*

X

6 simples ejercicios para incrementar tu salud mental en pocos minutos

Salud

Por: Pijama Surf - 06/06/2017

Tu mente te agradecerá estos hábitos tan sencillos como maravillosos

Todos queremos sentirnos bien (anímica y físicamente). En esta finalidad compartida existen diversos caminos para acercarnos a ello; medios, hábitos que pueden ayudarte a que sientas avances cada día. Para la mente hay tanto ejercicios físicos que refuerzan este misterioso órgano como otros que parecieran no tan ligados a éste, pero cuyos beneficios se manifiestan generosamente en su salud.

 

Mindfulness

La meditación activa las las regiones del cerebro de orden más alto, incluyendo las cortezas orbitofrontal y cingulada. También está comprobado que disminuye el estrés y, asombrosamente, tan sólo 8 semanas de meditación continua son capaces de cambiar la morfología del cerebro en las áreas de materia gris relacionadas con la memoria, la empatía y el estrés.

 

Agradecimiento

Según la ciencia el agradecimiento es básico, ya que no hace más que generar emociones positivas en ti, como felicidad, dicha y alegría. Así que comienza; siempre hay algo que agradecer, sólo es cuestión de aprender a verlo.

 

Escribir tus emociones

A veces cargamos con traumas porque no hemos sido valientes para ponerle nombre a eso que sentimos respecto a ciertas experiencias. Escribir una especie de diario de tus emociones hará que te conozcas a ti mismo y te ayudará a entenderte y a (quizá lo principal) reconocer aquello que ha sido importante en tu vida, aunque intentes bloquearlo y lo consideres como negativo.

 

Haz manualidades

Hacer algo manual, como cocinar, tejer, dibujar, etc., hace que tu cerebro produzca dopamina, la horma de la recompensa, la cual genera una sensación muy placentera; también producirás endorfinas y serotonina, la hormona del buen humor.

 

Lava tus dientes con la mano que menos usas

Está comprobado que hacer cosas con la mano que menos utilizas resulta en la expansión de la corteza de tu cerebro que procesa el sentido del tacto.

 

Haz deporte

Las personas deportistas tienen más desarrollado el hipocampo y los ganglios basales, asociados a la memoria, la acción, la conducta, la toma de decisiones y el sentido espacial.

Te podría interesar:

¿Por qué orinar en la piscina es nocivo para tu salud?

Salud

Por: Pijama Surf - 06/06/2017

La reacción química de algunos componentes de la orina con el cloro genera otros químicos que son dañinos para la salud

Podría decirse que todos hemos orinado en una piscina, aunque haya sido de niños. Es lo más cómodo, el agua incita las ganas de orinar y, generalmente, no se nota. Pero, más allá del tabú, la ciencia te dice por qué orinar en la piscina es verdaderamente malo para la salud, sobre todo si la alberca está llena de personas.

Según Ernest Blatchley, ingeniero ambiental de la Universidad de Purdue en Indiana, cada persona que orina en una picscina arroja entre 50 y 80ml de orina, lo que equivale a un vaso de agua por persona.

El problema está en la reacción química que hace el cloro con algunos compuestos químicos que lleva la orina, los cuales interactúan con el este químico. El ácido úrico y los aminoácidos de la orina, al reaccionar con el cloro, crean tricloramina y cloruro de cianógeno que, en altas concentraciones, son dañinos para la salud humana.

Mientras la tricloramina es medible (aunque pocas veces se tienen los instrumentos necesarios en las piscinas), el cloruro de cianógeno es mucho más difícil de sondear; “Es un químico muy dinámico. Se forma rápidamente pero también se disuelve rápidamente, es muy volátil”, advierte Blatchley.

Este último químico es el más peligroso: es tóxico y es difícil determinar su nivel de concentración. Por su parte, la tricloramina causa problemas respiratorios, sobre todo en personas con asma, y provoca irritación y molestias en los ojos. Y, aunque no podría decirse que esto es un problema de salud pública apremiante, ciertamente no es bueno para tu salud tener contacto con ambos químicos.

Así que, la próxima vez, hazte el hábito de orinar en un lugar apropiado antes de nadar.