*

X
Dormir a la mitad del día puede llevarte más lejos de lo que pensabas.

Encontrar un momento a mitad del día para apartarse del ajetreo y dormir un rato puede parecer la pesadilla de cualquier workaholico o de un jefe obsesionado con la productividad pero, contrario a lo que se podría esperar, las siestas nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento durante el día.

Un estudio de la Universidad de Düsseldorf muestra que una pequeña siesta puede mejorar los procesos de memoria y un estudio más de la NASA concluyó que los efectos de las siestas en pilotos de aviones optimizaban su desempeño físico y psicológico durante los vuelos y mejoraban su estado de ánimo.

De hecho, las siestas son muy importantes para los pilotos que realizan viajes largos pues mientras el piloto duerme, el copiloto dirige el vuelo esperando a que el primero descance y regrese completamente recargado.

Se sabe que las siestas también pueden potenciar el desempeño de los deportistas si se combinan con el entrenamiento y la alimentación adecuadas. Por algún tiempo el gurú del sueño, Nick Littlehales, utilizó esta opción para sustentar su participación dentro del club Manchester United. Adecuó una habitación para que los jugadores se tomaran siestas de media hora que, en definitiva, terminaron por ayudarles enormemente.

Una siesta puede suceder en cualquier lugar. Sólo basta encontrar el rincón adecuado para recostar la cabeza, ponerse cómodo y cerrar los ojos. Un ambiente agradable que nos permita relajarnos y dejar que todo el estrés se diluya en el mundo de los sueños. Se recomienda tomar al menos una siesta diaria de 20 minutos para gozar de sus varios beneficios.

Por qué elegir conscientemente una sola de tus prendas es una transformación individual y colectiva

Buena Vida

Por: pijamasurf - 11/22/2016

La moda es un vehículo de expresión, creatividad, individualidad y un reflejo de los tiempos. Hay muy buenas razones para elegir conscientemente lo que nos ponemos

La moda es considerada como algo superficial por algunos, por otros un vehículo de expresión de la individualidad. Si echamos un vistazo a la historia parece que hay un poco de verdad en ambas cosas. Es decir, por algunos la moda ha sido utilizada como un distintivo ostentoso, un ejemplo de esto es la etapa histórica de la moda aristocrática desde el siglo XIV al XIX, durante la cual el embellecimiento personal iba de la mano con la distinción entre las clases sociales, quizá algunos de los prejuicios sobre la banalidad de la moda estén relacionados con esta etapa de la historia, durante la cual diversos miembros de la realeza demostraron no tener miramientos al apretarle el cinturón al pueblo con tal de mantener un estilo de vida extravagante. 

Pero posteriormente a esta etapa histórica y de la mano con las transformaciones sociales que tuvieron lugar durante el siglo XIX y las primeras décadas del XX, la moda se volvió una forma de expresar la unicidad de la personalidad individual. De tal manera que el ethos de la moda se transformó para dar lugar a nuevas reglas del juego, en las que “reflejar lo que se es” resulta prioritario. Así que aún hoy en día podemos ver cómo las aspiraciones, sueños, obsesiones y actitudes culturales de la sociedad se ven reflejadas en las tendencias de la moda, que es a su vez un reflejo de la constante transformación de nuestras ideas y su impacto en nuestra vida. Desde este punto de vida, ciertamente la moda, lejos de ser superficial, resulta fascinante. 

De tal forma que si hablamos de que la moda es un vehículo de expresión, creatividad, individualidad y un reflejo de los tiempos, lo que más sentido tiene es buscar las tendencias con las que sentimos mayor afinidad. Las prendas fruto del esfuerzo del talento local pueden ser una excelente forma de empezar, y con la intención de que los mexicanos conozcamos el trabajo de nuestros diseñadores, Juanchi Torre Hütt creó la plataforma Compra Moda Nacional. En esta entrevista Juanchi nos habló sobre cómo elegir utilizar una sola prenda mexicana puede tener un impacto y de las tendencias como reflejo de la originalidad individual.