*

X

Rusia intervino en la elección para que ganara Trump, según reporte de la CIA

Política

Por: Pijamasurf - 12/10/2016

Según la CIA, WikiLeaks recibió emails de Hillary Clinton de parte de agentes rusos

El Kremlin habría intervenido de manera significativa en las elecciones presidenciales, según un reporte de la CIA. La agencia de inteligencia estadounidense determinó que operativos rusos ayudaron al triunfo de Donald Trump hackeando y filtrando emails de Hillary Clinton.

Agentes rusos habrían entregado a WikiLeaks miles de correos electrónicos obtenidos del Comité Demócrata Nacional. La información en cuestión sugería que el Partido Demócrata se había unido para impedir la nominación de Bernie Sanders y que Hillary Clinton era favorecida por los medios y tenía acuerdos con el poder financiero, información que resultó muy útil para Trump, quien se promovió como en radical oposición al statu quo político y financiero.

La información de la CIA apunta a que los agentes rusos tuvieron también acceso a correos del Partido Republicano pero eligieron no filtrarlos. 

El equipo de Donald Trump reaccionó poniendo en duda esta información, señalando que la CIA fue la fuente que hizo creer a los estadounidenses que Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva. 

Mientras que algunos analistas señalan que Vladimir Putin se beneficiará de tener en Trump a un aliado, otros creen que la CIA está manipulando la información. El ex embajador británico en Uzbekistán, Craig Murray, dijo a The Guardian que se trata de un invento de la CIA, que no fue un hack sino que la filtración es interna. Antes Assange había negado el involucramiento de Rusia en el caso.

De comprobarse la conclusión a la que ha llegado la CIA, se resaltaría el poder que en los últimos años ha alcanzado Putin y su vanguardista equipo de propaganda. Putin ha intervenido en diversas elecciones en Europa, ha bombardeado impunemente Siria (se dice que Aleppo es el nuevo Guernica) y ha establecido un método de desestabilización política, una especie de guerra asimétrica que utiliza teorías de conspiración, propaganda y demás estratagemas tales que el documentalista Adam Curtis mantiene que Putin es el abanderado de la era de la posverdad.

Te podría interesar:

Ve cómo Michael Moore pronosticó el triunfo de Trump hace unos meses atinando en los estados que se probarían definitivos

Política

Por: Pijamasurf - 12/10/2016

El documentalista Michael Moore lo vio venir, con una inusitada claridad

Pocas encuestadores y analistas pronosticaron el triunfo de Donald Trump. Parece que todos vivimos ya en nuestra burbuja y vemos sólo lo que de antemano creemos. 

Sin embargo, existen excepciones y una de ellas es Michael Moore, quien en julio en un programa de TV con Bill Maher detectó exactamente lo que estaba pasando, hasta el punto de señalar que Trump podría ganar los estados de Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Ohio, los cuales a la postre están probando ser definitivos junto con Florida.

Moore categóricamente señala que él cree que Trump iba a ganar. "Será la estrategia del BREXIT, la parte central de Inglaterra [en Estados Unidos son] Michigan, Wisconsin, Pensilvania y Ohio. Todo lo que tiene que hacer es ganar estos estados... Mitt Romney perdió por 64 votos y estos estados otorgan 64 votos". Moore añade que él vive en Michigan y escuchó cómo Trump encendió a las multitudes diciendo exactamente lo que querían oír con un discurso nacionalista polarizador. 

Pocos creían que era posible que ganara Trump, no notando que las encuestas en recientes elecciones (como en el caso del BREXIT) no han sido muy precisas y en este caso existía una gran posibilidad de que hubieran votantes de clóset a favor de Trump, que habían sido enardecidos, alimentando el enojo que ya cargaban. Trump hábilmente utilizó el discurso antisistema, anticlase política, como señala Adam Curtis, lo mismo usando una retórica de Occupy Wall Street que una retórica fascista. Supo capitalizar lo emocional, en detrimento de lo racional y lo ético. A diferencia de Hillary, Trump logró conectar emocionalmente con la gente común y corriente, aunque esto fuera a través de emociones negativas. Más aún que un voto de miedo, fue el voto del enojo (el enojo en contra de Washington y las élites y el enojo y la animadversión que existe todavía entre razas en Estados Unidos; algunos incluso hablan de un voto de venganza en contra de un presidente negro). El triunfo de esta emoción no presagia un futuro muy amable que digamos. Sobre todo para las minorías y para la economía global, que ya está sintiendo una picada (en especial, el peso mexicano está por sufrir una caída histórica).

Por otro lado, Trump entendió mejor también la ecología mediática en la que vivimos, en la que ser el villano y tener comportamientos extremos en redes sociales genera más seguidores y no menos. O, como dice un analista político, el villano de un reality show es la estrella del programa. 

Otro analista que comprendió lo que estaba pasando fue Douglas Rushkoff; recomendamos que visites el sitio que ha montado este importante teórico de medios sobre el nuevo nacionalismo y la ecología mediática que hizo posible el triunfo de Trump.