*

X
Este cómico video evidencia cómo la publicidad ha creado un estereotipo en torno a los millennials e intenta entablar una conversación con esa abstracción

Suele ocurrir que, como la publicidad no puede hablarnos a todos por separado, tiene que agruparnos en torno a "targets" o nichos demográficos y de intereses, los cuales son representados por estereotipos. Algunos de éstos más o menos empatan con la realidad, otros son más bien aspiraciones, y también hay los que son francamente cómicos. Algo de esto último sucede con los millennials, esa elusiva generación que rompe con muchos de los hábitos de sus predecesores y manifiesta conductas aún incomprensibles para el resto –incluyendo el mercado.

Sin embargo, la máquina publicitaria no descansa en su intento "por hablarle" a esta nueva población, proceso durante el cual cae en errores múltiples y persigue falsas pistas materializadas en imprecisos estereotipos. Sobre esto habla, y se mofa, el video "This is a Generic Millennial Ad" ("Este es un anuncio genérico para los millennials"). La pieza, según sus creadores, "muestra lo fácil que es apelar a aquellos nacidos entre 1980 y 2000. La buena noticia es que gracias a las redes sociales es fácil comentar con esta influyente audiencia. ¿La mala? Odian gastar dinero en comprar cosas (exceptuando, tal vez, aguacates)".

 

La próxima vez que dudes de tus habilidades, recuerda que tu cerebro es una fábrica de mundos con infinito potencial

Entre más cavamos al interior de nuestra mente y nuestras funciones neurológicas, aflora con mayor claridad una premisa: somos mucho más sofisticados de lo que creemos y nuestro potencial pareciera prácticamente infinito. El problema es que vamos acarreando innumerables bloqueos mentales, culturales y prácticos, que merman nuestras capacidades y nos orillan a percibirnos como seres mucho más limitados de lo que en realidad somos. 

Un ejemplo de esto es el reciente descubrimiento hecho por el Brain Blue Project, un programa de investigación neurológica que tras combinar neurociencias y matemáticas concluyó que nuestro cerebro, cuando procesa información, crea estructuras neuronales de hasta 11 dimensiones –espacios matemáticos abstractos. En pocas palabras, producimos mundos que racionalmente no somos siquiera capaces de concebir. 

Los descubrimientos del Blue Brain project han sido posibles gracias a un novedoso modelo que les permite analizar el cerebro, llamado topología algebraica, el cual revela el altísimo nivel de organización presente en el cerebro y sus más de 86 mil millones de neuronas, en lugar de percibir esta actividad como algo meramente caótico.  

Así que la próxima vez que estés dudando de tus habilidades o de tu capacidad para desarrollar nuevas habilidades, recuerda que justo en ese momento tu cerebro esta haciendo danzar universos en 11 dimensiones... Así que relájate y confía en tu potencial.