*

X

6 sutiles señales para detectar a un psicópata

Salud

Por: pijamasurf - 11/16/2016

Conocemos las cualidades más obvias de un psicópata, como el narcisismo, pero existen patrones más sutiles que podrían evidenciarlos

Quizá el rasgo más notable de una psicópata es su carencia de empatía. Esto como consecuencia de un narcisismo elevadísimo que no permite que “la otredad” importe más allá de los intereses personales.

En un sistema que propicia el narcisismo (ahí está la obsesiva autopromoción en las redes sociales), el egoísmo (promovido por el individualismo y el consumo), etc., quizá todos tengamos algo de psicópatas. Sin embargo, los niveles de psicopatía son los que harían la diferencia.

Hemos hablado anteriormente sobre las señales de que tu colega podría ser un psicópata, de las 20 claves para detectar a un psicópata, etc. Y aunque hay aspectos muy reveladores como la manipulación, obsesividad y narcisismo exacerbado, entre otros, algunos estudios coinciden en que aspectos menos obvios, más sutiles, podrían revelar también la psicopatía de alguien.

Según una recopilación de The Independent, las siguientes propensiones podrían delatar la personalidad de un psicópata:

 

Si eres un CEO, abogado, periodista, cirujano o chef

De acuerdo con una evaluación liderada por Kevin Dutton de la Great British Psychopath Survey existen profesiones que son más propensas a albergar psicópatas, como las antes mencionadas. Asimismo, el mundo financiero podría estar lleno de ellos.

 

Si siempre buscas “salirte con la tuya” sin importar las consecuencias

Esta cualidad puede ser benéfica sólo en cierta medida, para los negocios por ejemplo. Sin embargo, en su grado exacerbado es la misma que impulsa a un criminal.

 

Si te levantas muy tarde (y te duermes muy tarde)

Los espíritus nocturnos suelen estar asociados a personalidades maquiavélicas, narcisistas y psicópatas, según un análisis encabezado por el doctor Peter K. Jonason.

 

Si no bostezas cuando ves bostezar a alguien

Uno de los signos evolutivos más usuales es la respuesta a bostezar cuando se ha visto a alguien haciéndolo; se trata de una manifestación empática. Un estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences apunta a que las personas con tendencias psicópatas son menos propensas a bostezar cuando ven a alguien más hacerlo.

 

Si tienes poco autocontrol y eres fanático de las recompensas

Una de las características de un psicópata es la obsesividad, por ello pierden el control fácilmente, y también por ello son adictos a la sensación de recompensa.

 

Si te gusta demasiado el café

Existe una tendencia a la preferencia de ciertos sabores por parte de las personas psicópatas. Un experimento que incluyó a 500 personas concluyó que aquellas con personalidad más narcisista y agresiva son más propicias al gusto por los sabores amargos, entre ellos el café.

Te podría interesar:

5 métodos probados para lidiar con personas narcisistas, manipuladoras y tóxicas

Salud

Por: pijamasurf - 11/16/2016

Una sencilla guía con fundamento psicológico para no caer en el juego de una persona psicópata

En nuestra vida seguramente todos hemos convivido con personas que parecieran siempre estar a la caza de algo, que viven todo casi con el único objetivo de ganar algo para sí, que mienten y manipulan sin remordimiento ni consideración y, por último, con las cuales es agotador estar, pues siempre necesitan algo: que se les sirva, que se les rescate, que se les solucione la vida, etcétera.

Si esto te suena conocido y, como muchos también, alguna vez has caído sin darte cuenta en esa dinámica, quizá te sirva conocer estas cinco formas para poder romperla y salir del juego de esas personas. Como quizá también sepas, continuar en esa lógica sólo atrae problemas y malestar, por lo cual aconsejamos no favorecerla.

Cabe mencionar que estas no son estrategias improvisadas. Por el contrario: su sustento se encuentra en varios estudios psicológicos respecto de este perfil de personalidad, entre otros, los que ha realizado la psicóloga de la Universidad de Harvard Martha Stout, muchas de cuyas conclusiones se encuentran en el libro The Sociopath Next Door: The Ruthless Versus The Rest Of Us.

 

1) No lo hagas

El primer método es bastante sencillo: di no a la demanda de una persona así. Como dijimos, usualmente este tipo de personas son hábiles para manipular e imponerse sobre todo, con lo cual consiguen lo que quieren, pero cada uno de nosotros sabe siempre qué sí quiere hacer y qué no. Si no quieres hacerlo, simplemente no lo hagas. No entres en su juego, no des lugar a sus peticiones, no intentes entender a esa persona, ni salvarla, ni nada. No, simplemente.

 

2) Acepta que no puedes cambiar a las personas

No todas las personas son como esperas o crees que son. Y aunque llegar a este razonamiento no es sencillo (por obvio que parezca) entenderlo así te ahorrará muchos contratiempos, traspiés y otros incidentes en tus relaciones cotidianas. Deja a un lado tu propio ego y evita intentar cambiar a otra persona.

 

3) Pondera más las acciones y menos las palabras de una persona

Al final son nuestros actos aquello que mejor expresa lo que somos. Con las palabras podemos decir, prometer, jurar, también mentir y engañar, pero no con nuestros actos. Y en el caso de estas personas, usualmente hay una disociación entre ambos.

 

4) Apóyate en tu propia reputación y en tus relaciones

A veces enfrentar una persona narcisista y manipuladora puede parecer arduo, especialmente porque parte de su modus operandi es aislar a la víctima de otras relaciones que ha construido. Pero aunque esto suceda, ten en cuenta que dicho aislamiento no es real, sino una ilusión en la que el psicópata te ha hecho caer. No estás solo, ni sola. A lo largo de tu vida has construido una reputación como persona que está sostenida por vínculos afectuosos y significativos reales.

 

5) Plantea escenarios de ganar-ganar

Esta última estrategia es quizá también la que más creatividad requiere. Ante una petición de un psicópata, siempre que sea posible intenta “darle la vuelta”, subvertirla de modo tal que no sea él o ella la única persona en obtener lo que busca. Piénsalo como una negociación en donde tú también necesitas ganar algo, si no, no procede.

¿Qué te parece? ¿Agregarías otro que tú has utilizado? No dejes de compartirnos tu opinión en la sección de comentarios de esta nota.

 

También en Pijama Surf: 6 señales de que estás discutiendo (inútilmente) con un psicópata