*

X

La arquitectura de las enfermedades mentales: si las psicopatologías fueran edificios

Arte

Por: pijamasurf - 02/19/2017

¿Cómo sería la depresión si fuera un edificio, o la ansiedad, la esquizofrenia, la bipolaridad, etcétera?

Federico Babina ha creado una elegante serie de ilustraciones arquipsiquiátricas en las que se visualizan las enfermedades mentales más comunes como edificios. Y es que el espacio arquitectónico y la psique tienen una especial relación: los espacios que habitamos afectan nuestra psique, pero aún más nuestra psique modifica el espacio, haciendo que lo experimentemos como una proyección de nuestros hábitos, complejos, fobias, deseos y demás. La mente es la arquitectura esencial.

En ARCHIATRIC Babina traduce de una manera no necesariamente clínicamente precisa la psicopatología a una alegoría arquitectónica; lo hace satisfaciendo tanto la estética como el diagnóstico psiquiátrico y las cualidades salientes de cada una de estas condiciones. Asimismo, sus ilustraciones reflejan la noción de que ciertas enfermedades mentales están asociadas con una mayor creatividad. Al salirse de la caja de la percepción ordinaria la imaginación puede liberarse y concebir mundos radicalmente distintos, no constreñidos por lo convencional y lo meramente conceptual. Estos edificios, entonces, son también como los que podrían haber diseñado arquitectos que padecen un trastorno mental.

 

 

 

 

 

Te podría interesar:

Ignorancia, desenfreno, fertilidad: estas 8 deidades reflejan las distintas caras del amor (INFOGRAFÍA)

Arte

Por: pijamasurf - 02/19/2017

Este infográfico reúne a 8 deidades de distintas culturas que reconocieron la naturaleza inexplicable y poderosa del amor

El amor no tiene un solo rostro. Si a veces así lo creemos es porque en la modernidad existe cierta tendencia a la normalización y aun podría decirse que a la neutralización. Particularmente en los últimos años se intenta llevar todo al cauce manso de lo positivo, lo feliz, lo satisfactorio, como si la vida estuviera hecha únicamente de virtudes y bondades. Sin embargo, si algo enseña la historia del amor es que parte de su naturaleza es vehemente, disruptiva, pasional; el amor, como bien se sabe desde tiempos remotos, tiene el poder de trastornarnos, de hacernos ver lo que no existe, de hacer lo que nunca hubiéramos imaginado.

En esta ocasión compartimos un infográfico en el que mostramos las distintas expresiones de esa fuerza a través de un elemento común en distintas culturas: la mitología. De los griegos a los pueblos nórdicos y las culturas prehispánicas de América el amor fue elevado a nivel de deidad, en buena medida porque se le reconoció ese carácter irrefrenable.

 

 

Si deseas preservar el amor y esta fuerza vivificante, te sugerimos aprovechar esta oportunidad de mantenerte en contacto con quienes más quieres y deseas. Sólo haz clic en este enlace para conocer más al respecto.