*

X

Una animación no apta para obsesivo-compulsivos, neuróticos y personas absolutamente racionales (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/23/2017

Si eres de los que creen que el mundo debe ajustarse a tus expectativas, este video será un poco perturbador para tu forma de vivir

¿Qué pasa cuando el mundo no es como lo esperamos? Las opciones son al menos dos: o respondemos al cambio de circunstancias o nos empeñamos en que la realidad se ajuste a nuestras expectativas. No está de más decir que esto último casi nunca sucede y, por lo mismo, representa un gasto de energía, tiempo y recursos enorme e inútil. De ahí que en general sea aconsejable conservar cierto ánimo lúdico con respecto a la vida, vivir bajo la premisa de que las cosas cambian y que la existencia tiene un margen amplio de improbabilidad.

Decimos esto para compartir un singular video realizado por el estudio Mainframe, en el cual situaciones muy elementales del tipo causa-efecto no concluyen como supuestamente deberían. Por ejemplo: varios huevos que llegan en caída libre a una pila de platos no se estrellan y se rompen sino que rebotan, y lo mismo un par de bombillas que chocan entre sí y que, en vez de fragmentarse, ceden a la presión como si se tratara de burbujas jabonosas.

Además de que se trata de un trabajo cuidadosamente realizado, la animación puede mirarse como un ejemplo de que en nuestra realidad pueden suceder siempre cosas para las cuales nuestra percepción no estaba preparada. ¿Y no es mejor que sea así?

Te podría interesar:

En estas fotos de personas besándose, ¿puedes decir quiénes son pareja?

Arte

Por: pijamasurf - 01/23/2017

En la fotografía, como en la realidad, es importante tener presente que nada es siempre lo que parece

Ante una fotografía, una de nuestras reacciones más comunes es pensar que se trata de un retrato fiel de la realidad. Un panorama, un hecho circunstancial, el rostro de una persona: la cámara da cuenta de aquello que de verdad existió en un momento preciso.

Con todo, con la experimentación propia del desarrollo de todo arte se encontró que la fotografía no es exactamente el reflejo de la realidad. Que, en el mejor de los casos, se trata de una mirada sobre la realidad. ¿Y qué pasa con la mirada? En términos sencillos, que siempre es subjetiva, diversa, intencionada, cambiante…

Decimos esto como antesala a un singular proyecto fotográfico de Ben Lamberty, en el cual el espectador se enfrenta a una serie de retratos de personas besándose. Sólo que la recepción no es tan simple, pues Lamberty propuso una pregunta que lo cambia todo: ¿en cuál de esas fotografías las personas besándose conforman una pareja real?

Sabemos bien que no todo lo que vemos es cierto y mucho menos en esta, nuestra época tan poblada de simulacros y montajes, pero… ¿qué tanto partimos de ese principio al tratar con la realidad? ¿Qué tanto nos aferramos a la idea de que ni nuestros sentidos ni nuestros prejuicios nos engañan?

Lamberty dio a conocer estas imágenes en 2013, y desde entonces nunca aclaró en cuáles las personas besándose eran pareja. Quizá nunca lo diga, porque a fin de cuentas la importancia del ejercicio es otra.

 

También en Pijama Surf: La Universidad de Harvard ofrece gratis este curso en línea de fotografía