*

X

Estos son 10 de los animales más psicodélicos que habitan en el planeta

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 04/01/2017

Como si fuese una artista genio, la madre naturaleza produce animales y plantas no sólo geométricamente perfectas sino también coloridamente magníficas

Es sorprendente cómo la naturaleza genera tanta belleza de manera tan perfecta. Como si fuese una artista genio, la madre naturaleza produce animales y plantas no sólo geométricamente perfectas sino también coloridamente magníficas. En el caso de los animales, los colores llamativos pueden servir para tener la mayor posibilidad de cortejar a la hembra alfa –y por lo tanto, copular con ella– o contener los venenos más tóxicos del reino animal. Pero, ¿y si este tipo de colores se asemejan a los del lienzo de un artista en trance psicodélico?

Estos son algunos ejemplos de la belleza psicodélica de la naturaleza, un colorido recordatorio para evitar que más especies animales entren en peligro de extinción, que seguramente no conocías: 

 

Coracias caudatus (Kenia y Botsuana, en África)

 

Maratus speciosus

 

Hypselodoris bennetti

 

Synchiropus splendidus​ (sur de Australia)

 

Acharia stimulea

 

Agalychnis callidryas

 

Trichoglossus haematodus (Nueva Zelanda)

 

Mandrillus sphinx

 

Hapalochlaena lunulata

 

Odontodactylus scyllarus

Te podría interesar:
Una cámara adherida al cuerpo del águila nos permite acompañarla mientras atrapa a su presa: una zorra de las llanuras de Mongolia

Las águilas destacan como embajadoras de la inteligencia, la precisión y la contundencia. Fieles a las características de las aves de presa, y quizá incluso encabezando esa selecta familia, cuando un águila se lanza sobre algo es casi imposible que yerre. Y para muestra tenemos incontables videos que documentan este verdadero espectáculo. 

Pero si bien existen muchos videos de águilas, halcones, lechuzas u otros, mientras cazan, pocas veces hemos podido atestiguar el acto en "primera persona". Y esto es justamente lo que nos ofrece el siguiente video. Un cazador de las estepas de Mongolia, que utiliza a las águilas como instrumento para cumplir sus labores, colocó una cámara GoPro en el cuerpo de su águila y la lanzó sobre la llanura para apresar a una zorra. 

El proceso es rápido; el águila jamás titubea y el cazador, junto con su infalible socia, logra su cometido.