*

X

Encuentran neurona gigante que cubre todo el cerebro (y que podría explicar origen de la conciencia)

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/05/2017

Una neurona gigante que cubre toda la circunferencia del cerebro y conecta a ambos hemisferios podría jugar un papel central en la generación de la conciencia

La conciencia es el principal misterio que enfrenta la ciencia; si bien conocemos cómo surgen galaxias, estrellas y demás objetos cósmicos no tenemos ninguna teoría satisfactoria para entender cómo surge lo más íntimo. La ciencia, siguiendo mayormente el paradigma materialista de lo que se puede medir físicamente, sólo considera posible que la conciencia sea un subproducto del cerebro. Evidentemente existe una correlación entre la actividad neural y la experiencia consciente; sin embargo, correlación no es lo mismo que causación.

Uno de los principales investigadores científicos de la conciencia, el doctor Christof Koch, quien trabajó con Francis Crick, ha realizado un descubrimiento que según él podría explicar el origen de la conciencia. Se trata de una neurona gigante que cubre toda la circunferencia del cerebro de un mamífero, en este caso de un ratón, y que conecta con ambos hemisferios. Koch cree que esta neurona podría fungir como un regulador de la actividad consciente.

Koch encontró tres neuronas gigantes que emanan del claustrum (el área que se cree que actúa como centro de mando en los cerebros de los mamíferos). Una de estas neuronas cubre todo el cerebro como "una corona de espinas". Esta neurona gigante estaría coordinando señales de diferentes partes del cerebro para crear la conciencia. 

Pese al entusiasmo de Koch y a que el descubrimiento es interesante no habría que precipitarse, ya que es sólo una hipótesis que asume diversas cosas que aún no han sido comprobadas. Quizás vale recordar lo que escribió el filósofo Thomas Nagel sobre la teoría del origen de la conciencia de Daniel Dennett:

Dennett nos pide que demos la espalda a aquello que es a todas luces obvio --que en la conciencia nos damos cuenta inmediatamente de experiencias subjetivas reales de color, sabor, olor, sonido, etc., que no pueden ser descritas completamente en términos neurales aunque tengan una causa neural (o tal vez una causa neural así como también una experiencial). Y nos pide que hagamos esto porque la realidad de este fenómeno es incompatible con el materialismo científico que en su visión establece los límites de lo que es real. Está, en palabras de Aristóteles, "manteniendo una tesis a toda costa".

Te podría interesar:

Lo que revela de ti la sensación que te produce escuchar música

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/05/2017

¿Eres de los que siente escalofríos cuando escuchas ciertas canciones? Esto revela el tipo de personalidad que tienes

Las experiencias estéticas, especialmente la música, se sienten literalmente en la piel, en el cuerpo. Para algunas personas escuchar música produce una especie de corriente eléctrica, que los franceses llaman frisson. Esto se ha rubricado también como un "orgasmo de piel". Ciertos investigadores sostienen que no todo el mundo experimenta este estremecimiento sensorial; algunos no logran compenetrarse lo suficiente con la música o con el arte, y esto tiene que ver con el tipo de personalidad.

El investigador Mitchell Colver y su equipo sometieron a un grupo de voluntarios a música especialmente fértil (según estudios previos) para esta sensación que en español conocemos como "poner la piel de gallina".

El equipo ha identificado que especialmente los pasajes musicales con melodías inesperadas, cambios en el volumen y la entrada de un solista (en la cual va creciendo una nota especialmente bella), llevan a los oyentes a una especie de clímax emocional que produce una sensación aguda que corre por la piel. Quizás se podría comparar con la sensación de encontrarse repentinamente con una persona de la cual estamos enamorados.

Los investigadores creen que esta reacción podría ser un remanente de nuestros antepasados más peludos, que mantenían su temperatura a través de una capa endotérmica de calor debajo de los vellos de la piel. Experimentar un escalofrío después de un rápido cambio de temperatura eleva temporalmente la temperatura.

Los resultados mostraron que las personas que tenían una inmersión cognitiva en una pieza musical tenían más experiencias de frisson. Para probar su hipótesis se midió la "respuesta galvánica de la piel" al tiempo que se escuchaban diversas piezas musicales.

Los resultados luego fueron comparados con tests de personalidad y se encontró una relación con una característica conocida en la literatura como "apertura a la experiencia". Los individuos que poseen esta característica suelen tener imaginaciones muy activas, apreciar la belleza y la naturaleza, buscar experiencias nuevas, y usualmente reflexionan sobre sus sentimientos. Se mezclan aspectos emotivos con intelectuales. 

Contrario a lo que podría parecer, ser capaces de ser conmovidos eléctricamente por la música no es un resultado sólo de una sensibilidad emocional sino que depende de ciertos elementos cognitivos intelectuales. Las personas que se involucran con la música evocando imágenes y prediciendo sus sonidos suelen ser más capaces de experimentar el frisson. Los científicos sugieren que las herramientas intelectuales de percepción se traducen en una mayor sensación física.