*

Justo antes de ser destruida, Cassini captó este objeto entre los anillos de Saturno (FOTO)

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/18/2017

El pasado 15 de septiembre, la sonda espacial Cassini completó su misión exploratoria en la órbita del Saturno. Cassini fue puesta en órbita el 15 de octubre de 1997, tardó 6 años y 261 días en arribar a Saturno y se mantuvo durante 13 años y 76 días en torno al planeta, tiempo durante el cual recolectó información sobre los anillos de Saturno, la composición de sus lunas, la dinámica de su atmósfera y más. 

Cabe mencionar que junto con Cassini viajó el módulo Huygens, que en el 2004 fue puesto con éxito sobre la superficie de Titán, la mayor de las 62 lunas confirmadas de Saturno y el único cuerpo además de la Tierra en donde se encuentran líquidos estables al nivel de la superficie. Este fue el primer aterrizaje de un objeto hecho por el ser humano en el sistema solar exterior y también el primero en otra luna además de la de la Tierra.

Para el final de su misión se planeó hacer pasar la sonda entre el planeta y sus anillos, de tal modo que colectara la mayor información posible antes de entrar en la atmósfera y consumirse por ignición, método decidido para evitar una contaminación posible de microorganismos de origen terrestre en alguna de las lunas de Saturno, las cuales ofrecen ambientes propicios para la vida.

Con todo, antes de destruirse, la sonda envió una imagen sumamente perturbadora en la que se aprecia un objeto misterioso entre los anillos de Saturno. Esta, sin embargo, no es la primera ocasión en que se observa el mismo objeto. De acuerdo con Carl Murray, uno de los científicos más veteranos del proyecto Cassini, ya en el 2013 se había obtenido una imagen muy similar que igualmente suscitó preguntas.

Los científicos no saben responder qué es. Coinciden en que se trata de una “anomalía”, pero no saben explicar su origen. Por su forma podría ser una luna, pero esta opción se descarta de inmediato porque entonces su tamaño tendría que ser el mismo que Titán (cuya masa es 1.8 veces la de nuestra luna) y, por lo mismo, no podría encontrarse entre los anillos del planeta. 

Murray sugiere que podría ser una nube densa de polvo y residuos, quizá una luna en su etapa de formación que no se ha formado como objeto totalmente independiente. Pero, en cualquier caso, no existe una explicación al respecto.

En el 2013, por cierto, el objeto recibió el nombre de “Peggy” en homenaje a la suegra de Murray, que celebraba su cumpleaños el día en que los científicos recibieron la imagen.

 

Imagen: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Te podría interesar:

Descubren masivo agujero negro en el corazón de la Vía Láctea

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/18/2017

El segundo agujero negro más grande jamás hallado en nuestra galaxia

Los astrónomos han descubierto un nuevo agujero negro cerca del centro de nuestra galaxia, de un tamaño 100 mil veces superior a nuestro sol. Este supermasivo objeto se encuentra dentro de una nube de gas tóxico y sería el segundo agujero negro más grande jamás descubierto en la Vía Láctea, después de su vecino, el agujero negro Sagittarius A que se encuentra justo en el núcleo del centro de la galaxia, desde donde ejerce su atracción gravitacional.

El descubrimiento fue realizado utilizando uno de los poderosos telescopios del desierto de Atacama en Chile. Se analizó la nube interestelar de gases y se encontraron anomalías en la velocidad con la que se mueve. Luego se determinó que las moléculas de esta nube estarían siendo atraídas por fuerzas gravitacionales. Según el modelo computacional, un agujero negro debería estar en un área circundante de 1.4 billones de kilómetros. Este sería el primer hallazgo de un agujero negro de masa intermedia en la Vía Láctea

Los agujeros negros pequeños se forman cuando ciertas estrellas estallan. De este tipo de agujeros hay una gran abundancia en la galaxia. Luego existe otro tipo, los agujeros negros supermasivos, los cuales se cree que se encuentran en el centro de las galaxias de gran tamaño. No se sabe, sin embargo, cómo  se llegan a formar estos agujeros negros, pero una teoría sugiere que ello ocurre cuando, a lo largo del tiempo, van juntándose y fusionándose varios agujeros negros más pequeños. Así, los agujeros negros supermasivos se formarían de estas semillas de estrellas muertas y masa estelar circundante.

La detección de este nuevo agujero negro podría ser un eslabón que apunte a esta teoría. Se cree que este tipo de agujeros negros podrían ser los restantes de galaxias enanas que fueron canibalizadas en los albores de la Vía Láctea. Eventualmente este agujero negro será devorado por Sagittarius A, haciendo que el agujero negro del núcleo galáctico se vuelva aún más masivo.

 

Con información de The Guardian