*

X

VIDEO: Ingeniero y artista crea fantásticas esculturas que pueden moverse durante horas

Arte

Por: pijamasurf - 12/23/2016

Estas piezas nos muestran la delicada unión de la mecánica y la estética

David C. Roy, carpintero y artista, ha logrado crear esculturas capaces de movimiento, ya que realmente se trata de estructuras con complejos funcionamientos mecánicos, por lo cual algo tan sencillo como un poco de viento pueden hacerlas funcionar de 5 a 40 horas. Estas exquisitas esculturas son el resultado del interés de Roy en la mecánica del movimiento, debido a su formación como físico e ingeniero. Su padre, que trabajó con motores de jets, le compartió el interés por la carrera espacial, así que Roy estudió ingeniería con el sueño de volverse inventor, aunque finalmente se cambió a la Facultad de Física de la Universidad de Boston. 

 

Gracias a un amigo suyo que estudiaba diseño, Roy se interesó en crear  arte pues, en sus palabras: 

Lo vi como otro tipo de resolución creativa de problemas, no es tan diferente a la física avanzada, pero tiene una meta totalmente diferente. 

 

Además ha afirmado que aun hoy en día, desde su punto de vista, la ciencia y el arte tiene relaciones cercanas. Así fue como se encaminó en el aprendizaje de la carpintería y logró crear estas estructuras que inevitablemente nos recuerdan la hipnotizante exactitud de los mecanismos de un reloj. Esto se debe a que Roy se basó en mecanismos similares a los de estos artilugios medidores de tiempo, pero admite que tienen la suficiente exactitud como para dividir el tiempo. 

 

Sin embargo, las fascinantes esculturas de Roy son perfectamente aptas para atraer nuestra atención al equilibrio natural que nos rodea, e inspirarnos para balancear nuestra mente y emociones de igual manera, pues es fácil pasar horas y horas en la contemplación de estas estructuras y su movimiento. Puede ser que esto se deba a que, según el escultor a cargo de su creación: 

Parte de aprender a hacer arte es aprender a ver en imágenes. 

 

 

 

 

 

 

 

Te podría interesar:

Ni Drake ni Kanye West: Mozart fue el músico que más álbumes vendió en 2016

Arte

Por: pijamasurf - 12/23/2016

Contra todo pronóstico, el genio de Salzburgo fue el artista con mejores ventas de este año

Conforme termina el año la data en torno a lo sucedido en este período comienza a fluir. Entre otros, una de las estadísticas más usuales es aquella que se refiere al número de álbumes que un músico vendió desde el momento en que éste se presentó al público. Y aunque lo común es encontrar los nombres de los “artistas” creados ex profeso por el sistema cultural dominante, este 2016 fue sorpresivo al respecto, pues el músico mejor posicionado en ventas fue nada menos que Wolfgang Amadeus Mozart.

De acuerdo con Billboard, este año el genio de Salzburgo derrotó a músicos tan populares en nuestra época como Drake o Kanye West.

Mozart derrotó en ventas a estas estrellas del hip hop gracias a una colección lanzada por las disqueras especializadas en música clásica Decca y Deutsche Grammophon, en colaboración con la Fundación Mozarteum Salzburg, con motivo del 225º aniversario de la muerte de Mozart, que se conmemoró este año. Mozart 225 se presentó en agosto como el box set “más autorizado, completo y erudito dedicado a la obra de un solo compositor”.

El trabajo tomó 18 meses de curaduría y planeación y reúne todas las composiciones conocidas de Mozart, en un total de 200 discos compactos y 240 horas de música, interpretadas a su vez por 600 solistas y 60 orquestas. Hasta ahora se han vendido 1.25 millones de discos, aunque como colección completa se han registrado únicamente 6 mil 250 box sets.

Y si bien esta noticia puede ser tomada como alegría, también cabría comparar este dato con estadísticas de otras formas contemporáneas de escuchar música, particularmente en servicios de streaming como Spotify, en donde, por ejemplo, la canción “Drizzy” de Drake se reprodujo en 2016 más de 4.7 mil millones de veces.

 

También en Pijama Surf: Has escuchado la “Marcha turca” de Mozart cientos de veces, pero nunca como en esta interpretación (VIDEO)