*

X
Hermosas fotos panorámicas del inusual fenómeno que aconteció en uno de los desiertos más grandes del mundo

Una de las imágenes más extrañas con las que podemos tropezar es un desierto nevado. Tal fue el caso del desierto del Sahara, que a finales del pasado diciembre amaneció con una sorpresa blanca para los habitantes de la ciudad de Ain Sefra.

Algunas fotografías tomadas por Karim Bouchetata circularon por Internet mostrando el curioso fenómeno. Él cuenta que “todos estaban muy sorprendidos de ver nieve cayendo en el desierto, es un acontecimiento muy raro”.

La última ocasión en que sucedió esto fue hace más de 38 años, cuando una nevada se precipitó sobre las montañas Atlas en el límite norte del Sahara en 1979. La ubicación única de esta ciudad permite que suceda este acontecimiento pues, a pesar de tratarse de uno de los lugares más calientes del mundo, el frío no es un visitante del todo extraño. Su cercanía con estos cuerpos montañosos, la altura y latitud del lugar mantienen las condiciones para que esto ocurra (aunque sea poco frecuente).

A continuación dejamos algunas fotos del fenómeno, la última es una vista satelital tomada por la NASA.

 

 

 

 

 

 

 

 

La sorpresiva belleza de las auroras boreales de Dinamarca (VIDEO)

Ecosistemas

Por: Pijamasurf - 01/05/2017

Dinamarca no es uno de los países más conocidos por el espectáculo de las auroras boreales, pero estas son algunas de las más elegantes y bellas

Cuando el fotógrafo Adrien Mauduit se mudó a Dinamarca no tenía contemplado fotografiar las famosas luces del norte --los pobladores locales le dijeron que era algo raro.  

Aunque Dinamarca está en la parte norte de Europa no es un país que sea especialmente conocido por el avistamiento de auroras boreales, se piensa antes en Noruega, en Suecia, Islandia, Escocia y Canadá, entre otros sitios que congregan a cazadores de auroras. Pero en una ocasión en 2015 en la que se encontraba en la playa de Ordrup, en Sjaelland, mientras estaba tomando imágenes de larga exposición de la Vía Láctea, Mauduit notó una franja de luz morada inusual en la parte superior del marco.

Tiempo después encontró una técnica para que sus fotos registraran las cortinas de luz que se formaban y, para su sorpresa, pudo en 2016 registrar cerca de 40 ocasiones de auroras boreales, 20 de ellas lo suficientemente brillantes como para ser vistas con el ojo desnudo.

Las imágenes de Maudit muestran una sublime elegancia, una playa celestial encendida por los estremecimientos del campo magnético, la danza de velos de las auroras mezclándose sutilmente con los atardeceres y amaneceres en delicados time-lapses.