*

X

Esta es la conversación que Moebius y Miyazaki sostuvieron en un legendario encuentro (VIDEO)

Arte

Por: pijamasurf - 01/17/2017

Dos de las mentes más geniales e imaginativas se reunieron a conversar y el encuentro quedó registrado en este video

Si la imaginación es un ejercicio, es un acto y no algo estático, es un jardín que se cultiva de múltiples pero siempre activas formas, entonces el dibujante francés conocido como Moebius y el animador japonés Hayao Miyazaki son dos de los más brillantes jardineros que han cuidado y enriquecido el acervo imaginario durante las últimas décadas. 

Admiradores mutuos, este par de imaginantes se reunió en 2004 a conversar. Además de elogiarse uno al otro (intercambio que a diferencia del protocolario lugar común no sólo estaba más que justificado en este caso, sino que incluso resulta emocionante ver a dos genios reconocerse), Miyazaki y Moebius coinciden en que ambos se identificaron con el trabajo del otro cuando lo encontraron por primera vez. Esto los lleva a concluir que a pesar de las marcadas diferencias entre sus respectivos entornos culturales, ambos recurrían a la misma hebra de inspiración. 

Posteriormente Moebius hace énfasis en la autoconfianza que demuestra con contundencia Miyazaki y advierte que esta seguridad al explorar regiones más allá de los límites –es decir, imaginar– es palpable en sus obras, realmente se torna un agente transmisor. Por otro lado, Miyazaki confiesa que durante sus procesos creativos sí se encuentra con momentos de duda; en cambio, sentencia que jamás saca adelante un proyecto para cuya realización debe explicar, y mucho menos convencer, a alguien más.

El imaginario gráfico actual no sería lo mismo sin la intervención tanto de Moebius como de Miyazaki. Su cuerpo de obra, pero sobre todo su espíritu creativo, han influenciado a generaciones de ilustradores y animadores, entre quienes estas dos figuras representan objetos de culto. Por eso tener la oportunidad de apreciar su intercambio y percibir lo que mutuamente se transmiten después de haber forjado cada uno un brillante camino es simplemente fascinante.

Puedes consultar aquí la transcripción íntegra de la charla en inglés (y si hay algún valiente que se anime a subtitular el video, muchos se lo vamos a agradecer).

Las dinámicas del reflejo compartido: reflexión sobre la serie Easy (Joe Swanberg, 2016)

Arte

Por: Psicanzuelo - 01/17/2017

Con 8 episodios aparentemente desconectados unos de otros la divertida serie reflexiona sobre las relaciones de pareja en nuestros días, principalmente sobre el tema del compromiso

Joe Swanberg ha sido un director brillante que emerge de manera independiente, con un cine artesanal hecho a mano. Portando un estilo emblemático, parte de lo que se denominó en su momento mumblecore, con gran influencia de la nueva ola, en especial el cine de Erich Rohmer, también se le pueden encontrar líneas paralelas con el trabajo del coreano Hong Sang-soo. Un cine dialogado, donde la cámara sirve para capturar un momento de la manera más invisible, la cámara no existe y las dinámicas sexuales se asoman por debajo de cada conversación de los personajes.

Swanberg aceptó el contrato con Netflix y lleva su magia al video en demanda con una muy divertida serie que sucede completamente en su ciudad natal, Chicago --cómo olvidar que la ciudad era característica de las primeras cintas del director, rodadas con amigos y prácticamente con quien se dejara. Es curioso que uno de los capítulos está actuado por mexicanos hablado en su totalidad en español, hasta parece que Netflix se equivoca cuando empieza ese episodio que cuenta con actuaciones de Aislinn Derbez y Mauricio Ochmann.

Temáticamente los episodios no dejan de ser interesantes sobre todo por la manera como trabaja Swanberg con sus actores, volviéndolos participes de la trama, de la narrativa. Por ejemplo, en el capítulo 5, que cuenta con la presencia de la supermodelo Emily Ratajkowski, observamos el obscuro lugar donde la excitación existe en un artista. Un dibujante de novelas graficas que se deja querer por una fan (la famosa modelo) que lo vuelve parte de su arte, que consta de selfies. ¿Dónde queda el deseo, la fama instantánea y la relación de pareja en la era digital?

En otro capítulo una relación sensual lésbica adquiere tonos de amor cuando una de ellas cambia de hábitos alimenticios para poder entonar con su nueva pareja que es vegana; por ejemplo, la puerta del compromiso para llegar al amor. A través de Tinder otra pareja (Orlando Bloom y Malin Akerman) intenta salvar su relación tratando de armar un trío; el chiste viene cuando la persona que aparece es alguien conocido. Otro episodio parece la segunda parte de la cinta más comercial que ha hecho Swanberg hasta ahora, Drinking Buddies (2013); en el capítulo hay dos hermanos, y uno convence al otro de dejar la estabilidad y la vida “cómoda” para hacer una cervecería clandestina en el garaje, con todas las repercusiones que pueden existir con la esposa de aquél.

Es interesante la combinación que hace Swanberg (muchas veces él hace la foto de los proyectos que dirige) con el novel fotógrafo Eon Mora, que le brinda a la serie una tonalidad similar, simple pero elegante. Las locaciones en Chicago hacen de la serie algo distinto a todo lo que se rueda en Nueva York o Los Ángeles. Al contrario de muchas series que alargan la trama innecesariamente para cumplir con la duración necesaria, Easy parece perfecta para su duración, y la audiencia queda satisfecha y lista para más; esperemos que pronto se pueda producir otra temporada.

 

Twitter del autor: @psicanzuelo