*

X

Una orgía de letras: cuerpos desnudos como tipografía (FOTOS)

Arte

Por: Pijamasurf - 10/14/2016

Con estas letras a uno le dan ganas de escribir obras maestras donde la forma sea el contenido

El cuerpo es en cierta forma un alfabeto y el universo mismo está hecho de signos. Esta tipografía es una forma de celebrar tanto esta visión de que el lenguaje crea realidades como también que el cuerpo está atravesado de lenguaje. Pero más que todo este discurso cabalístico-semiótico, qué diversión haber estado ahí para crear letras y quizás sílabas con los cuerpos desnudos, una orgía lingüística.

Las imágenes aquí presentadas (vía Dangerous Minds) fueron creadas por un grupo de artistas holandeses en 1971: Ed van der Elsken, Anna Beeke, Pieter Brattinga, Anthony Beeke, y Geert Kooiman para capturar lo que creían era una nueva libertad sexual que estaba en su apogeo. Así construyeron todo un alfabeto hecho con cuerpos de mujeres desnudas como una obra de arte avant garde. Según los autores, el alfabeto era una protesta contra los "deshumanizadores, indescifrables y mecanicistas alfabetos". Al parecer, los artistas holandeses tenían una cierta dosis de humor además de tener acceso a un buen grupo de modelos o voluntarias que hacen que las letras sean elegantes y que den ganas de escribir con ellas.

Anecdóticamente, el font de las letras es "Baskerville Old Face".

 

 

 

 

Este análisis en video el cine de Tarkovsky es una deliciosa clase de poesía visual

Arte

Por: Pijamasurf - 10/14/2016

Un excelente video para aquellos que quieren enamorarse de Tarkovsky o quieren entender su proceso artístico

El cineasta ruso Andrei Tarkovsky es considerado uno de los más grandes directores de la historia del cine (el más grande para Bergman), especialmente vinculado con una concepción poética del tiempo. O, como dice este excelente análisis de su cinematografía, cuando pensamos en en el cine puro, pensamos en Tarkovsky.

Hijo de un gran poeta, Tarkovsky tempranamente se dio a la tarea de encontrar su propio lenguaje, uno que fuera capaz de expresar su propia sensibilidad del paso del tiempo. El video lo describe como "etéreo, hipnótico, embrujante... un maestro de las atmósferas, un cine que no necesita de las palabras, imágenes no verbales de emociones. Tarkovsky había dicho: "un poeta es aquel que usa una sola imagen para expresar un mensaje universal". 

En el desarrollo de su propio lenguaje visual (Tarkovsky era poeta y también fotógrafo) se manifestó una clara preocupación por la composición, que, según este video, tiene que ver con una textura propia que logra atrapar al espectador, textura basada en los cuatro elementos: las ascuas del fuego, las ondulaciones del agua, la perpetua lluvia que incluso cae adentro de una habitación, motas de polvo, paredes de musgo, arrugas de la cara en el crepúsculo,  la luz cabrilleando en el agua, espejos superpuestos por la memoria, así desdoblando una dinámica arraigada a los flujos de transformación de la naturaleza, lo cual eleva inconscientemente la emotividad.

Como si fuera un alquimista que en un laboratorio se sirve de las correspondencias entre los metales y las energías del cosmos, Tarkovsky utiliza los elementos que tienen una correspondencia con ciertas emociones: el fuego, el agua, la tierra y el viento aparecen siempre como resonancias de las emociones internas o amplificaciones de ciertos sentimientos.  

Dice Channel Criswell en el video que ningún cineasta empleó de manera tan magistral el silencio, un silencio que en toda su enormidad es lo mismo la anticipación del infinito que de la angustia. 

Nos dice la voz del video que Tarkovksy no creaba símbolos arcanos de significado único, sino que dejaba abiertas las interpretaciones para que la audiencia hiciera su propio viaje de significado, viviera por sí misma la revelación del significado, a veces incluso a través de la ambigüedad y siempre siguiendo el instinto y no la lógica. "El pasado, el presente y el futuro, los sueños y la realidad se coagulan en una misma sustancia", cuya única razón de ser es el significado que tienen para la mente de los personajes. Y es que nuestra experiencia del tiempo en la mente, incluye la imaginación y la memoria y mezcla los sucesos con la fantasía, creando un crisol de eventos, experiencias, recuerdos y anhelos. 

Como todos los grandes artistas, Tarkovsky nos muestra el tiempo mismo, con toda su realidad multidimensional, con escenas a veces incluso más reales que las experiencias de nuestra vida cotidiana. El tiempo es su tema, la desnudez misma de la existencia, la cual se revela en mayor medida en la naturaleza, en la infancia, en la gente humilde, en la nostalgia, en los sueños, en los poemas y en los momentos de melancolía y ternura. Tiempo que no es sólo una cantidad o una abstracción sino que se revela como una cualidad de la existencia, "la presión del tiempo" que invade las imágenes. El cine de Tarkovsky hace transparente el contenido emocional de las experiencias a través de la belleza de las imágenes y se detiene a contemplar, como si fuera un minucioso joyero de la fenomenología, los detalles del tiempo, que son donde se encuentra lo verdaderamente significativo, lo mágico y hasta lo divino.  

Lee también: 1+1:1 La sincronicidad de Tarkovsky y Michelangelo Antonioni