*

X

Este video ultralento de 'Wuthering Heights' de Kate Bush es una obra maestra de terror celestial

Arte

Por: pijamasurf - 05/12/2017

La canción con la que Kate Bush saltó a la fama en un video embrujado por el ingenio de un usuario de YouTube (y el propio hechizo de Bush)

Una joya del talento youtuber es sin duda esta versión ultralenta de 35 minutos de la canción "Wuthering Heights", de Kate Bush, creada por Looking at Blue. Bush es uno de los grandes iconos de la música de finales de los 70 y 80, conocida por sus performances teatrales y su emotividad incontenible. Algunos usuarios de YouTube dicen que es adictivo, así que cuidado. Otros sugieren que así debe de ser la vida después de la muerte. Una dimensión así de extraña y divina.

Kate por momentos se convierte en un ángel etéreo barrido hasta el estupor, haciendo hechizos con sus movimientos. Sus cantos a veces son coros angélicos, pero acaban siendo también alaridos de terror. Es difícil decir si se trata de un exorcismo, de una invocación satánica, o de un inmaculado dinamismo angelical de pasos mágicos que seducen a los usuarios de YouTube a un paraíso low-fi...

En el minuto 5, Kate se convierte en una reina sufí giróvaga, dando vueltas en una danza de telas sagrada. Al minuto 20, Kate patina en una pista de hielo astral, entre una nube rosa de luz... como abriendo el mundo detrás del arcoíris con sus pasos de tai chi celestial. Por un momento se convierte en una deidad tántrica, con múltiples brazos, como Avalokiteshvara o el mismo Shiva. Y luego emerge como Laura Palmer en Twin Peaks, poseída, con un dolor inmenso. Y se convierte en una garza. Y se disuelve en una aurora...

¿Se trata de una tortura o de un deleite? 

Hat tip Aaron Cheak

Te podría interesar:

El artista que logró captar el máximo horror de los sueños (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 05/12/2017

Pocas personas han logrado capturar la esencia más oscura de los sueños como Zdzislaw Beksinski

Las imágenes embrujantes del pintor polaco Zdzislaw Beksinski han cobrado enorme popularidad en los últimos años en Internet, de manera póstuma. Sus pinturas de paisajes posapocalípticos, de monstruos metafísicos, de la angustia existencial y de cierto horror cósmico que recuerda a Lovecraft son, de alguna manera, parte de la visión distópica de una realidad que se mezcla con los sueños.  

Entre las pocas referencias que se tienen del autor, se cita que él mismo quería "pintar como si estuviera fotografiando mis sueños". Si estos eran sus sueños, uno debe preguntarse por la inquietante condición de su imaginación, ciertamente profusa pero a la vez espeluzante.  

El mismo artista mantuvo que "lo que importa no es lo que aparece a tus ojos y puedes nombrar, sino lo que aparece en tu alma". En el cristal del alma se reflejan negros mundos llenos de criaturas y demonios, paisajes crepusculares plagados de símbolos y una cierta belleza de la hondonada.

 

Más imágenes aquí.