*

X

Por qué elegir conscientemente una sola de tus prendas es una transformación individual y colectiva

Buena Vida

Por: pijamasurf - 10/14/2016

La moda es un vehículo de expresión, creatividad, individualidad y un reflejo de los tiempos. Hay muy buenas razones para elegir conscientemente lo que nos ponemos

La moda es considerada como algo superficial por algunos, por otros un vehículo de expresión de la individualidad. Si echamos un vistazo a la historia parece que hay un poco de verdad en ambas cosas. Es decir, por algunos la moda ha sido utilizada como un distintivo ostentoso, un ejemplo de esto es la etapa histórica de la moda aristocrática desde el siglo XIV al XIX, durante la cual el embellecimiento personal iba de la mano con la distinción entre las clases sociales, quizá algunos de los prejuicios sobre la banalidad de la moda estén relacionados con esta etapa de la historia, durante la cual diversos miembros de la realeza demostraron no tener miramientos al apretarle el cinturón al pueblo con tal de mantener un estilo de vida extravagante. 

Pero posteriormente a esta etapa histórica y de la mano con las transformaciones sociales que tuvieron lugar durante el siglo XIX y las primeras décadas del XX, la moda se volvió una forma de expresar la unicidad de la personalidad individual. De tal manera que el ethos de la moda se transformó para dar lugar a nuevas reglas del juego, en las que “reflejar lo que se es” resulta prioritario. Así que aún hoy en día podemos ver cómo las aspiraciones, sueños, obsesiones y actitudes culturales de la sociedad se ven reflejadas en las tendencias de la moda, que es a su vez un reflejo de la constante transformación de nuestras ideas y su impacto en nuestra vida. Desde este punto de vida, ciertamente la moda, lejos de ser superficial, resulta fascinante. 

De tal forma que si hablamos de que la moda es un vehículo de expresión, creatividad, individualidad y un reflejo de los tiempos, lo que más sentido tiene es buscar las tendencias con las que sentimos mayor afinidad. Las prendas fruto del esfuerzo del talento local pueden ser una excelente forma de empezar, y con la intención de que los mexicanos conozcamos el trabajo de nuestros diseñadores, Juanchi Torre Hütt creó la plataforma Compra Moda Nacional. En esta entrevista Juanchi nos habló sobre cómo elegir utilizar una sola prenda mexicana puede tener un impacto y de las tendencias como reflejo de la originalidad individual. 

Te podría interesar:

8 razones por las que los 30 son mejores que los 20 (explicadas con ilustraciones)

Buena Vida

Por: pIJamasurf - 10/14/2016

Los 20 son intensos y divertidos, los 30 son intensos y divertidos, pero tu perspectiva ya es más sólida y completa

En la época de tus 20, nadie lo negará, ocurren algunas de las más memorables experiencias de la vida. Esa mezcla entre ingenuidad, independencia y completa disposición a experimentar, garantiza una serie de aventuras que dejarán huellas indelebles en ti. Sin embargo, en la mayoría de las personas el proceso de consolidación de la identidad, así como varios ecos de la adolescencia, se siguen manifestando, lo cual provoca que todavía se frecuenten sentimientos desgarradores y un poco, o mucho, de confusión existencial. 

En los 30, en cambio, generalmente se mantiene esa energía vital, esa propensión a explorar y descubrir, sólo que ahora el vehículo es uno más sólido y la perspectiva general tiene mucho mayor claridad. Y este fenómeno fue notablemente resumido por el sitio lifehack a través de siete sencillas, pero certeras, ilustraciones. Así que si aún estás en tus 20 disfruta al máximo la etapa (todas las etapas son irrepetibles), pero si estás en los 30, entonces has consciente que es una gran década y aprovecha la madurez reunida en los últimos años para vivir con mayor plenitud. 

1. En los 20 tienes muchos grandes amigos, pero en los 30 ya sabes quiénes de estos son tus verdaderos amigos.


2. En los 30 ya sabes quién eres (o estás cerca de entenderlo) y generalmente te encanta

 

3. En los 30 ya tienes suficiente capacidad de discernimiento para ser más selectivo en cuanto a tus relaciones humanas. 

 

4. En los 20 gozas de mucha salud y, por lo general, la malgastas. En los 30 te cuidas y valoras tu salud. 

 

5. En los 20 el desapego parece imposible. En los 30 te das cuenta de que, después de todo, practicarlo es una delicia. 

 

6. En los 30 ya no exploras estilos, más bien cultivas el propio. 

 

7. A los 30 ya sabes lo que quieres, y te abocas a conseguirlo.