*

X

París al desnudo: la capital francesa abre su primer parque nudista

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/15/2017

París se convierte en la primera gran ciudad en albergar un espacio público dedicado al nudismo

Comulguemos o no con el nudismo, se trata sin duda de una postura frente a la existencia cuyos argumentos vale la pena conocer. El nudismo, en cierta forma, es algo más que “sólo desnudarse” y, al mismo tiempo, es nada más que eso. 

Es algo más porque en su mejor expresión implica una reflexión sobre el cuerpo y la idea que nos hacemos de él a partir de la cultura en que nos formamos. De todas las personas que se sienten incómodas con su cuerpo, por ejemplo, ¿cuántas de ellas se sentirán así porque aprendieron a avergonzarse de su figura? Personas delgadas, con sobrepeso, ancianas, con determinado color de piel, con cierta complexión… En muchos casos, sin importar la circunstancia, la relación que se tiene con el cuerpo está marcada por el conflicto y la dificultad.

En este sentido, muchas de las iniciativas que se relacionan con el nudismo son una invitación a hacernos preguntas relacionadas con este asunto.

Hace un par de semanas, en París abrió el primer parque nudista de la capital francesa, en el emblemático Bois de Vincennes, el parque público más grande de París (su superficie es de 995 hectáreas). Este, sin duda, es uno de los primeros espacios públicos en medio de una gran ciudad en donde está permitido desnudarse.

La iniciativa fue impulsada, entre otros, por la Asociación de Naturistas de París, y su objetivo es contar con un área para apreciar la naturaleza en plena libertad. De este modo, al sentirse en desnudez absoluta frente a un ente que, como la naturaleza, siempre está desnudo, sin imposiciones de ningún tipo, es inevitable que surja un vínculo de respeto y admiración.

Esta área dedicada al “naturismo” estará abierta al público hasta el 15 de octubre y, vale la pena mencionar, está resguardada de voyeristas, exhibicionistas y otros personajes afines, que de ser sorprendidos en actividades ilícitas podrían ser condenados a pagar una multa de hasta 15 mil euros o pasar 1 año en la cárcel.

Este sencillo truco remediará tu impuntualidad para siempre

Buena Vida

Por: pijamasurf - 09/15/2017

¿Siempre llegas tarde a todo? Prueba esta sencilla estrategia para recuperar tu puntualidad perdida

La puntualidad es deber de caballeros, cortesía de reyes, obligación de cortesanos, hábito de gente de valor y costumbre de personas bien educadas.

Luis XVIII

Se trate de una cita con amigos, con nuestra pareja, de trabajo o de algún otro tipo, la puntualidad es uno de los mejores ejemplos de los contratos tácitos que se establecen en la convivencia cotidiana: citarse a una hora hace que todos los involucrados organicen su tiempo y ocupaciones en torno a ese acuerdo. Por eso, cuando alguien incumple con el compromiso, suele considerarse una falta de consideración hacia aquellos que sí respetaron lo dicho.

Si es tu caso y, como se dice, llegas tarde a todos lados, es posible que este sencillo truco que presentaremos a continuación resuelva de una vez por todas tu impuntualidad crónica.

En su blog I’am an Organizing Junkie (algo que puede traducirse como “Soy una adicta a organizar”), Laura Wittmann compartió una estrategia que ella emplea para llegar sin retardo a los encuentros de su día: medir las tareas de su día y la duración de éstas en retroceso y no hacia adelante (como usualmente hacemos casi todos), partiendo de la cita en cuestión.

Si, por ejemplo, debe estar a las 9 de la mañana en una junta de trabajo, procede de este modo:

9:00: junta
8:40: salir de casa, en tanto que llegar al lugar de la cita toma 5 minutos
8:30: tomar las cosas necesarias
8:25: lavarse los dientes
8:00: desayuno
7:30: peinarse y maquillarse
7:00: bañarse y vestirse
6:45: despertar

Cabe acotar que este truco requiere de al menos dos condiciones fundamentales. Una, que la persona sepa con certeza cuánto tiempo tarda en realizar determinada acción (hay quien desayuna en 15 o 10 minutos, por ejemplo). La segunda, que sea posible atender casi exclusivamente cada una de las tareas, sin distracciones (¡ni siquiera revisar Facebook!).

Si mencionamos esto es porque en muchos casos esas son las principales causas de la impuntualidad de una persona: por un lado, la poca conciencia que tiene de su propio tiempo (pensar, por ejemplo, que se baña “rápido”, cuando en realidad sus duchas son demoradas) y, por otro lado, el vicio contemporáneo del multitasking, por el cual creemos que podemos hacer muchas cosas a la vez, cuando en realidad cada una requiere de su propio tiempo.

¿Qué te parece? ¿Crees que con este hack ahora sí llegarás a tiempo a tus citas? No dejes de compartirnos tu opinión en la sección de comentarios de esta nota o en nuestras redes sociales.

 

También en Pijama Surf: Conoce por qué algunas personas siempre llegan tarde