*

X

¿Sabías qué las mujeres se distraen más después de fumar marihuana?

Salud

Por: pijamasurf - 12/19/2016

Al parecer, las consecuencias negativas a nivel cognitiva por uso frecuente de cannabis son mayores en mujeres que en hombres.

El consumo habitual de cannabis arroja un amplio espectro de consecuencias, algunas buenas otras no tanto. Lo anterior está documentado en incontables estudios que se utilizan para argumentar a favor o en contra del uso de esta planta. Sin embargo, un estudio reciente, publicado en Experimental and Clinical Psychopharmacology, sugiere que los efectos a mediano plazo de este hábito varían entre hombres y mujeres. 

De acuerdo con esta investigación realizada en Australia, el uso frecuente de marihuana causa entre las mujeres un mayor desorden en la capacidad de atención que la que también se registra entre hombres. Es decir, las consumidoras tienden a experimentar mayor dificultad en discernir información irrelevante de la relevante, provista por el entorno, y por lo tanto muestran un deficit de atención mucho mayor. 

En palabras de Lucy Arbertella, de la Universidad de New South Wales, y quien encabezó el estudio, lo que ocurre es:

Detectamos que las mujeres que utilizan cannabis con frecuencia denotaron un deficit significativo de inhibición de la atención, esto en comparación con hombres también consumidores frecuentes o con usuarios de ambos sexos menos habituales. 

Al parecer el cerebro femenino es más sensible a los efectos neurológicos de la marihuana, algo que quizá debieran tomar en cuenta antes de sumergirse en el mantra del thc, ya que si bien esta planta arroja múltiples bondades, lo cierto es que también puede jugarnos, al menos a nivel cognitiva, en contra. A fin de cuentas se trata, como cada decisión de la vida, de ponerlo en la balanza.  

 

Consumo de alcohol disminuye en lugares donde se legaliza la marihuana (y la salud pública se beneficia)

Salud

Por: pijamasurf - 12/19/2016

En materia de salud pública, un punto a favor de la legalización es la disminución del consumo de alcohol (con todos los beneficios que ello implica)

Los argumentos a favor de la legalización de la marihuana son incontables. No porque la marihuana sea una panacea, pero el sentido común, las estadísticas y la trágica historia de la "guerra contra las drogas" provocan este florecimiento explosivo de razones sociales, económicas, culturales y, también, en materia de salud pública. 

En cuanto a este último rubro, la salud pública (lo cual, por cierto, era uno de los principales pretextos que justificaban la prohibición de la marihuana), se ha comprobado que en las entidades de Estados Unidos que han legalizado el consumo de cannabis se han prescrito significativamente menos fármacos a pacientes (desde antidepresivos hasta analgésicos), además de que se ha registrado una disminución importante en el consumo de alcohol (esa sustancia socialmente celebrada, respaldada por una industria multimillonaria y asociada a una cantidad masiva de crímenes y accidentes). 

Gracias a un estudio reciente se constató que, en aquellos estados donde el consumo recreativo de marihuana es permitido (Oregon, Colorado y Washington), los índices de consumo de cerveza bajaron entre 3 y 6%. Y si consideramos que California pronto se integrará a ese grupo podemos suponer que la industria del alcohol recibirá un duro golpe pero, sobre todo, que esto podría impactar de manera positiva en los índices de salud pública y reducción de crímenes y accidentes.