*

X

Por esto llamaron a William Mortensen el “Anticristo” de la fotografía

Arte

Por: pijamasurf - 01/23/2017

Este singular explorador regresó de las regiones más tétricas del alma humana con perturbadoras fotografías

Como en otras artes, en la historia de la fotografía también existe un capítulo que bien podría encontrarse en los anaqueles de lo prohibido y lo censurado. Una zona en la que se encuentran fotógrafos transgresores, problemáticos, heterodoxos, artistas que supieron encontrar lo sublime y lo bello no en lo luminoso, sino en la oscuridad; no en la jovialidad de la vida, sino en su decadencia; no en aquello que todos celebran, sino justamente ahí donde la mayoría opta por retirar la vista.

En ese territorio, pocos fotógrafos tan destacados como William Mortensen, un artista del lente a quien su colega Ansel Adams llegó a llamar “el Diablo” y “el Anticristo” de la fotografía, títulos en correspondencia con su sombría inclinación por motivos visuales fuera de la norma.

Mortensen desarrolló su obra entre 1930 y 1960, 3 décadas de labor en las que además de las características mencionadas se apegó al llamado “pictorialismo”, en el cual los recursos de la fotografía (enfoque, exposición, luminosidad, revelado, etc.) se explotaban lo más posible para lograr una “imagen dentro de la imagen” o, dicho de otro modo, una expresión más allá de la mera toma, todo esto con el añadido de una filosofía artística cercana al Romanticismo del siglo XIX.

Juana la Loca

 

La muerte de Hipatia

 

El pozo y el péndulo

["aquello que nos atemoriza nos atrae inevitablemente, y no podemos retirar la mirada de eso que nos aterroriza" –Mortensen]

 

L'Amour

 

Belphegor

[En demonología, Belphegor es uno de los siete príncipes del Infierno, el encargado de hacer que alguien descubra algo, seducido por las riquezas y el trabajo fácil; Mortensen cultivó un amplio interés por el ocultismo, al grado de que llegó a planear una enciclopedia de prácticas demoníacas y de brujería]

 

El hechicero

 

En Mortensen, las imágenes resultantes de esta forma de ejercer la fotografía conforman un álbum maldito, un recorrido tétrico por la deformidad, el crimen, la belleza mórbida, el sufrimiento y otras regiones intolerables e incluso odiosas, pero no por ello menos humanas.

 

El poseído

 

William Mortensen como Maquiavelo

 

William Mortensen, autorretrato

 

Venus y Vulcano

 

En Pijama Surf: La Universidad de Harvard ofrece gratis este curso en línea de fotografía

En Internet: Monsters and Madonnas: Looking at William Mortensen

La primera canción de Gorillaz en 6 años tiene un mensaje político muy relevante para este momento (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/23/2017

Gorillaz lanza su nuevo single a pròpos de la inauguración de Donald Trump

Gorillaz, el popular grupo de personajes virtuales liderado por Damon Albarn y Jamie Hewlett, está de regreso después de 6 años, con el single "Hallelujah Money". Evidentemente, la banda piensa que su canción es relevante en este día en el que Donald Trump tomó la presidencia de Estados Unidos. De hecho, el track parece ser una protesta un tanto irónica a la corrupción política y social que impera.

El tema principal es la idolatría del dinero --Trump podría ser una encarnación de Mammón-- y su influencia en la política y en el mundo, una falsa idolatría que corrompe el espíritu humano. La letra hace un juego de palabras con una famosa frase bíblica y dice que "el amor [al dinero] es la raíz de todo el mal". Ironía que raya en el cinismo. Con la voz de Benjamin Clementine se hace una inquietante interrogación: “How will we know/When the morning comes/We are still humans/How will we know?”. En este trance, habiendo apostado por la riqueza material y no la compasión humana, ¿cómo sabremos si somos todavía humanos? Esta es casi una pregunta que podría aparecer en una novela de Philip K. Dick.

Y para acabar, nos dicen: “Don’t worry my friend/If this be the end, then so shall it be". Si este es el final, está bien. Vámonos bailando y cantando y manteniéndonos "cool".