*

X

Este síntoma de depresión pasa desapercibido pero millones de personas lo tienen

Salud

Por: pijamasurf - 08/25/2017

¿Alguna vez has mirado hacia tu pasado y presenciado un paisaje nublado y poco estimulante?

La depresión está de moda. Quizá como sociedad hemos tomado las suficientes malas decisiones como para colocarnos en un punto de la historia en el que la sociedad actual es más propensa que nunca a diversos males psicológicos, entre ellos la depresión. Pero si bien existen evidencias que todos asociamos con "estar deprimido", hay también un síntoma que de acuerdo con estudios recientes tiene buenas probabilidades de indicar un cierto nivel de este padecimiento. 

Básicamente se trata de proyectar un escenario difícil, poco estimulante, hacia el pasado. En lugar de regocijarte, como muchas veces ocurre, con los "buenos viejos tiempos", la depresión puede nublar tu mirada retrospectiva y hacerte contemplar tu vida hacia atrás como un paisaje deprimente.

Una investigación realizada por las universidades de Portsmouth en Inglaterra y la Heine Universitat de Dusseldorf analizó a 100 estudiantes que padecen depresión media o alta, y se les pidió que se imaginaran a sí mismos en escenarios que resultaran en episodios negativos y positivos; así, detectaron una correlación entre el grado de depresión y lo que se conoce como "prejuicio de retrospectiva". Cabe mencionar que este último término se refiere a "un sesgo cognitivo que sucede cuando, una vez que se sabe lo que ha ocurrido, se tiende a modificar el recuerdo de la opinión previa a que sucedieran los hechos, en favor del resultado final".

Al respecto, el doctor Hartmut Blank de la Universidad de Portsmouth, dice: 

La depresión no está únicamente asociada a percibir el mundo de forma negativa, a ti mismo y el futuro, sino que ahora sabemos que también tiene que ver con mirar con negatividad igualmente el pasado. Todos somos susceptibles al prejuicio de retrospectiva, pero éste adquiere una faceta muy específica cuando se asocia a depresión. Mientras que las personas que no padecen depresión tienden a mostrar un prejuicio de retrospectiva por aquellos eventos positivos y no por los malos, las personas deprimidas muestran un patrón contrario. 

En pocas palabras, si acumulas una serie de malos recuerdos en torno a experiencias pasadas, en los que crees que pudiste haber actuado de forma distinta para obtener diferentes resultados, es muy probable que estés bailando con ese indeseable ser actualmente llamado depresión. 

Te podría interesar:

Ayunar 3 días regenera completamente el sistema inmune, según estudio

Salud

Por: pijamasurf - 08/25/2017

Ayunar prolongadamente tiene un efecto regenerativo del sistema inmune

Los ayunos, tan socorridos para purificar el cuerpo dentro de la medicina tradicional y las tradiciones devocionales, han cobrado validez científica en los últimos tiempos. Se sabe que al entrar el cuerpo en ketosis y empezar a consumir sus reservas de glucosa (después de más de 12 horas sin consumir alimento) se produce un estrés que estimula al cerebro y se empiezan a generar factores neurotróficos o neurotrofinas, una familia de proteínas que promueven la sinaptogénesis y la neurogénesis, es decir, mejoran las conexiones y ayudan al crecimiento de neuronas. En cierta forma el ayuno genera los mismos beneficios que someter al cerebro a retos como tocar un instrumento musical, aprender un idioma nuevo o hacer ejercicio. Estos beneficios pueden cosecharse con sólo practicar ayunos intermitentes, de más de 12 horas.

Sin embargo, los ayunos prolongados parecen tener efectos sumamente interesantes en el sistema inmune. Estudios del profesor Valter Longo, de la Universidad del Sur de California, sugieren que cuando se ayuna por 3 días se presenta una pequeña revolución de células madres que producen toda una serie de nuevas células blancas, las cuales son esenciales en la regeneración del sistema inmune.

Esto es comparado con una especie de switch que empieza un proceso de completa regeneración: "Da el OK para que las células madre proliferen y reconstruyan todo el sistema", dice Longo. Durante el ayuno el cuerpo se deshace de las partes ineficientes o dañadas, según Longo. Esto es altamente prometedor para personas que han recibido quimoterapia.

El efecto de regeneración es provocado porque el sistema intenta conservar energía al ayunar, y para hacerlo empieza a reciclar células inmunes que ya no son necesarias o están dañadas. Longo notó que con 72 horas de ayuno se producía un efecto que puede proteger a los pacientes del impacto tóxico de la quimoterapia.

Ya que para la mayoría de los seres humanos ayunar 72 horas es algo difícil de lograr, Longo ha desarrollado un plan de alimentación de 5 días que mimetiza los efectos del ayuno.

Hay que mencionar que algunos científicos, a su vez, se han mostrado reticentes sobre los resultados de Longo.