*

X

Recorridos virtuales por las grandes ciudades de la Antigüedad (VIDEO)

Sociedad

Por: PIJama Surf - 02/27/2017

Cuando las tecnologías de vanguardia se asocian al conocimiento de la historia ocurren cosas increíbles

La realidad virtual (VR) es una tecnología que si bien cada vez tenemos más cerca, aún falta por realmente explotar. Sin embargo, una nueva era de realidad virtual está ya muy próxima, y su influencia en nuestra experiencia vital será mayor de lo que la mayoría imaginamos. La simple posibilidad de sumergirnos literalmente en situaciones, épocas o lugares que de otra manera nos son inaccesibles y que, con un poco de perfeccionamiento, estos entornos o vivencias logren tal nitidez que engañen a nuestros sentidos y nuestra mente, tiene un potencial descomunal. 

En el campo de la educación, la realidad virtual tiene mucho que aportar. Tomemos por ejemplo la historia, una rama que por definición trata hechos distantes, o por lo menos ajenos, a nuestra temporalidad. Con un poco de VR la gente podrá no sólo estudiar la historia sino vivirla, "presenciar" sucesos históricos y viajar en el tiempo.

A propósito de esto, diversas compañías alrededor del mundo (entre ellas Hiverlab y Lithodomos) están abocadas a diseñar tours de realidad virtual a, por ejemplo, la antigua Roma, una iglesia medieval en Chipre o para visitar el Domus Aurea construido por Nerón en el siglo I. Y mientras termina de consolidare esta tendencia y se nos abre la puerta a viajar visualmente a otras épocas de la historia, ya podemos disfrutar de la visita que Lithodomos VR creó de la antigua Jerusalén:

 

Te podría interesar:

La asombrosa respuesta de Starbucks a las medidas antiinmigrantes de Donald Trump

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/27/2017

Por medio de una carta, el CEO de Starbucks toma una postura decisiva frente a la política divisionista de Trump

Este fin de semana, Estados Unidos vivió días de conmoción y protestas, provocados en buena medida por un polémico decreto emitido por Donald Trump, el flamante presidente de dicho país, quien decidió vetar la entrada al país de ciudadanos procedentes de siete países de población predominantemente musulmana: Irán, Irak, Siria, Yemen, Sudán, Libia y Somalia.

La medida causó indignación, entre otras razones, porque muchas de las personas procedentes de estos países buscan refugio ante la situación de guerra o precariedad que se vive en su lugar de origen.

En este contexto, la empresa Starbucks respondió haciendo frente a la política antiinmigrantes de Trump, esto con acciones muy específicas respecto de su operación tanto en Estados Unidos como en otro país afectado por las decisiones del mandatario: México.

A través de una carta dirigida a todo el personal involucrado en la operación de Starbucks el director general de la compañía, Howard Schultz, anunció un programa para contratar a personas que “huyen de la guerra, la violencia, la persecución y la discriminación”. El objetivo de la empresa es dar trabajo a 10 mil refugiados, de aquí a 5 años, en los 75 países en los que tiene presencia.

Asimismo, en el caso específico de México, en cuya frontera con Estados Unidos Trump autorizó ya la construcción de un muro que separe ambos países, Schultz confirmó que la empresa continuará con el intercambio que se realiza con comunidades productoras de café de Chiapas y Oaxaca, con las cuales se ha establecido un trato provechoso para ambas partes que, además de la comercialización del producto, incluye programas para el desarrollo y bienestar de las familias y de cuidado al medio ambiente. Schultz asegura en dicha carta que es momento de “construir puentes, no muros, con México”, en donde Starbucks cuenta con casi 600 cafeterías, las cuales dan empleo directo a más de 7 mil personas.

El texto completo puede consultarse en este enlace (en inglés), pero tan sólo con estas medidas demuestra una toma de postura interesante con respecto a las decisiones del mandatario estadounidense, un voto de confianza por la unidad y la cooperación en un momento aparentemente turbio de este viaje colectivo.