*

X

La extraña pero sexy sesión de Playboy que dirigió Salvador Dalí (FOTOS NSFW)

Arte

Por: pijamasurf - 05/28/2017

Conejitas desnudas idolatrando un huevo gigante, jugando en el Sol y entre collages surrealistas elaborados por Salvador Dalí en una sesión que apareció publicada en 1974

En 1973, Salvador Dalí aceptó dirigir una sesión de fotos para la revista Playboy. Tenía entonces 69 años y su amor al dinero era inagotable. "El significado de mi trabajo es la motivación del más puro dinero. Lo que hice para Playboy fue muy bueno y el pago estuvo a la altura de la ocasión", dijo el genio catalán. 

La sesión de fotos fue todo un acontecimiento en Cadaqués, un pequeño poblado marino. Los pobladores espiaron la sesión desde las montañas y llamaban a Dalí con cantos: "¡Maestro, maestro!", según narra Dangerous Minds vía Playboy.

Dalí trabajó con el famoso fotógrafo de Playboy Pompeo Posar, y juntos retrataron un huevo gigante, una serpiente gigante, algunos collages que mezclaban una botella de Coca-Cola con arquitectura renacentista y, por supuesto, las conejitas desnudas o semidesnudas jugando en el Sol. Se mezclan aquí la grandilocuencia de Dalí, el surrealismo más barroco en sus collages y el hedonismo en su versión americana y en su versión europea.

 

 

 

 

 

Te podría interesar:

Ve más de 6 minutos de miradas silenciosas de la nueva temporada de 'Twin Peaks' (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 05/28/2017

'Twin Peaks' está de regreso y, como era de esperarse, las cosas siguen siendo demasiado raras para las palabras

En este video en el que David Lynch habla sobre su regreso a la TV con la tercera temporada de la serie de culto Twin Peaks, el director explica que el cine de arte está muerto, por lo cual la TV de cable parece ser la única posibilidad para hacer algo diferente con una premisa estética. 

Lynch ha probado que en la TV actualmente se tiene más libertad con la premier de la tercera temporada de Twin Peaks, la cual se transmitió el pasado domingo con una seguidilla de dos episodios. Esto puede constatarse con el video aquí presentado, en el que se editan los más de 6 minutos en los que diferentes personajes (pero sobre todo Dale Cooper) se miran y se miran, sin decir nada... porque hay cosas que no pueden decirse en alto y la visión de Lynch justamente se trata de lo que no puede decirse, de lo inexplicable y misterioso (recordemos su Club Silencio). Este video es como una pequeña meditación tenebrosa:

Sobra decir que esto difícilmente podría hacerse en una película de uno de los grandes estudios y que para muchas personas es aburrido e incómodo, pero esto es justamente lo interesante en un mundo en el que estamos tan acostumbrados al ritmo frenético de alta y fácil estimulación de las películas de Hollywood, que son como parques de atracciones en imágenes en movimiento. 

Con esta canción cierra el episodio de estreno: