*

X
Mariposas coronan un caimán en el Amazonas mientras beben sus lágrimas para obtener nutrientes

Cuando se trata de poesía, estética o perfección, cuando se trata de belleza, nada se acerca a la naturaleza. El impecable guión que la rige, su súper sofisticada simplicidad y su esencia inabarcable –que guarda sorpresas aún para el más minucioso observador–, hacen de ésta un lenguaje literalmente divino, y las historias que se cuentan a través de él jamas dejarán, por fortuna, de sorprendernos.

La anterior reflexión viene de contemplar una imagen recién capturada por el fotógrafo Mark Cowan, durante una expedición al Amazonas para estudiar la explosiva diversidad de reptiles y anfibios que esta región presume. Se trata de una escena grandiosa e improbable: un caimán portando una corona de mariposas. Y si el momento rebasa la arquitectura de lo imaginario, la explicación es aún más hermosa. 

Al igual que ocurre con esa poética simbiosis protagonizada por tortugas y abejas (sobre la cual puedes leer aquí), en este caso resulta que las mariposas visitan con frecuencia a los caimanes para beber sus lágrimas, las cuales son ricas en minerales, especialmente en sodio. Así, las mariposas se abastecen de nutrientes vitales y aunque no está claro el beneficio que obtienen los caimanes, a juzgar por la atildada generosidad con que opera la naturaleza, seguramente que éstos se benefician de algún modo (además del sublime fashion que implica portar una corona de mariposas).      

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Fotógrafo captura los rostros de mujeres justo en el instante en que experimentan un orgasmo (VIDEO)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 09/17/2016

15 mujeres comparten a la cámara el momento justo en el que experimentan un orgasmo

Un peculiar e íntimo acercamiento a la mujer, o mejor dicho a su sexualidad, presenta la serie fotográfica de Albert Pocej. Básicamente se trata de los retratos de 15 mujeres justo en el instante en que experimentan un orgasmo. Y si bien ese momento en el que ellas experimentan el "máximo grado de placer físico" es el hilo conductor de la obra, los contextos y ambientes son los que contrastan: desde un salón de piano hasta una pradera de pasto, pasando por una mujer que fuma y otra que sostiene una carga de leña. 

Obviamente tiene algo de burdo el ejercicio, pues cae en lo fácilmente llamativo y apela a una curiosidad semimachista y primitiva –pero revestida de tabú– que aún genera la sexualidad femenina. Los orgasmos, por cierto, suelen ser un tema común, por lo llamativo, en la Red; y aunque se abordan desde distintas rutas, incluido el ajuar misticoide tipo "orgasmos tántricos" o cosas por el estilo, lo cierto es que no deja de tener algo de rudimentario. A fin de cuentas la sexualidad es un histórico y efectivo mercado, no sólo cuando la divisa de por medio es el dinero, también cuando se trata de atención. 

Dicho lo anterior, y tratando de dilucidar el lado interesante de esta serie, podríamos proponer el contraste gestual, o los distintos ánimos con los que las protagonistas reciben esa descarga como el ingrediente notable. A fin de cuentas nos sugiere que un estímulo universal, en este caso el orgasmo, se materializa o genera reacciones marcadamente distintas. 

This allowed the woman to pleasure herself without feeling self-conscious
 
Mr Pocej, who now lives in Monaco, initially managed to find 20 women who were willing to take part in the project
 
 
 
Mr Pocej said the project was a 'personal challenge' to capture the moment of female orgasm