*

X
Una fina selección de tracks tempranos del maestro Dylan, la mayoría poco conocidos y que pueden ser inmejorable compañía para recorrer los caminos

La música temprana de Bob Dylan sabe a tierra de camino. A fin de cuentas su cause creativo nació ahí, en las aventuras carreteras y la libre sucesión de paisajes, en el nomadismo irreverente al cual todos nos hemos sentido alguna vez atraídos y que, con un poco de suerte, seguiremos experimentando ese llamado de vez en cuando –idealmente de forma periódica e inesperada.

Dylan saturó una vez más la prensa y las redes sociales con su reconocimiento Nobel. Pero lo cierto es que previo a esta distinción, Robert Allen Zimmerman recorrió ya miles, de hecho creo que millones, de millas. Su camino comenzó en Duluth, Minnesota, allá en 1941, y hoy es un navegante curtido como pocos, hecho en el trayecto, templado hasta lo incomprensible.

Quizá esta intimidad entre Dylan y el acto de andar, ese espíritu polizonte que irremediablemente transmite su obra, explica por que su música es un compañero inmejorable al momento de agarrar camino.

La playlist que a continuación compartimos, y que tiene una duración de 62 minutos, fue creada considerando tracks particularmente camineros, por eso la mayoría de éstos corresponden a su primera etapa, mucho más rural y entierrada; el segundo criterio fue procurar piezas que no se encuentran, con un par de excepciones, entre las más conocidas y celebradas. En pocas palabras se trata de una pequeña pero sentida porción de la cartografía “dyleana”.

 

1. “Man of Constant Sorrow” / Bob Dylan (1962)

Composición original del fino fiddler de Kentuky, Dick Burnette, quien la creó en 1913 bajo el título de “Farewell Song”. Esta canción fue elegida por Dylan para interpretarla durante su primera aparición en TV.

 

2. “Girl from the North Country” / The Freewheelin' Bob Dylan (1963)

Incluida en el segundo álbum de Dylan. En 1969 se grabó una versión memorable de esta pieza entre Dylan y Johnny Cash.

 

3. "Talkin' World War III Blues" / The Freewheelin' Bob Dylan (1963)

Influenciada por el subgénero talking blues creado por Woody Guthrie, fue una composición completamente espontánea de la cual se grabaron cuatro versiones previas la definitiva que se incluiría en el disco.

 

4. “Gospel Plow” / Bob Dylan (1962)

Una canción que es parte de la tradición musical folk de Estados Unidos y que Dylan covereó, con mucha actitud, en su primer álbum.

 

5. "When I Got Troubles" / No direction Home - The Bootleg Series Vol. 7 (2005)

En realidad fue compuesta en 1959, pero no fue hasta casi cincuenta años después que se incluyó en uno de los bootlegs. Una oda a la ligereza del existencialismo semi-rural. 

 

6. "Fixin' to Die" / Bob Dylan (1962)

Compuesta por Bukka White, esta pieza es una enérgica representante del delta blues, subgénero que se originó a orillas del delta de Mississippi.

 

7. "Gates of Eden" / Bringing It All Back Home (1965)

Destaca por su fina lírica, interpretada por Dylan, solo, con su guitarra y armónica.

 

8. “I Shall be Free” /  The Freewheelin' Bob Dylan (1963)

Canción polémica pues es una especie de remake de "We Shall Be Free" de Lead Belly, no fue especialmente celebrada por la crítica –aunque Dylan la eligió para cerrar su segundo álbum.

 

9. "Visions of Johanna" / Blonde on Blonde (1966)

Apreciado por su letra, este gran track ha sido covereado por múltiples músicos, entre ellos Greatful Dead.

 

10. “Baby let me Follow you Down” / Bob Dylan (1962)

Otro clásico de la tradición folk retomado por Dylan para incluir en su álbum debut.

 

11. "My Back Pages" / Another Side of Bob Dylan (1964)

Un encuentro con esa premisa que advierte: “el futuro no es lo que solía ser”, aquí Dylan comparte un poco de nostalgia con sabor a reinvención.

 

12. “Sad-Eyed Lady of the Lowlands” / Blonde on Blonde (1966)

Compuesta para la primera esposa de Dylan, Sara, es uno de los tracks más bonitos que ha creado el bardo de Minnesota.

 

13. "Lay Lady Lay" / Nashville Skyline (1969)

Se trata de un track sutilmente arrobador, en el cual escuchamos a un Dylan más claro, menos rural.

 

14. "Tangled Up in Blue" / Blood on the Tracks (1975)

Este track, con el cual cierra la playlist, quizá por su frescura redentora, rompe con dos de las inercias que caracterizan al resto de la selección: fue compuesto casi 15 años después del debut de Dylan, es decir corresponde a una etapa completamente distinta, y también es, tal vez junto con “Visions of Johanna”, la pieza más popular de las incluidas. 

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

 

 

 

Las 5 teorías de conspiración más increíbles (y disparatadas) de la música

Arte

Por: Kin Navarro - 11/24/2016

Estas disparatadas teorías podrían cambiar por completo la forma en que percibes a tus músicos favoritos

La necesidad de algunos de explicar y comprender sucesos trágicos no tiene límites. Es tal el ímpetu que sienten por poner orden al mundo, de proyectar siempre un sentido o un significado a hechos que simple y sencillamente podrían no tenerlos, que resulta más sencillo idear grupos secretos con poder infinito manipulando todo y a todos; cualquier teoría disparatada con tal de no afrontar los hechos en su simple y llana aleatoriedad.

Gracias a la velocidad a la que puede correr la información en Internet, muchas teorías de conspiración políticas o galácticas han ganado cierta popularidad entre los ingenuos cuya suspicacia alcanza apenas para sospechar que el orden verdadero del mundo se explica gracias a la voluntad de miembros reptilianos de algún club masón secreto.

El mundo de la música no es inmune a esta clase de pensamiento; abundan las teorías en las que estrellas internacionales de diferentes géneros musicales resultan envueltas en sofisticadas tramas que buscan engañar al público. Aquí algunas de ellas:

 

Los Beatles nunca existieron

Muchos hemos escuchado de aquella teoría sobre la muerte de Paul McCartney y de cómo fue reemplazado por un policía canadiense muy similar a él llamado Billy Shears, incluso varios afirman que hay pistas indiscutibles en portadas, fotografías y varias canciones del cuarteto.

Pero nada como la aún más grande y paranoica teoría de que el grupo en realidad nunca existió. No al menos como nos lo presentaron. Para los creadores de esta teoría resulta claro, luego de medir diferencias entre sus estaturas, tamaño de orejas, dientes y cejas, que en realidad se trata de una serie de actores contratados para mantener una boy band creada con el fin de transformarse en el grupo más popular del mundo. Vaya, tuvieron éxito y nos engañaron, malditos.

 

Avril Lavigne está muerta

Al menos la verdadera Avril lo está. De acuerdo con este sitio brasileño, la verdadera Avril pasó muchas dificultades luego de alcanzar la fama por el lanzamiento de su primer disco. Poco después su abuelo murió y la presión para comenzar a trabajar en su nuevo material fue demasiado para ella así que, en un arranque depresivo, decidió quitarse la vida.

Afortunada o desafortunadamente para su familia y la compañía de discos, Avril contrató 2 años antes a Melissa Vandella, una chica muy parecida a ella, para despistar a los paparazzi que la acosaban. Luego de descubrir la muerte de la joven estrella, decidieron guardar silencio y lanzar en su lugar (Verdadera Avril R.I.P.) a Melissa (Falsa Avril).

Después de algunos años el creador del blog desmintió esto explicando que se trataba de un experimento para demostrar la credulidad de la gente sobre lo que se dice en Internet. (Lo cierto es que sus ondas cerebrales fueron manipuladas a distancia por la compañía para mantener el negocio, guiño-guiño).

 

Kurt Cobain escribió los hits de su asesina

El amor tenía preparada una macabra sorpresa para el joven matrimonio rockero. Aquel año, luego de una ardua preparación el grupo de Courtney Love, Hole, estaba listo para sacar su segundo --y el que sería más exitoso-- álbum: Live Trough This. Es precisamente por la gran recepción que tuvo entre el público que muchos sospechan que la composición de las canciones no es de Courtney Love ni Eric Erlandson, guitarrista de Hole, sino del mismísimo Cobain.

El disco fue lanzado tan sólo algunos días después de que se halló a Kurt Cobain muerto en su casa de Seattle. Este detalle le valió a Love encabezar la lista de sospechosos del que, aseguran muchos, fue en realidad un asesinato. Según esta teoría, Kurt no fue quien disparó. El testimonio de Tom Grant, el detective privado que Love contrató para encontrar a Kurt luego de que éste abandonó un centro de rehabilitación, ha sido crucial para mantener viva la desconfianza hacia ella. Durante la autopsia se encontró tres veces la cantidad letal de heroína en su sangre y ninguna huella digital de Cobain. ¿Cómo jaló el gatillo tan drogado? Los escépticos afirman que ya tenía algo de práctica.

 

John Lennon fue asesinado por Stephen King (y la CIA)

Luego de una exitosa carrera como actor, la persona conocida como “John Lennon” fue asesinada por Mark David Chapman. Su pareja, quiza una de las mujeres más detestadas del planeta, Yoko Ono, declaró al día siguiente que “no habría funeral para John”. Poco después las teorías de conspiración comenzaron a florecer.

Entre las versiones favoritas del por qué se habla mucho del papel que Lennon tuvo en los movimientos pacifistas de los 70 y las fricciones que tuvo con Nixon, de ahí que éste haya encargado a la CIA eliminar al incómodo huésped (otros aseguran que fue por decir que el LSD fue inventado por la CIA). Por supuesto, la mejor forma que encontraron para entrenar a su asesino fue hacerle leer Catcher In The Rye, novela de J. D. Salinger, pues en realidad se trata de un libro diseñado para activar a los asesinos seriales latentes.

 

En todo caso, Chapman sólo era un señuelo, de acuerdo con estas teorías. La mente maestra detrás de sus movimientos era el escritor oriundo de Maine, Stephen King. Steve Ligthfoot, autor de esta revolucionaria teoría, logró descifrar un código secreto de comunicación gubernamental a través de revistas y periódicos que apuntan hacia Nixon, Reagan y King. En la foto anterior se muestra claramente que el que aparece al fondo lejos de ser Chapman es, redoble de tambores, Stephen King.

 

 

Bob Marley fue asesinado por la CIA

La figura internacional más emblemática del reggae también hizo enojar a la inteligencia estadounidense. Su música bailable, amigable y pacifista ofendió mucho a varios agentes, pues veían en él un obstáculo para su plan de desestabilización de la izquierda en Jamaica durante los 70. Al parecer se oponía activamente a ellos. Según se dice, los rifles de asalto fallaron varias veces, así que tuvieron que ser un poco más creativos.

El documentalista Carl Colby, hijo del director de la CIA en ese entonces, William Colby, logró pasar la seguridad del cantante y localizar el lugar donde se quedaba su grupo para regalarle un par de botas. Un gesto inofensivo hasta que descubres que adecuaron un alambre envenenado dentro; una vez que Bob se las probó, estaba acabado. El veneno era especial y le provocó el famoso cáncer en el pie, el que todos alegan que fue el verdadero asesino. Con sólo 36 años y luego de rehusarse a amputar su pierna con un tumor que terminó por hacer metástasis, Marley murió, legándonos algunos de los reggaes más memorables de la historia.

Ten cuidado; en cualquier momento, en cualquier lugar, tú podrías ser el siguiente (que se invente una de estas teorías para llamar la atención).