*

X

La tinta de tus tatuajes viaja al interior de tu cuerpo hasta acumularse en este punto (ESTUDIO)

Salud

Por: pijamasurf - 09/22/2017

El sistema inmune y los tatuajes tienen una relación mucho más cercana de lo que se creía

Hace tiempo explicamos en una nota que la permanencia de los tatuajes en el cuerpo se explica por su efecto sobre el sistema inmune, para el cual la tinta de los tatuajes no deja de ser nunca un elemento extraño que debe combatirse.

Sin embargo, este efecto podría tener un alcance mucho más amplio aún, pues de acuerdo con una investigación realizada recientemente, el recorrido que esa tinta puede seguir en el cuerpo tiene derivaciones que sólo hasta ahora comienzan a conocerse.

El estudio fue realizado por científicos de tres instituciones europeas de investigación científica: el European Synchrotron Radiation Facility (Francia) y las alemanas German Federal Institute for Risk Assessment y Physikalisch-Technische Bundesanstalt. Entre sus observaciones más inquietantes, los académicos encontraron que ciertos elementos de la tinta que se usa en los tatuajes pueden viajar por el cuerpo en forma de micro y nanopartículas y alcanzar los nódulos linfáticos, órganos fundamentales del sistema inmune.

Y si bien en muchos casos las tintas se fabrican a partir de pigmentos orgánicos, en algunos otros pueden contener químicos tóxicos para el cuerpo humano como el níquel, cromo, magnesio y cobalto. De hecho, se tiene registrado que el segundo ingrediente más común de las tintas para tatuaje, después del negro de carbón, es el dióxido de titanio (TiO2), de color blanco y usado sobre todo para mezclarse con otros colorantes y crear sombras y que, además, se emplea como aditivo en ciertos alimentos, bloqueadores solares y pinturas.

Los científicos lanzaron rayos X desde un acelerador de partículas a cuatro cadáveres de personas tatuadas y uno de una persona sin tatuajes. Al examinar tanto la piel como los nodos linfáticos, encontraron que los pigmentos de los tatuajes se encontraban en estos últimos en forma de micro y nanopartículas.

Hasta ahora no se sabe bien a bien qué efecto podría tener la presencia de dichos químicos en el sistema inmune y en la salud en general, sobre todo si, como se observó, no se desechan, sino que se acumulan en los ganglios. Seguramente, investigaciones posteriores podrán ofrecer una respuesta al respecto.

 

También en Pijama Surf: ¿Cuáles son ahora los 10 estilos más populares de tatuaje y qué significan? (FOTOS)

El queso es delicioso, pero ¿tiene el mismo efecto que una droga?

Salud

Por: PijamaSurf - 09/22/2017

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción

Para algunos, el queso es el alimento más delicioso que puede acompañar todo tipo de platillo, desde tacos, tortas, quesadillas, chilaquiles y enchiladas hasta queso con aceitunas para picar. Es simplemente un añadido que enaltece toda una experiencia culinaria; sin embargo, ¿cuán saludable es consumir queso?

De acuerdo con un estudio realizado por dietistas de la Universidad de Michigan, este producto lácteo contiene un químico semejante al usado en las drogas y que provoca el fenómeno de la adicción. Se trata de una sustancia potente que contiene caseína, la cual desencadena los receptores de opioides en las neuronas cerebrales y desarrolla el patrón sináptico de las adicciones.

Esto se descubrió gracias a la Escala de adicción a alimentos de Yale, en donde 120 estudiantes tuvieron la posibilidad de escoger durante el experimento 35 alimentos de numerosos valores nutricionales. Fue así que los investigadores descubrieron que el queso se encontraba entre los alimentos con mayores niveles de adicción.

Para Erica Schulte, autora de la investigación, la caseína –casomorfina– tiene un rol importante en los receptores de dopamina y constituye un elemento adictivo similar a los opioides. Esto sucede debido a que los alimentos procesados poseen los mismos efectos que las drogas: un incremento en el rango de absorción en el cuerpo. De modo que el abuso de quesos promueve la presencia de carbohidratos refinados o grasas que impactan negativamente en los niveles glucémicos.

Además, se evidenció que estos alimentos promueven una conducta compulsiva similar a la adicción a las drogas: parecería que es imposible dejar de comer cualquier tipo de queso. Esto se relacionó principalmente a la estimulación de los receptores de dopamina, los neurotransmisores que no sólo disminuyen la experiencia del dolor, sino que también incrementan la sensación compulsiva que produce una sensación de bienestar y placer.