*

X

El comportamiento de tu cerebro está contenido en una sola célula de tu piel

Ciencia

Por: Pijama Surf - 05/09/2017

La información del funcionamiento de todo el cerebro puede replicarse con una sola célula madre de la piel

Entre los años 1860 y 1920 fueron descubiertas, gracias al análisis del desarrollo del embrión humano, las células madre. Desde entonces la ciencia se ha maravillado con las enormes implicaciones que tiene la comprensión de su funcionamiento y su aplicación a nuevos tratamientos. A grandes rasgos, las células madre son aquellas que forman parte de todos los organismos pluricelulares, que tienen la capacidad de autorrenovarse, dividirse y generar más células.

Las células madre son de distintos tipos; la más impactante es la conocida como célula madre totipotente, la cual es capaz de formar todo un organismo.

Recientemente un grupo de investigadores de las universidades de Stanford y Harvard consiguió replicar en el laboratorio, a partir de células madre, la corteza cerebral, la parte más nueva de nuestro cerebro, la más evolucionada (que está justo detrás de la frente) y vinculada a funciones como el entendimiento, el razonamiento y la creatividad artística.

Se trata de un logro científico único en su tipo, ya que se ha conseguido descifrar cómo funciona el desarrollo de esta parte del cerebro y el momento en que pueden producirse enfermedades como el autismo y la epilepsia.

A grandes rasgos, se ha creado un trozo de cerebro vivo y dispuesto para su estudio. Este bloque cerebral fue “construido” a partir de esferoides, unas bolitas que contienen hasta 1 millón de neuronas formadas con células madre. Todo esto se logró a partir de células extraídas de la piel.

Como un holograma celular, la información contenida en una célula madre de tu piel puede servir para entender el comportamiento cerebral, siguiendo con la premisa del texto más antiguo del mundo, la Tabla Esmeralda: "Como es arriba, es abajo". Más allá de la metáfora, esto es una realidad contundente y muy prometedora para la salud de millones de pacientes en el mundo. 

Te podría interesar:

Según Stephen Hawking tendremos que dejar la Tierra en los siguientes 100 años: ¿tiene razón?

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/09/2017

Hawking plantea que la humanidad será destruida si no logra escapar de este planeta en los siguientes 100 años

Stephen Hawking, probablemente el científico más reconocido de la actualidad, ha generado polémica por afirmar que la humanidad deberá dejar el planeta Tierra en los siguientes 100 años si quiere sobrevivir. Hawking hace esta afirmación en el documental Expedition New Earth producido por la BBC, en el cual el astrofísico y su alumno Christophe Galfard emprenden una búsqueda explorando cómo el ser humano podría subsistir en el espacio.

Hawking mantiene que debido al cambio climático, las epidemias, la sobrepoblación, las guerras y los posibles asteroides, la Tierra dejará de ser un lugar propicio para el mantenimiento de la vida, por lo cual el ser humano necesariamente deberá buscar un nuevo hogar. Esta idea sugiere que se pongan todos los esfuerzos en el desarrollo de tecnología que pueda llevarnos a otro sistema solar, ya que no existe un planeta habitable en nuestro propio sistema, e incluso si todas estas cosas sucedieran al mismo tiempo, la Tierra seguiría siendo un mejor lugar que Marte o la Luna para nosotros. Por otro lado, un viaje a otro sistema solar no parece ser algo que pueda lograrse masivamente bajo ninguna perspectiva, por lo cual sólo podría ser un buen escape, si acaso, para una élite. Esto revela el talante de lo que realmente ocurre: la élite económica y tecnológica no tiene sentido de responsabilidad con el planeta y no repara demasiado en destruir su casa si es que puede comprar otra.

Todas las amenazas que Hawking menciona (salvo el impacto de un asteroide) podrían ser modificadas por el ser humano con inteligencia, compasión, voluntad y organización. Hawking, sin embargo, no cree que seamos capaces de cambiar este curso ya que, según él, el ser humano tiene ciertas deficiencias. Por eso pide un gobierno global o, en su defecto, apuesta a que la tecnología nos podrá propulsar fuera de nuestra casa incendiada (creyendo claramente que lo mejor del ser humano es su tecnología, siendo que ésta es justamente la que nos está obligando a escapar). En cierta forma, lo que propone no es distinto a construir una nave espacial para salir de una casa que se está quemando en vez de intentar apagar el fuego con el esfuerzo coordinado de los involucrados, e incluso si esta casa se quema, luego reconstruirla y construir ahí mismo otra. Pero tal vez tenga razón y la estupidez humana, como dice la frase popular, no tiene límite.

Aun si llega la destrucción en este próximo siglo por los medios que advierte Hawking (algo no del todo improbable), de todas maneras la Tierra será seguramente nuestra mejor opción para sobrevivir, aunque sea una supervivencia que signifique empezar de nuevo, de manera rústica, sin los lujos a los que estamos acostumbrados. Y es que antes de que se destruya la Tierra y la vida, se destruirá la civilización humana como la conocemos (esto es lo que sugiere Platón con el mito de la Atlántida); la vida misma y la fertilidad de la Tierra proveerán nuevas oportunidades para la evolución de la inteligencia. Tal vez más importante que prepararnos para escapar a otro mundo es pensar en cómo podemos mejorar el que tenemos y cultivar nuestra propia conciencia para algún día finalmente entender de manera colectiva nuestro propósito en este planeta, con el cual podremos vivir en equilibrio y armonía.