tratamiento que no sólo implica una alta inversión económica sino también un proceso invasivo, que se utiliza en casos extremos.

La depresión mayor, causada por una suma de factores ambientales, sociales, emocionales y biológicos, puede tratarse mediante fármacos, terapias e incluso meditación. Sin embargo, cuando  el malestar posee una base principalmente biológica –debida a una alteración en el sistema nervioso o sistema hormonal– se requiere de un tratamiento a largo plazo que reduzca la posible incidencia del malestar.

Eres un adulto, pero no tienes prisa; una etapa memorable, pero llena de confusión

Quizá como nunca en la historia, las generaciones actuales están viviendo una realidad cultural muy distinta a la que vivieron sus padres. Los veinteañeros de hoy son resultado de una generación que solía casarse a la mitad de los 20s, cuando mucho, pero hoy a esta edad el futuro de una familia se perfila mucho más lejano.

Por ello, en esta década el autoconocimiento se convierte en un tema imprescindible, aunque disfrutar es una de sus máximas. Hoy, los 20s son una etapa de transición, se es adulto pero no se entra de lleno a la vida de responsabilidades como se concibió durante milenios.

Y también por lo anterior puede tornarse en una etapa de mucha, mucha confusión. No se tiene prisa, pero tampoco se es un adolescente; ¿cómo, entonces, autoconcebirte?, ¿planear?

El conferencista de Ted, Bill Beteet, entre humor y análisis, compartió consejos para esta etapa en la que las referencias familiares han quedado caducas y la falta de respuestas puede ser la cualidad constante.:

 

1. Deshazte de tu televisión

Puede hacerte perder mucho tiempo. En lugar de estar viendo vivir a otros, ve por lo que quieres y concéntrate en tu propia vida.

 

2. Aprovecha las oportunidades de cambiar de vida cuando se presenten

No tienes muchas responsabilidades, así que es momento de vivir. Cuando se presenten oportunidades de hacer un viaje, cambiar de trabajo, emprender nuevos proyectos, hazlo.

 

3. Ubica una pasión y trabaja

Encuentra lo que más te gusta y desarróllalo; esto podría llevarte rápidamente a dedicarte a lo que verdaderamente amas.

 

4. Escucha audiolibros mientras caminas

Estos tiempos en trayectos te darán herramientas para la imaginación y el conocimiento.

 

5. Permanece soltero

No hay prisa, conoce muchas personas, sal con ellas; conócete a ti mismo frente a distintas relaciones potenciales.

 

6. Haz conscientes tus gastos más mínimos

Comprar un café a diario en lugar de hacerlo tú mismo en casa es un gasto que si calculas a 1 año podría convertirse en un boleto de avión a algún lugar. No despilfarres y ve haciendo más eficientes tus finanzas para vivir las mayores experiencias posibles.

 

7. Elige tu tribu

Las amistades de la infancia y adolescencia suelen ser más circunstanciales que temáticas. Encuentra las personas con las que de verdad mantengas afinidad ideológica o intereses afines. Además de divertirte mucho, podrás encaminarte más a lo que quieres.

 

8. Construye redes en línea

Compartir tu trabajo en redes sociales y crecerlas podría llevarte a lugares inesperados, conocer personas y conseguir oportunidades en un futuro.

 

9. Ubica y sigue metas, siempre

No tienes muchas responsabilidades pero, mientras mejor sepas lo que quieres, más rápido llegarás a ello.

 

10. Cuida tu salud

Estar de fiesta es parte imprescindible de los 20s, pero hazlo con consciencia. Administra tu energía, come bien, haz ejercicio y sé más consciente de todo lo que le haces a tu cuerpo.

 

11. Haz algo que no habías hecho

Aventúrate, viaja, viaja todo lo que puedas.