*

X

Medicamentos psiquiátricos causan más muertes que la heroína y la cocaína, según estudio

Ciencia

Por: pijamasurf - 08/16/2017

Las benzodiazepinas (sustancias populares como el Ativan, el Xanax o el Valium) son muy peligrosas cuando son tomadas por largos períodos de tiempo y combinadas con otras sustancias

Las benzodiazepinas son una clase de drogas psiquiátricas muy utilizadas para tratar fundamentalmente la ansiedad, aunque también se usan para otras enfermedades mentales. Entre los nombres más conocidos de estos fármacos se encuentran Valium, Xanax y Ativan.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Vancouver notó que los índices de mortalidad de estos fármacos son superiores a la heroína y la cocaína. Los investigadores establecen que el consumo crónico de estas sustancias representa más peligro que consumir dichas drogas ilegales. En Estados Unidos, el uso de drogas psiquiátricas causa 50% más muertes que la heroína.

El doctor Keith Ahamad señala que si bien existe mucha investigación sobre los peligros de sustancias como la cocaína o la heroína, no ocurre lo mismo con las benzodiazepinas. 

En un estudio realizado con 2 mil 802 usuarios de drogas, tomando los años de 1996 a 2013, se notó que cuando estos usuarios usaban benzodiazepinas la probabilidad de muerte subía 1.86 veces. Un segundo estudio investigó la relación entre el uso de estos fármacos y la infección de hepatitis C. Los resultados mostraron una probabilidad 1.67 veces más alta de infección cuando se consumía estos medicamentos, muchos de los cuales se utilizan sin ser recetados médicamente.La combinación de benzodiazepinas y analgésicos opioides, alcohol u otras drogas es sumamente peligrosa y llega a ser letal. 

Ahamad mantiene que no hay mucha evidencia médica que sustente que las personas deberían estar utilizando estos medicamentos de manera crónica. Sin embargo, debe mencionarse que algunos de estos medicamentos pueden ser muy útiles para tratar casos agudos -pero el uso crónico representa peligrosos efectos secundarios o efectos de abstinencia. 

Recientemente surgió alarma por el caso del suicidio del cantante Chris Cornell, quien, según su esposa, estaba tomando uno de estos medicamentos (Ativan), lo cual, según ella, fue lo que causó su suicidio. 

Es importante mencionar que si un individuo ha tomado benzodiazepinas por un período medio o largo no debe dejarlas de manera súbita, ya que esto es peligroso debido a que en su abstinencia suelen surgir pensamientos suicidas y demás efectos. Se recomienda discutir con un médico la posibilidad de encontrar un tratamiento sustituto. 

 

Con información del Vancouver Sun

Lee también: Menos Xanax, Valium y Ativan: Enfrentando la ansiedad con métodos alternativos 

2 aspectos que hacen al cerebro de un psicópata distinto al del resto

Ciencia

Por: Pijama Surf - 08/16/2017

Más allá del aspecto emocional, el cerebro de un psicópata verdaderamente envía distintas señales eléctricas

Los psicópatas han sido protagonistas durante años en la literatura, cine y artes en general. Y en el terreno científico también han suscitado durante años un interés especial.

¿Qué es lo que hace a un psicópata? Han sido analizados aspectos como la falta de amor y atención en la infancia, la poca autoestima, la nula o precaria empatía, y a nivel cerebral también se han hecho numerosos estudios al respecto.

Quizá lo que genere tanto interés en la psicopatía es el asombro que nos causa que una persona se vuelva completamente ajena al dolor del otro, a la humanidad del otro; podría parecer que la empatía es uno de los rasgos que más nos acerca a lo verdaderamente humano, lo que nos hace reconocernos como especie.

Un estudio reciente de la Universidad de Harvard, luego de hacer rastreos cerebrales a más de 49 pacientes diagnosticados con psicopatía en un hospital psiquiátrico, reveló que verdaderamente existe una anomalía en el cerebro de un psicópata, y se trata de una conexión más débil entre la corteza prefrontal media ventral y el estriado.

Lo anterior resulta en que los psicópatas registran una mucho mayor actividad en la parte del cerebro asociada a la recompensa, y de ello se desprende que se enfoquen mucho más en la recompensa inmediata (de manera obsesiva) y no piensen, o acaso ni registren, las consecuencias de sus actos a mediano y largo plazo.

Esta misma área es la que se enciende en personas con obsesiones compulsivas como comer, aunque en los psicópatas ocurre en muchas más decisiones que en las concernientes a un solo tópico: la clave para ellos es la recompensa como valor primordial a nivel cerebral.

Esta investigación es muy relevante, ya que más allá de la falta de sentimientos atribuida a este tipo de personas y al tratamiento de la enfermedad enfocado en desórdenes emocionales, revela que verdaderamente existe una anomalía cerebral que puede tratarse, y estudiarse, desde otro ángulo, uno más humano, quizá.